La deuda de provincias y empresas es reducida

Según el último informe de Ecolatina.

30-05-2016
Compartir

Se abrió la “billetera global” para el país: el Gobierno hizo “un toco y me voy” (importante: US$ 16.500 M), y le dejó el espacio a las provincias, que ya lo están aprovechando y las empresas privadas. El último informe de Ecolatina indaga en los perfiles de deuda de las empresas privadas y las provincias para dilucidar las posibilidades (y los riesgos) de un mayor apalancamiento.

Según los datos que figuran en el Balance de Pagos del Indec, dice el informe, la deuda externa de las empresas privadas al cierre de 2015 era de 12% en términos del PIB, “lo cual no sólo implica una reducción en relación al promedio de la década del '90 (14% del PIB), sino también respecto del máximo alcanzado a finales de la convertibilidad (llegó a superar el 20% del PIB a fines de 1999)”.

Con respecto a las provincias, el endeudamiento en términos del PIB es del 1,4%, el cual aproximadamente el 90% de los títulos está nominados en moneda extranjera. “Si bien el ratio de deuda en bonos provinciales se incrementó levemente en comparación con lo exhibido en promedio durante los '90 (1% del PIB), aún se ubica por debajo del pico observado a fines de la Convertibilidad (superó entonces los 2% del PIB)”, dice Ecolatina.

“Se deduce que tanto el sector privado como el público exhiben un bajo nivel de endeudamiento, que es consistente con el objetivo de nuevo Gobierno de apalancarse en el financiamiento externo para apuntalar la economía argentina”, sostiene el informe difundido el viernes.

Sin embargo, advierte sobre “los potenciales riesgos que conlleva un mayor financiamiento externo”. Según Ecolatina, “deberá monitorearse que el financiamiento externo hacia las provincias se utilice principalmente en gastos de capital excepcionales (y no para cubrir déficit, es decir pagar gastos corrientes, como remuneraciones, bienes y servicios, etcétera) para fomentar grandes obras de infraestructura” y, por otra parte, “en el sector privado, se espera que el financiamiento sea dirigido a actividades productivas, focalizado en aquellas que sean sostenibles en el mediano plazo y tengan un perfil exportador que permita repagar en el futuro con los compromisos de deuda en moneda extranjera asumidos”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés