No va a ser fácil el 2°semestre

Por las inconsistencias macroeconómicas.

11-05-2016
Compartir

El segundo semestre será más complicado de lo que se pensaba para la economía, con un BCRA tratando de contrarrestar a duras penas la persistencia de la inflación alta, advirtió un informe de FyE Consult. El reporte mencionó la continuación del fuerte aumento del gasto público en marzo y abril, las subas de tarifas de los servicios públicos, las pautas salariales acordadas y la devaluación acumulada como los motivos detrás de su escenario desfavorable.

El aparente límite político que está encontrando el BCRA para mantener una postura monetaria contractiva de cara a un conjunto de políticas económicas “que apuntan claramente hacia otra dirección” reduce la probabilidad de que se produzca una disminución importante de las presiones inflacionarias en la segunda parte del año, añadió.

En las últimas semanas creció la divergencia entre el enfoque monetario estricto que lleva adelante Federico Sturzenegger y la visión fiscal “gradualista” de Alfonso Prat-Gay, que busca evitar un enfriamiento excesivo de la economía. Algunos operadores financieros incluso hablaron de una interna entre ambos, pero desde el Gobierno la desmienten.

El Presidente sigue presentando un equipo sólido que intenta lidiar con los desequilibrios que heredó de la gestión K. Su arreglo está resultando más difícil que lo estimado antes. Pero, de todos modos, el optimismo se mantiene para 2017, de la mano de una esperada reactivación del sector privado por la eliminación de regulaciones, un rebote tenue de Brasil y un ajuste financiero moderado en EE.UU.

“La continuidad de una política fiscal expansiva junto a la necesidad (y voluntad) que muestra el BCRA para mantener la tasa de interés lo más elevada que le permite el contexto político reafirma nuestro escenario base de apreciación real cambiaria y de tasas de interés reales elevadas”, dijo FyE Consult. En materia presupuestaria, proyectó que el gasto público primario crecerá por encima del 30% en 2016, a un ritmo similar al de 2015 (34,5%).

Según el informe, “con el reciente ajuste de tarifas y dada la virtual ausencia de moderación en los precios 'core', entendemos que la tasa de inflación (IPC CABA) de abril estará cerrando en niveles del 6,4% mensual, para luego mostrar una reducción al 3,3% en mayo y al 2,5% en junio”. Añadió que “el índice de inflación se estará ubicando entre 40/43% en 2016 (diciembre/diciembre), según nuestras estimaciones”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés