El Economista - 70 años
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 9°C
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 9°C

La economía más volátil del mundo

03-06-2019
Compartir

De acuerdo con un estudio realizado por la consultora Ecolatina, la recuperación de la economía del país será más lenta de lo previsto y este año tendrá la séptima recesión más profunda del mundo. Según el análisis, la contracción del PIB en 2019, en base a las proyecciones del FMI, ubica al país en ese lugar entre las peores performances económicas, lo cual está encabezado por Venezuela, seguido por Guinea, Irán, Nicaragua, Sudán y Turquía.

“La pertenencia de Argentina a este grupo no sólo coyuntural, sino que es parte de un comportamiento histórico”, destacó el estudio. “Como argentinos, estamos acostumbrados a vivir en una economía extremadamente volátil. Esa volatilidad no sólo es elevada, sino que ha sido también un rasgo característico de nuestra economía a lo largo de las últimas décadas. Desde 1950, 35% de los años fueron recesivos, pero este promedio no da cuenta de casos puntuales”, indicó el informe.

Según el análisis, un argentino de treinta años ha pasado 40% de su vida en recesión, mientras que otro de veinte años ha pasado casi la mitad de su vida en esa condición. “Estos números sólo pueden ser comparados con los del Congo, Irak, Siria o Zambia, países que difícilmente pueden ser llamados economías de mercado. En este sentido, no es descabellado decir que Argentina es la economía más volátil del mundo”, señaló Ecolatina.

Proyecciones

El estudio indicó que, de cara al próximo ciclo presidencial, la performance económica dependerá de la capacidad del gobierno electo de disipar las dudas respecto al repago de la deuda pública. Ecolatina señaló que el actual esquema de pagos con el FMI establece que Argentina debería pagar US$ 52.000 millones entre 2021 y 2023 y que se descuenta que el país no podrá recurrir al mercado para tomar deuda de esa magnitud, por lo tanto el país se verá en la necesidad de repensar el cronograma de pagos con el organismo.

“En la medida que el interlocutor sea un gobierno dispuesto a hacer concesiones (cambio en el sistema previsional y en el mercado de trabajo, por ejemplo) y capaz de negociar leyes con buena parte del Congreso (se necesitan dos tercios para avanzar con cambios profundos) es de esperar que el FMI acepte un cambio en la estructura de pagos, dilatándola en el tiempo”, estima la consultora.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés