El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 May

BUE 9°C

Para Ferreres, la industria cayó 6,4% en julio

25 agosto de 2016

La producción industrial cayó 6,4% en julio, en términos interanuales, según el informe del Indice de Producción Industrial (IPI) publicado ayer por la consultora Orlando Ferreres & Asociados. Este resultado para el mes pasado implica un acumulado negativo de 2% para los primeros siete meses del año.

El dato salió el mismo día en que el Indec publicó una caída de la actividad para el primer semestre de 1,3% y también el mismo día en el que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunciara en el Congreso que para la totalidad del 2016 se verificará una caída del PIB del 1%.

El informe de Ferreres sostiene: “En líneas generales, durante el primer mes del segundo semestre no se observan rasgos distintivos en la evolución sectorial, en donde los principales segmentos componentes del indicador continúan mostrando variaciones mensuales negativas (luego del ajuste por estacionalidad), las cuales se vieron compensadas por una dinámica extraordinaria en la industria química, y en especial en la agroquímica”.

Así, la química mostró en julio un crecimiento de 5,1% interanual, productos farmacéuticos uno de 1% y plásticos 0,4%, siendo los únicos con subas. Mientras que otros como maquinarias y equipos, alimentos, bebidas y tabaco y metales básicos tuvieron importantes caídas.

“Puntualmente, la brusca caída interanual del mes de julio está sumamente condicionada por la baja reportada en el sector de alimentos, que se vio influenciado por la inusual trayectoria del procesamiento de granos y la contracción en la demanda de bebidas. Estos valores se vieron reforzados por los retrocesos verificados en los segmentos de maquinaria y equipo y metales básicas, cuyas realidades se encuentran sujetas tanto a factores internos como externos”, explica el informe.

Las caídas

Metales básicos tuvo una baja de 14,7% interanual en julio, que en el acumulado de los primeros siete meses del año fue de 11,3%. Al respecto, el informe detalla: “La caída está influenciada por el descenso en la producción de hierro, acero y laminados calientes. Dichos sectores se encuentran operando con bajas tasas de capacidad instalada, donde casos específicos como el acero padecen una depresión en el consumo local y un exceso de oferta internacional producto de grandes excedentes en China”.

Maquinaria y equipo tuvo una contracción de 6,2% interanual y una acumulada interanual enero- julio de 5,2%. “La industria automotriz resalta como principal responsable de esta depresión, con mermas próximas al 15% anual a raíz del descenso en las exportaciones afectadas por la recesión en Brasil”, explica Ferreres.

Alimentos, bebidas y tabaco tuvo una baja de 11,9% interanual en julio y una acumulada positiva de 1,4% en base a un buen primer semestre. “La caída está influenciada por la dinámica recesiva del rubro alimentos, que muestra una caída del 13% a causa del mal desempeño del procesamiento de granos. Asimismo, en el sector bebidas se verificó una caída en la demanda del 16,2% que impactó fuertemente sobre esta rama de actividad”, dice el informe.

Ferreres concluye que “si bien es indudable que la industria cerrará el 2016 en terreno negativo, es probable que se vea una recuperación más tangible en el último cuarto del año”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés