El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Malas noticias para Macri que complican aún más a la economía

11-11-2016
Compartir

por Leandro Gabin

Todo pasó demasiado rápido. En realidad, el triunfo de Donald Trump potencia los problemas que acarreaba la economía argentina. Atraso cambiario, recesión, dependencia del financiamiento externo y una inflación que cuesta domar. Las últimas horas están mostrando que los mercados tardarán en acomodarse al nuevo escenario. Los bonos argentinos cayeron de la mano de la suba en los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU., la Bolsa derrapó 4,7% y el riesgo país que mide el JP Morgan voló más del 6%.

Todo esto, en un contexto en el cual los datos de inflación volvieron a mostrar que la bestia no está del todo domada. Para peor, la inflación core que mira el Banco Central se disparó (en la medición CABA) y fue del 2% mientras que a nivel nacional medido por el Indec dio 1,8%, justo dos días después de que Federico Sturzenegger cortara una racha de cinco sesiones seguidas de no tocar las tasas y volviera a recortar 50 puntos básicos.

Las variables financieras, que tanto importan para un Gobierno que apuesta a que las inversiones sean el motor de la economía, empiezan a desmejorar. Por lo pronto, y tal como anticipó ayer El Economista, se cayeron los preacuerdos entre la AFIP y EE.UU. para que haya intercambio de información fiscal. Con Trump en el poder, cualquier negociación empezará desde cero (si es que finalmente sucede). Si bien esto no hará que el sinceramiento fiscal fracase (se sigue estimando en el mercado que finalmente se recaudará arriba de los US$ 50.000 millones), quedarían más activos de los argentinos sin declarar que en primer instancia. Vale recordar que en el exterior hay US$ 400.000 millones en activos tanto físicos como inversiones de argentinos.

Para abajo

El panorama que están viendo en el mercado no es del todo favorable ante el cambio de expectativas. “En Argentina, pensábamos que con la llegada de la primavera íbamos a ver algunos brotes verdes en la economía, pero parece que habrá que esperar directamente al año entrante para observar alguna mejora. Estadísticamente, con la caída de este año, un rebote numérico no debería ser difícil de lograr (dado que se mantendrá un elevado déficit fiscal), pero la incógnita es si la población logrará sentirlo”, dice un reporte distribuido a clientes de Allaria Ledesma, la sociedad de Bolsa que comanda Ernesto Allaria, el presidente del ByMA.

En ese paper dicen que “con las tasas largas subiendo a lo largo de todo el mundo, y en particular, con los inversores sabiendo que Argentina el año que viene emitirá más de US$ 20.000 millones, los bonos locales perdieron el atractivo que lograron conseguir, complicando las emisiones de ciertos corporativos y subsoberanos (previsoramente el Gobierno Nacional se apuró a emitir en las semanas anteriores)”.

“Para ver compresión de spreads de ahora en más, probablemente el Gobierno tenga que mostrar mejoras en el frente económico (descartadas ya las mejoras en el frente fiscal), condición básica además para encarar el año electoral y salir airoso”, afirma Allaria Ledesma.

El panorama de algunas variables clave que acaban de dar un giro son las siguientes:

Dólar. Ayer se depreciaron el real 5,2%, el peso mexicano 4,2% y el peso argentino tan sólo 0,7%. En una jornada con fuerte volatilidad, el dólar se recuperó de las caídas anteriores y cerró a $ 15,03, unos once centavos arriba del final anterior. La dolarización de portafolios revirtieron la tendencia de un tipo de cambio a la baja y colocan a la moneda estadounidense como un refugio más seguro. Hay que tener en cuenta que el dólar mayorista llegó a tocar durante la rueda los $ 15,20. Se espera que el peso acompañe la devaluación de las monedas de la región.

Crecimiento. La visión de Trump es la de volver a revitalizar la economía de sus país. Eso hace que los incentivos de las compañías americanas hacia afuera sean menores. De hecho, un trabajo de Puente dice que Argentina espera una Inversión Extranjera Directa por US$ 53.000 millones y 18% correspondería a empresas de EE.UU. Trump dijo que hará beneficios impositivos para invertir en EE.UU., con lo cual se esperaría que las menores inversiones terminen golpeando a Argentina en su tasa de crecimiento, dice Puente.

Financiamiento. La suba de los bonos del Tesoro empujan al alza a los rendimiento de los títulos emergentes, incluida Argentina. Esto hará que los emisores tengan que convalidar tasas más altas para colocar deuda en los próximos meses. También complica el canje de cupones PIB que quiere hacer el Gobierno en diciembre. La expectativa es que las condiciones financieras empeoren y de ahora en más el 2017 empieza a ser una incógnita para el Ejecutivo y su plan de refinanciar vencimiento de deuda.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés