El Economista - 70 años
Versión digital

mie 01 Feb

BUE 25°C
Versión digital

mie 01 Feb

BUE 25°C

La inflación de agosto rondó 1,5%, según privados

Las mediciones muestran que las subas de precios del mes pasado fueron (algo) menores a lo esperado

07-09-2017
Compartir

Por Mariano Cúparo Ortiz

Ya cerrados los números de agosto, las mediciones privadas muestran que los incrementos de precios del mes pasado presentarían cierta desaceleración contra lo que fue julio, que recalentó de la mano de los combustibles, las prepagas y las expensas. Así, para agosto se espera una inflación cercana a 1,5%-1,6%. En este caso impulsaron nuevamente las prepagas y los alimentos, con un empujoncito de la depreciación del tipo de cambio registrada en los últimos meses.

Núcleo (aún) dura

Según Gabriel Zelpo, economista jefe de Elypsis, una de las referencias para las mediciones de alta frecuencia, la inflación general de agosto dio 1,5%, con una núcleo dura de aflojar y que llegó a 1,6%, a nivel nacional. Días antes de que cerrara el mes la consultora había registrado una de 1,6-1,7% pero, tal como explicó Zelpo, el ajuste no se debió a una desaceleración en los últimos días sino al cómputo de algunas tarifas que faltaban.

Zelpo le explicó a El Economista que la mayor presión sobre los precios en agosto vino, nuevamente, de las prepagas. En segundo lugar vinieron los alimentos, “especialmente en frutas y verduras y también un poco en carnes”. En la otra dirección, la indumentaria ayudó con un registro bajo, gracias a las liquidaciones.

Además, el hombre de Elypsi afirmó que el dólar no dio señales de haber tenido grandes efectos. Se vio algo en aceites y en carnes pero no gran cosa, al menos por ahora. Y no esperaría que haya grandes efectos de segunda ronda porque tampoco la depreciación fue tan grande y ahora está incluso por debajo de lo que se esperaba para esta altura del año”.

Malas señales

Por su parte, en FyEConsult vieron un IPC Nacional de 1,5-1,6% en agosto y destacaron no sólo que la inflación “siguió ubicándose lejos de los niveles consistentes con la meta del BCRA para el 2017” sino que además “no mostró señales de continuidad del proceso de desinflación”. Y también consideraron que quedó un arrastre relativamente elevado para los primeros días de septiembre.

La consultora de Hernán Hirsch afirmó que el número de agosto se explica por las prepagas, que sumaron 0,2 punto porcentual al IPC, y también, coincidiendo parcialmente con Zelpo, que le restó algo de importancia pero igualmente lo sumó entre las causas, por “el aumento del dólar del 10% en los dos meses previos que pegó sobre en productos de consumo masivo, donde se destacan los aumentos en alimentos”.

Asimismo, Hirsch destacó que en septiembre también habrá 5% de aumento sobre las cuotas de las prepagas (y que se prevé otro similar en octubre), además de subas en telefonía celular en septiembre-octubre. A esto se le suman los incrementos de tarifas que habrá en octubre-noviembre, en electricidad, gas, combustibles y, quizás, transporte. Es decir: se vienen meses calientes. Para septiembre FyEConsult, que además afirma que los alimentos llegan con un arrastre importante, prevé una inflación de 1,4%.

Supermercados

En el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO) no miden IPC, pero sí precios de supermercados. En agosto registraron una variación de 1,4%. Si bien los componentes fueron los productos del hogar y los electrodomésticos, con 3,27% y 2,24%, también tuvieron un papel destacado los alimentos, que pegan más fuerte en los sectores de menores ingresos, con subas de 1,76% en alimentos frescos y 1,61% en alimentos secos.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés