El Economista - 70 años
Versión digital

lun 17 Jun

BUE 14°C

La capacidad instalada creció y llegó a 67,3%

La medición de septiembre fue la segunda más alta de la era Macri y muestra que la producción industrial sigue avanzando

06 octubre de 2017

El Indec publicó ayer un dato importante que da cuenta del punto en el que se encuentra la recuperación de la industria: el informe de Utilización de la Capacidad Instalada en la Industria (UCII) de agosto dio 67,3%. Y dos lecturas surgen: por un lado, es el segundo punto más alto alcanzado en 2016-2017 (en noviembre de 2016 fue 68,4%) y, por otro, se hace evidente que, a pesar de los altos números que muestra la producción industrial en las comparaciones interanuales, el sector no está creciendo sino recuperándose. En rigor, la recuperación de 2017 no alcanzará para compensar el gran traspié del 2016.

Sectores

Y en esa recuperación ocupan un lugar protagónico la construcción, de la mano de la obra pública, y el agro (y el petróleo): las ramas que se muestran con un nivel de utilización de la capacidad instalada superior al promedio son industrias metálicas básicas y minerales no metálicos.

En ese sentido, el informe del Indec informó: “El sector siderúrgico registra un aumento en la utilización de las plantas productivas que se vincula fundamentalmente con el buen desempeño de la actividad de la construcción, el crecimiento en la fabricación de maquinaria agrícola y sus complementos y el mayor nivel de producción de determinados segmentos de línea blanca”. Y también: “La utilización de la capacidad instalada en el bloque de productos minerales no metálicos crece impulsada por la construcción tanto de obras públicas como privadas”.

El sector con mayor utilización de su capacidad ya instalada es papel y cartón, que llegó a 88% y en segundo lugar aparece la refinación de petróleo, al 85,3%. Productos textiles está en 69,1%. Productos alimenticios y bebidas camina por debajo del promedio, al 65,9%. Sustancias y productos químicos utiliza el 62,3% y productos de caucho y plástico 60,1%. Finalmente, también tienen amplio margen para recuperarse aun la metalmecánica excepto automotores 61,1% y la industria automotriz 55,1%, pero son sectores que vienen mejorando su utilización en forma relativamente veloz de la mano de la construcción, el agro y la exportación de autos.

Recuperarse

Desde Economía & Regiones destacaron que la diferencia entre crecimiento y recuperación es que la segunda “se sustenta principalmente en comenzar a utilizar la capacidad de producción ya instalada que estaba parada o en desuso”. Y afirmaron: “En una recuperación la producción económica aumenta porque se prende una máquina que estaba parada. Por el contrario, en un proceso de crecimiento económico, la producción crece porque se invierte en una nueva máquina. Tiene que haber una ampliación de la capacidad de producción”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés