El Economista - 70 años
Versión digital

dom 16 Jun

BUE 13°C

Para el FMI, Argentina crecerá 2,5% en 2017 y 2018

Además, proyectó una inflación promedio de 26,9% y 17,8% y una tasa de desempleo de 8,1% y 7,7%, para este año y el próximo respectivamente

10 octubre de 2017

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que Argentina crecerá 2,5% tanto este año como el próximo, mientras que proyectó una inflación promedio de 26,9% y 17,8% y una tasa de desempleo de 8,1% y 7,7%, para 2017 y 2018 respectivamente, de acuerdo con el informe anual del organismo multilateral difundido hoy, que elevó una décima el avance del PIB de este año respecto de la anterior previsión de fines de julio último.

En el informe, denominado en inglés World Economic Outlook (Panorama Económico Mundial), el FMI indicó que se estima que Argentina "se recuperará de la recesión del año pasado para anotar 2,5% en 2017 a partir del aumento de los salarios reales y su impulso sobre el consumo, el avance de la inversión apuntalado por las obras públicas de infraestructura y las exportaciones, favorecidas por una demanda externa más sólida".

El avance en la actividad en 2018 se basará en una demanda interna continua, que mejora en forma gradual y compensará un trasfondo de políticas macroeconómicas contractivas, como la tasa de interés necesaria para bajar la inflación y el comienzo de una consolidación fiscal.

"Argentina debería acelerar su consolidación fiscal en 2018 y, en cuanto a su política monetaria, necesita mantenerse contractiva por permanecer la inflación aún por encima de las metas del Banco Central", advirtió el FMI

"Con su economía saliendo de la recesión luego de un período de adaptación, Argentina debería acelerar su consolidación fiscal en 2018 y, en cuanto a su política monetaria, necesita mantenerse contractiva por permanecer la inflación aún por encima de las metas del Banco Central", destacó el reporte.

Respecto de la región, el Fondo revisó al alza dos décimas el crecimiento de América Latina y el Caribe para 2017 a 1,2% y mantuvo sus perspectivas para 2018, en 1,9% tras dos años de recesión en la región. México y Brasil, las dos principales economías de la región, ven mejoradas sus perspectivas de crecimiento respecto a las de hace tres meses.

En Chile, se prevé un crecimiento de 1,4% en 2017 en medio de la debilidad de la inversión fija privada, la producción minera y el consumo público, pero el FMI espera que se recupere a 2,5 % en 2018 gracias a una mayor confianza, precios del cobre más altos y los recortes de las tasas de interés de los últimos meses.

Estados Unidos, por su parte, mejoró sus previsiones a 2,2% en 2017 y 2,3% en 2018, una y dos décimas más, respectivamente, ante las "muy favorables" condiciones financieras y la "fuerte" confianza empresarial y de los consumidores

En cuanto a Colombia, el FMI proyecta un crecimiento de 1,7 % en 2017, seis décimas menos que lo calculado en julio, y 2,8% para 2018 en un marco de un mayor gasto en infraestructura, una reforma fiscal favorable a la inversión y el impulso de la confianza tras el acuerdo de paz con las FARC.

El ranking para el resto de la región incluye a Bolivia (4,2% en 2017 y 4% en 2018), Ecuador (0,2% y 0,6%), Paraguay (3,9% y 4%), Perú (2,7% y 3,8%), Uruguay (3,5% y 3,1%) y Venezuela (-12% y -6% en 2018)

Estados Unidos, por su parte, mejoró sus previsiones a 2,2% en 2017 y 2,3% en 2018, una y dos décimas más, respectivamente, ante las "muy favorables" condiciones financieras y la "fuerte" confianza empresarial y de los consumidores. No obstante, a mediano plazo el FMI apuntó que se espera que el crecimiento de Estados Unidos se modere y señaló la "significativa incertidumbre" en el país en torno a la reforma fiscal prometida por el presidente Trump.

Por otra parte, la previsión de China fue mejorada al estimar una expansión de 6,8% para este año, una décima más que lo calculado en julio, y de 6,5% en 2018, aunque esos resultados están condicionados a que "las autoridades mantengan una política económica expansionista para cumplir su objetivo de duplicar el PIB real entre 2010 y 2020".

Según el FMI, "la recuperación mundial continúa y de forma más acelerada; el panorama cambió mucho desde el año pasado, cuando la economía global se enfrentaba a un crecimiento vacilante y a mercados financieros turbulentos"

"Entre los mercados emergentes, la mayor demanda doméstica en China y la recuperación continua en esas economías clave cimentaron el crecimiento en la primera mitad del 2017", fundamentó el documento.

Entre las conclusiones generales, el FMI señaló que "la recuperación mundial continúa y de forma más acelerada; el panorama cambió mucho desde el año pasado, cuando la economía global se enfrentaba a un crecimiento vacilante y a mercados financieros turbulentos". "Se observa un repunte cíclico en aceleración que está impulsando la actividad de Europa, China, Japón y Estados Unidos, así como las economías emergentes de Asia", resaltó el informe.

En términos globales, el Fondo subrayó la consolidación de la mejora económica mundial con una suba de las previsiones de crecimiento a 3,6% este año y 3,7% el próximo, en ambos casos una décima más, gracias a países avanzados como Estados Unidos, los que integran la eurozona y Japón y también a los emergentes, como China, Brasil y Rusia.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés