El Economista - 70 años
Versión digital

sab 25 May

BUE 7°C

“No alcanza con la política monetaria”

Según el economista Miguel Kiguel, hacen falta políticas de ingresos para bajar la inflación.

04 agosto de 2016

Luego de que el Banco Central decidiera esta semana bajar 25 puntos básicos la tasa de las Lebac a 35 días amparándose en la marcada desinflación que muestran los indicadores privados y estatales, aunque haciendo notar que “continuará procediendo con cautela” para asegurar su meta de 1,5% de inflación mensual, el director de la consultora Econviews, Miguel Kiguel, advirtió ayer que “no alcanza con la política monetaria y el manejo de tasas de interés para combatir la inflación”, por lo que el Gobierno debería poner en marcha otras medidas como la “concertación de precios”. “Lo que estoy viendo es que la inflación fue un problema más serio de lo que se esperaba. Fue muy alta”, dijo el economista tras destacar que la suba de precios pasó de 2% mensual en 2015 a picos de 6% en 2016.

El Banco Central decidió el martes bajar la tasa de interés de las Lebac y marcó ?en su Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM)? que las expectativas de inflación mensual para los próximos meses se ubicaron en 1,7% en el cuarto trimestre, por encima del objetivo de la autoridad monetaria de 1,5%.

En ese sentido, Kiguel consideró que el manejo de tasas la política monetaria por parte del Banco Central “es una parte” del combate contra la inflación. “Eso hay que hacerlo, es necesario porque si no la inflación se escapa. Pero aparte hay que trabajar en las políticas de ingresos”, sostuvo.

Según explicó el economista, el Gobierno debería apoyar la política monetaria con una concertación de precios, “lo que no quiere decir controles draconianos, muy estrictos, pero sí mecanismos de coordinación dado que los mercados no los generan solos”.

“La inflación ha bajado hasta donde estaba antes. Va a estar entre 1,8% y 2,2% mensual, lo cual es al menos algo conocido por los argentinos. Es un primer paso para poner las cosas más o menos en un terreno conocido”, opinó Kiguel.

Los indicadores elaborados por consultoras privadas conocidos en los últimos días indican que la inflación estará en torno al 2% este mes, aunque según el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que hace el Banco Central, la inflación tardaría en caer por debajo de esa cifra.

Además, sostuvo también que el 2016 cerrará con una inflación cercana al 40% y vaticinó que para el 2017 el indicador podría desinflarse hasta ubicarse entre el 22 y el 24% para los doce meses, lejos de la meta de 15% a 17% que se propuso el Gobierno, según dijo esta semana el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.

“Creo que la baja va a ser gradual, como ocurrió en todos los países que empezaron con una inflación tan alta como la de la Argentina”, dijo el economista, que el martes había asegurado que la suba de precios está “desbocada” y que “es imposible que la inflación llegue a un dígito en los próximos cuatro años” dado que “eso requiere de políticas restrictivas que el Gobierno no está dispuesto a seguir”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés