El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Importante avance en materia comercial con Estados Unidos

08-11-2016
Compartir

En dos semanas comenzará formalmente el proceso para que la Argentina reingrese formalmente al Sistema General de Preferencias (SGP) de Estados Unidos, un estatus comercial que permite el ingreso a ese país de unas 500 posiciones arancelarias con beneficios aduaneros. Las negociaciones en marcha permitirán potenciar las exportaciones de productos agroalimentarios, en especial vinos, quesos y algunas carnes. Se espera que el proceso administrativo en Estados Unidos finalice exitosamente en septiembre de 2017.

Por otra parte, también está bien encaminada la reapertura del mercado norteamericano para los limones argentinos, que podrán ingresar a ese país antes que termine el año 2016. Hay que recordar que la última vez que se exportaron limones a ese mercado fue en 2001, cuando la presión del lobby de productores de California interpuso una demanda para que se investigue a los cítricos tucumanos acerca del cumplimento de medidas fitosanitarias. Hace ya casi dos años que finalizó la investigación, y una serie de exhaustivas investigaciones, determinando la inexistencia de enfermedades. Sólo falta la decisión política de levantar la restricción de acceso.

Estos fueron los principales acuerdos durante la primera reunión del Consejo del Acuerdo Marco de Comercio e Inversiones con los Estados Unidos, que tuvo lugar en el Palacio San Martín. Participaron por el lado argentino, la canciller Susana Malcorra, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, y el secretrario de Comercio, Miguel Braun, en tanto la delegación estadounidense fue encabezada por el Representante de Comercio, embajador Michael Froman, a quien acompañó el embajador de Estados Unidos en nuestro país, Noah Mamet. Este espacio de diálogo surge tras la visita que realizó a nuestro país el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Al finalizar el encuentro, Cabrera señaló: “En esta nueva etapa de diálogo e intercambio estamos consolidando una verdadera relación bilateral comercial para atraer inversiones que generen más y mejores empleos para los argentinos”; y precisó: “Trabajamos juntos para ayudar a que las pymes crezcan y se inserten en las cadenas de valor mundiales”.

Por su parte, Malcorra sostuvo: “Ha sido una excelente reunión, hemos podido conversar de todos los temas de la agenda y asegurarnos de que lo relacionado con la facilitación del intercambio comercial se pone en nuestras prioridades. Sobre todo hemos hablado mucho de la transición entre esta administración y la próxima porque será el próximo Gobierno de los EEUU quien maneje este trabajo, así que hemos puesto mucho foco en eso”. En la reunión también se analizó el acceso de productos estadounidenses en nuestro mercado.

Asimismo, las dos partes acordaron establecer un Foro de Innovación y Creatividad para el Desarrollo Económico como ámbito de intercambio de mejores prácticas para promover la innovación y la creatividad para el desarrollo productivo y económico.

La agenda

La Argentina fue excluida del SGP a partir de 2012 por presentaciones que hicieron ante el Capitolio grupos de bonistas que tenían títulos argentinos en default y empresas privatizadas a las que se les quitó en su momento sus respectivas concesiones. Ahora se abre un abanoico de posibilidades. Como ejemplo, vale recordar que en 2009 las exportaciones a ese destino bajo el Sistema General de Preferencias arancelarias superaron los US$ 1.000 millones y en 2012, al momento de suspenderse el beneficio, totalizaron US$ 450 millones.

Las estimaciones indican que una vez concluido el proceso de reingreso a ese gran mercado, las exportaciones argentinas crezcan entre US$ 500 y US$ 600 millones. El conflicto podría surgir, sin embargo, en el caso del biodiesel, que hoy representa el 26% de las exportaciones argentinas a ese destino. Un proyecto de ley de subsidio a los productores estadounidenses las pondría en riesgo.

Todo este proceso de mejora de las relaciones comerciales bilaterales con Estados Unidos, no obstante, está sujeto al resultado electoral de hoy en el país del norte, ya que en caso de triunfar la candidata demócrata Hillary Clinton, los temas de apertura comercial ganarán espacio. En contraste, se presenta un escenario incierto si la opción predominante entre los votantes etadounidenses es Donald Trump, quien ya se manifestó en reiteradas ocasiones en contra de concesiones arancelarias a terceros países.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés