El Economista - 70 años
Versión digital

mie 07 Dic

BUE 28°C
Versión digital

mie 07 Dic

BUE 28°C

La industria aún en el pozo, pero mejorando

29-12-2016
Compartir

por Mariano Cúparo Ortíz

Casi cerrando un año muy complicado para el sector, ayer el Indec publicó una caída de 4,1% de la producción industrial durante el mes de noviembre, según los datos recogidos por el Estimador Mensual Industrial (EMI), que publica todos los meses. En total, durante el período el enero-noviembre la actividad industrial cayó nada menos que 4,9%, de la mano de un mercado interno en clara retracción, lo que resintió a sectores clave del consumo como el de los alimentos y del empleo, como el textil. El frente externo tampoco ayudó y así se redondeó un desempeño en general muy negativo.

Así, casi cerrando el año, el dato sigue siendo preocupante. Una luz de esperanza de cara al futuro aparece para el sector cuando se miran los intermensuales desestacionalizados del Indice de Producción Industrial (IPI) de Orlando Ferreres y Asociados y el IPI de FIEL. Para el primero, entre octubre y noviembre hubo una mejora de 0,4% y para el segundo una de 0,6%.

Es decir que, dentro del pozo, los datos privados parecen indicar que, en el margen, la dirección es ligeramente hacia arriba. Muy poco para hablardebrotesverdesperosuficiente como para destacar la dinámica.

Mercado interno débil

La industria alimentaria tuvo finalmente en noviembre un mes de crecimiento, tras un acumulado enero-octubre de -2% en la comparación interanual. Noviembre dio un positivo de 3,9%. El dato preocupante dentro de ese número es que mayormente no fue el mercado interno el que lo traccionó, sino las exportaciones. Eso aun deja expuestas algunas falencias en términos de bienestar social, pero el crecimiento no deja de ser una novedad interesante.

Incrementó fuerte el sector oleaginoso, que creció 20% interanual durante noviembre. También por el lado de las carnes rojas, que venían mostrando constantes variaciones negativas excepto algunas excepciones, se vio un incremento de 8% en la producción. Aun sin datos disponibles de noviembre, entre enero y octubre las que impulsaron el crecimiento de este sector fueron las exportaciones, con un mercado interno cayendo de forma sostenida. Idéntico panorama para las carnes blancas, que crecieron 7,8% en su producción durante noviembre.

El rubro textil, que viene con una trayectoria fuertemente decreciente, tuvo un desempeño negativísimo: dio -27,7% en noviembre. La clave en este caso es también el mercado interno, que es el principal destino para una producción nacional que, por si fuera poco, lidia con un fuerte incremento de las importaciones de productos terminados. Los hilados de algodón cayeron 30,8% y los tejidos 26,7%.

Exportaciones ayudando

Algo en la misma sintonía, de mercado interno cayendo y exportaciones traccionando se vio en el sector automotriz, que tuvo su primer desempeño productivo positivo del año en noviembre: creció 1,5% (el acumulado de los primeros once meses es -13%). Desgranando el dato se ve que las exportaciones crecieron 15,8% el último mes, de la mano de los utilitarios, mientras que las ventas a concesionarios locales cayeron 9,9%

Pegado a ese desempeño y al de la construcción está el de la siderurgia, que cayó 11,5% interanual. La metalmecánica en general dio -9,5%. Desde hace meses la expectativa es que estos sectores comiencen a repuntar cuando la construcción encuentre su rebote de la mano de la obra pública (el cemento cayó 2,6% e impulsó el -6,8% de los minerales no metálicos). También el desempeño de la industria automotriz y el potencial crecimiento de la maquinaria agrícola tendrán mucho que decir ahí.

La utilización de capacidad instalada sigue siendo baja pero mejoró respecto a octubre: dio 68,4% (había sido 65,4%).

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés