El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 13°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 13°C

Los precios mayoristas, por encima del IPC

Según el Indec, aunque se desaceleraron, los precios mayoristas subieron 2,7% en julio y los de construcción, 1%

17-08-2016
Compartir

Días después de los alentadores datos del IPC de julio publicados por el Indec (arrojó 2%, lo que representó una fuerte desaceleración de la general con respecto a junio, que había dado 3,1%), y de que también acompañaran desaceleraciones de las generales de los IPC de Córdoba y Mendoza, ayer se publicaron otros índices importantes: los distintos índices de Precios Mayoristas (el IPIM dio 2,7%) y el Indice de Costo de la Construcción (ICC), que resultó de 1% en julio. Los primeros mostraron desaceleraciones leves con respecto a junio y el segundo permaneció intacto.

Los mayoristas

El Indice de Precios Internos al por Mayor (IPIM), que mide tanto a los nacionales como a los importados, incluyendo los costos impositivos, creció en julio al 2,7%, por encima del IPC GBA. En junio había crecido 2,9%, es decir, que la desaceleración es leve.

Sin embargo, una útil función del informe publicado ayer por el Indec, que muestra al Sistema de Precios Mayoristas, es ver el comportamiento de los empresarios industriales, que son los que se ven mayormente reflejados en el Indice de Precios Internos Básicos al por Mayor (IBIM), que no incluye los costos impositivos. El IBIM creció al 2,9%, lo cual también es una desaceleración, aunque también leve, ya que en junio había crecido 3,2%.

Pero si se mira sólo a los productores nacionales la desaceleración es mayor, ya que en junio habían incrementado al 3,6% y en julio lo hicieron al 2,8%. Los importados, en cambio, aumentaron al 3,6% en julio. El IPP, que mide sólo precios de productores nacionales e incluye las exportaciones, creció 2,8% en julio, es decir, que desaceleró ya que en junio había crecido 3,6%.

Con un ritmo de reducción mucho más lento, el IPIM y el IBIM, que miden precios registrados en CABA y GBA, permiten ver que los productores para el mercado interno, especialmente los grandes industriales, que tienen una ponderación por arriba del 70% del total del índice, siguen recuperando, aunque más lentamente en julio, de a poco su posición en términos de precios relativos, tras la devaluación posterior a la salida del cepo, lo que con un dólar quieto o cayendo significa un progresivo atraso cambiario.

En el acumulado de lo que va del 2016, el IPIM (los precios mayoristas incluidos los impuestos) da una inflación de 30,2% y el IPIB (mide la decisión de precios de los productores nacionales e importadores) una de 29,5%.

Ambos incrementos acumulados para el 2016 son similares al del IPC. En este último caso existe una mayor influencia de los precios regulados por el Estado. Por eso los índices mayoristas permiten mirar mejor las decisiones de los empresarios.

La construcción

El Indice del Costo de la Construcción GBA, que mide el costo de los edificios destinados a viviendas, volvió a incrementarse al 1% en julio, tal como lo había hecho el mes anterior, siempre en el marco de una construcción que está atravesando una importante recesión. El acumulado para 2016 fue de 20,7%.

El costo de una vivienda multifamiliar, un edificio de 14 pisos, 98 viviendas y dos ascensores creció 2% mientras que los materiales aumentaron 2,3%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés