El Economista - 70 años
Versión digital

vie 21 Jun

BUE 15°C

Hoy llegan 2.500 M del bono europeo para las reservas

12 octubre de 2016

por Leandro Gabin

Se estima que hoy (si no hay un delay inesperado) ingresarán los 2.500 millones de euros que recolectó el Gobierno mediante la colocación de dos bonos en el Viejo Continente la semana pasada. Que entren esas divisas significa que las reservas del BCRA volverán a dar un salto importante y seguramente quedarán cerca de los US$ 35.000 millones. Eso es una buena noticia ya que las arcas de la entidad finalizaron septiembre con una caída de US$ 1.248 millones, debido a la disminución de las cuentas de efectivo mínimo de las entidades financieras y al pago neto de deuda en moneda extranjera por parte del sector público nacional.

Como recuerda la consultora Quantum Finanzas, de Daniel Marx, las transacciones en divisas que no pasan por el Mercado Unico y Libre de Cambios (mercado cambiario) y que modifican el nivel de reservas son fundamentalmente operaciones del sector público nacional (endeudamiento y pago de servicios de la deuda) y el efectivo mínimo de los depósitos en moneda extranjera en los bancos. En el acumulado enero-agosto de 2016, las colocaciones de deuda bruta en el exterior del sector público y privado sumaron US$ 32.000 millones. Pero, a su vez, se pagaron intereses y amortizaciones, en parte a través del MULC y otra directamente con el BCRA (principalmente la de la Nación). Por eso las reservas crecen más de US$ 5.500 millones este año cuando el saldo entre lo que ingresa y lo que sale vía el mercado de cambios es deficitario en US$ 2.000 millones.

“El principal factor de aumento de las reservas del BCRA es el endeudamiento del sector público, principalmente la Nación. En la medida en que esas reservas pasen a financiar gastos públicos en el mercado local ?adicionales a los presupuestados? tendrá impacto monetario, exigiendo un mayor esfuerzo al BCRA en el marco de las pautas de inflación o afectará el tipo de cambio. Así, en la medida en que crezca el influjo de capitales, el equilibrio monetariocambiario perseguido por el BCRA podría verse afectado”, dice Quantum.

La oferta neta en el MULC, en lo que va del año, provino fundamentalmente del balance comercial con un superávit de US$ 6.400 millones y de ingresos netos de préstamos del exterior por US$ 7.300 millones, que corresponden fundamentalmente a endeudamiento de las provincias y de empresas. Por otro lado, la demanda neta de divisas corresponde mayoritariamente a servicios reales (principalmente turismo y viajes), intereses de la deuda pública y privada y formación de activos de no residentes. Esa cuenta da el rojo de casi US$ 2.000 millones en el mercado cambiario.

El titular del BCRA, Federico Sturzenegger, repite que la entidad no tiene un target para las reservas. De hecho, dice que no es relevante en un esquema de tipo de cambio que determina el mercado y que es flexible. Por eso no tiene como metas la acumulación de reservas, una obsesión del kirchnerismo antes que se le fugaran y tuvieran que colocar el cepo cambiario. “El problema en todo caso no son las reservas sino la apreciación del tipo de cambio por los dólares que ingresan”, dicen en la entidad que comanda Sturzenegger.

Las reservas no son un tema de preocupación ahora pero los 2.500 millones de euros que vendrán a partir de hoy no vienen mal para robustecer las arcas en caso de que el contexto internacional (hoy muy positivo) cambie y las presiones sobre el dólar no sean a la baja, sino al alza. Nunca vienen mal municiones extras.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés