La potencial reclasificación del país como emergente

Si bien la reclasificación como emergente puede alimentar el rally, las valuaciones van a tornarse muy caras si los fundamentos no acompañan

02-06-2017
Compartir

Por Juan Manuel Vázquez Head of Equity and Credit Research en PUENTE

En lo que va de 2017, las acciones argentinas (medidas con el índice Merval Argentina-MAR) han rendido más de 40% en dólares. Si bien parte de esto puede explicarse por una mayor correlación con el índice S&P, algo que se viene materializando luego del cambio de Gobierno en 2015, la eliminación de restricciones cambiarias y el mayor apetito por activos argentinos en base a expectativas de normalización. En esta nota vamos a referirnos al factor más comentado de la actualidad que podría exacerbar o bien marcar un freno al desempeño del mercado de acciones.

Dicho factor es la potencial inclusión de Argentina como mercado emergente por MSCI. Cabe aclarar, como primer punto, que existe un comité que se reúne en junio y va a determinar la inclusión, o no, de Argentina o no como mercado emergente, pero la entrada efectiva de las acciones argentinas que clasifiquen como parte del índice será en 2018.

En este caso, el flujo de ETFs o fondos de administración pasiva que deben replicar los índices de MSCI ACWI, Emerging Markets o Latin America, saldrán a armar sus posiciones en el momento en que las acciones formen parte de cada índice en 2018. Cuánto de la posibilidad de reclasificación se encuentra descontando en los precios, o cuánto upside adicional puede estar explicado por una reclasificación es difícil de estimar, y de hecho mirando lo ocurrido con los últimos tres índices que fueron reclasificados de mercados frontera a mercados emergentes (Qatar, Emiratos Arabes y Paquistán) las conclusiones no son del todo significativas.

El comité de MSCI anuncio la inclusión de Qatar y Emiratos Arabes en junio de 2013 y dichos países pasaron a formar parte formalmente del índice de mercados emergentes en mayo de 2014. En ambos mercados se observó que luego del anuncio, los índices de acciones tuvieron una performance superior al índice de mercados emergentes de MSCI (MSCI EM), pero luego de ser efectivamente incorporados, los mismos mostraron pronunciadas caídas. El caso de Paquistán, muestra que tanto el índice de MSCI de Paquistán como el KSE100 tuvieron un comportamiento muy similar al de MSCI EM desde su anuncio como mercado emergente en junio de 2016, pero en los últimos cinco días experimentaron caídas en dólares (no explicada por tipo de cambio) de entre 8% y 12%.

En el caso de Argentina, tanto el índice MAR como el MSCI de Argentina han tenido una marcada performance superior al índice MSCI EM o bien el índice MSCI de Latinoamérica, aunque la importante ponderación de Brasil en este último índice explica el desplome que dicho índice ha sufrido en las últimas dos semanas.

De acuerdo a los criterios utilizados por MSCI, las compañías elegibles (según parámetros actuales) serían YPF, Banco Macro, Grupo Financiero Galicia, Telecom, Pampa Energía, BBVA Francés, Adecoagro, Globant y Transportadora de Gas del Sur. De todas maneras, y como mensaje más importante en relación a esto, si bien es importante reconocer el impacto positivo que podría tener en el mercado de acciones argentino la incorporación de algunas acciones al índice MSCI EM, también es importante comprender que el potencial flujo que pueda venir por este factor no tiene absolutamente ninguna relación con los fundamentos de las compañías que puedan incluirse.

Si bien puede darse el caso de que el mercado de acciones argentinas sostenga o incremente su rally en base a esto, en algún momento las valuaciones van a tornarse muy caras si los fundamentos no acompañan, y de esta forma habría una clara señal de venta para algunos papeles que podrían ser incluidos en el índice.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés