El Economista - 70 años
Versión digital

sab 03 Dic

BUE 19°C
Versión digital

sab 03 Dic

BUE 19°C

La industria no se recupera en Buenos Aires

12-09-2016
Compartir

Nadie sabe a ciencia cierta cuando se tocará fondo en la caída que mes a mes evidencian las actividades manufactureras en forma casi generalizada. La Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA) reveló, en base a datos propios y oficiales, que en el mes de julio se registró una retracción del 7,9% respecto del mismo mes del año anterior, en tanto que en el acumulado de los primeros siete meses la caída fue del 4%, comparados con el período enero-julio de 2015. Son números casi idénticos a los que viene registrando la Unión Industrial Argentina (UIA) en estos meses.

De acuerdo al informe de FEBA hubo retrocesos en casi todos los sectores industriales, con especial desplome en la actividad tabacalera (-19%), edición e impresión (-15,3%), metales básicos (-14,2%), papel y cartón (-13,2%). Le siguieron en los indicadores negativos alimentos y bebidas (-8%), refinación de petróleo (-8%), metalmecánica (-7%), caucho y plásticos (-5,8%) y textiles (-2,8%). La industria automotriz, por su parte, tuvo un retroceso del 12,2%, afectada particularmente por la crisis económica brasileña.

“Todas estas ramas de actividad se encuentran afectadas en gran medida por dos factores significativamente perjudiciales: el aumento de las importaciones y la caída del mercado interno”, asegura el informe. En el caso de los metales básicos, la caída en los niveles de producción responde principalmente al incremento en el stock mundial de acero proveniente de China y al retroceso de la actividad de la construcción. La gravedad del tema hizo que incluso durante la reciente Cumbre del G20 en Hangzhou (China) el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reuniera con el primer mandatario chino, Xi Jinping, para analizar un freno a la caída de los precios del acero, que afecta a todos los países productores.

En este cuadro la única excepción en cuanto al desempeño del sector manufacturero fue el segmento de sustancias y productos químicos, que registró un incremento interanual del 0,8%, impulsado principalmente por la fabricación de agroquímicos, en un contexto en el que la producción agrícola atraviesa un momento de crecimiento, tras la quita de trabas y restricciones a la producción (disponibilidad de divisas, devaluación, unificación cambiaria, quita, reducción de retenciones, fin de los ROE).

Efectos colaterales

Un punto a tener en cuenta para delinear el desempeño futuro del sector industrial está asociado a la utilización de la capacidad instalada en las diversas industrias, un indicador de la necesidad de encarar un nuevo ciclo de inversiones. El informe destaca que “la Utilización de la Capacidad Instalada se ubicó en valores históricamente bajos en algunas ramas industriales, como el caso de la automotriz donde llegó al 45%” en julio. Otra industria asociada a la anterior es la metalmecánica, que también reportó un uso del equipamiento en torno al 51%.

Para la FEBA “la actividad industrial se encuentra en un círculo vicioso en el cual la subutilización de la capacidad instalada comienza a afectar el empleo y, en consecuencia, las posibilidades de reactivación de la industria”. En esta línea, también el Consumo Eléctrico Industrial Bonaerense (CEIB) tuvo un mes para el olvido. Exhibió en junio una baja interanual del 9,1%, la mayor en lo que va del año, y del 3,4% en el primer semestre.

En cuanto a las exportaciones, también tuvieron un retroceso interanual, en este caso del orden del 8% en junio. Al respecto, las manufacturas de origen agropecuario (MOA) tuvieron un incremento del 2,1% respecto a igual período de 2015, pero las exportaciones manufactueras de origen industrial (MOI), así como los combustibles y energía (CE) registraron caídas del 20,7% y 26,4%, respectivamente, en comparación al año 2015.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés