El Economista - 70 años
Versión digital

lun 20 May

BUE 13°C

Más brotes: revive el crédito al consumo por 4° mes consecutivo

14 diciembre de 2016

Mientras que el Gobierno sigue tratando de mostrar alguna mejora en la economía para el año próximo, que debería ser de despegue, empiezan a aparecer algunos signos en ese camino. Y más gratificante para el oficialismo si proviene del consumo. Así las cosas, el crédito en pesos al sector privado mostró en noviembre un aumento nominal de 2,5%, y eso representó $20.600 millones, el mayor incremento en lo que va del año. Así, en términos reales (considerando la inflación core de CABA y una estimación de 1,8% en noviembre), ya llevaría tres meses seguidos sin caer.

En el mes y en términos nominales, el crédito al consumo (personales y tarjetas de crédito) creció con fuerza y se sumó el buen desempeño de los documentos a sola firma. En términos reales, el crédito al consumo continuó mostrando la mejor performance y ya llevaría cuatro meses consecutivos sin caer. Por el contrario, los créditos comerciales (adelantos en cuenta corriente y documentos a sola firma) continuaron contrayéndose. En cuanto a los préstamos de garantía real (prendarios e hipotecas), aceleraron su crecimiento real en este mes.

En el detalle de la evolución de los préstamos en el sistema financiera, según la última información del BCRA, se destaca lo siguiente:

En los préstamos con destino esencialmente comercial, los adelantos presentaron una disminución de 2,9% ($ 3.100 millones), moderando su variación interanual, que se ubicó en 16,8%. En lo que respecta a las financiaciones instrumentadas mediante documentos, luego de varios meses de estabilidad, presentaron un crecimiento mensual de 2,7%, que resulta el mayor incremento del año. Distinguiendo por tipo de documento, los descontados aceleraron la tendencia creciente de los meses previos, favorecidos por la línea de financiamiento para la producción y la inclusión financiera, que facilita el endeudamiento de las Mipymes bajo condiciones favorables. En particular, debe recordarse que a partir de noviembre se redujo la tasa de interés máxima para estos acreedores desde 22% a 17%. Por su parte, luego de varios meses, los documentos a sola firma presentaron un aumento en su saldo, en un contexto de reducción en las tasas de interés cobradas.

Entre las líneas destinadas principalmente a financiar el consumo de los hogares, los préstamos personales continuaron creciendo a buen ritmo, registrando en noviembre un aumento de 4,2% ($ 8.500 millones), el mayor incremento desde comienzos de 2012, lo que motivó una aceleración en su variación interanual que alcanzó el 34%. Al considerar la evolución de los nuevos préstamos, se observa que el monto promedio diario se ubicó por encima del volumen operado en los meses previos (alrededor de $ 790 millones), en un contexto de disminución de la tasa de interés aplicada a estas financiaciones y de alargamiento en el plazo promedio pactado. En tanto, las financiaciones con tarjetas de crédito exhibieron en el mes un incremento de 3,5% ($ 7.100 millones), con una variación interanual que se redujo 3,5 puntos porcentuales y se ubicó en 28,8%.

En lo que respecta a los préstamos con garantía real, los prendarios siguieron mostrando un buen desempeño, en línea con la mejoría que vienen presentando las ventas de automotores desde principio de año. El crecimiento registrado en el mes fue de 5% ($ 2.370 millones), el mayor desde comienzos de 2012, lo que generó una aceleración en la variación interanual que se ubicó en torno al 26,5%.

Por su parte, los préstamos con garantía hipotecaria registraron un aumento de 1,8% ($ 1.020 millones) y en los últimos doce meses acumularon un crecimiento de 9%. En particular, en lo que respecta a los préstamos hipotecarios denominados en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA), se otorgaron en el mes más de $ 460 millones, un monto mayor al de octubre. Así, desde el lanzamiento de este instrumento, en abril, y hasta finales de noviembre se desembolsaron cerca de $ 1.300 millones de este tipo de financiamiento.

Por último, los préstamos en moneda extranjera al sector privado registraron en noviembre un aumento de 5,2% (US$ 450 millones), acumulando en lo que va del año un crecimiento de 200% (US$ 6.000 millones). Si bien el financiamiento en dólares mostró cierta moderación, esperable en la medida en que se va agotando el proceso de sustitución de monedas, mantuvo un elevado dinamismo, promovido por los documentos a sola firma, línea fuertemente asociada al comercio exterior.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés