El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 16°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 16°C

Hay 1 millón de jóvenes que no estudia ni trabaja

12-10-2016
Compartir

Según un estudio de la consultora de recursos humanos Adecco, en Argentina hay más de 1 millón de jóvenes que no estudia ni trabaja y 700.000 de ellos ni siquiera busca activamente insertarse en el mercado laboral. El dato fue presentado en el simposio “El talento joven y las perspectivas sobre el futuro del trabajo”, realizado ayer por la firma en el marco de la visita al país del CEO del grupo, Alain Dehaze.

Según revelaron, en el país hay 4,4 millones de jóvenes de los cuales 34,2% trabaja, 26,7% dedica su tiempo a estudiar, 10,3% trabaja y estudia y 3,3% estudia y busca trabajo. Además, hay 24,6% de jóvenes que no estudia ni trabaja y, dentro de ellos, 17,3% que no busca empleo. De todos modos, cabe aclarar que este segmento etario sufre tasas de informalidad y desempleo superior a la media. Sin ir más lejos, el desempleo azota al 24% de los jóvenes y la informalidad al 59%.

La encuesta realizada por Adecco a 6.707 jóvenes de todo el territorio argentino, muestra que la probabilidad de insertarse laboralmente en un empleo formal aumenta entre 20% (mujeres) y 30% (varones) cuando finalizan los estudios formales, acceden a una experiencia formal o bien participan en un curso de formación profesional.

Por otro lado, mientras los jóvenes no consiguen empleo, hay sectores en los que persisten vacantes sin cubrir. Según señalaron, de 879 empresas relevadas en todo el país, el 69% buscó incorporar personal técnico en los últimos doce meses y el 51% tuvo inconvenientes para hacerlo por falta de competencias técnicas de los postulantes o ausencia de candidatos.

El obstáculo central de los jóvenes para acceder a un puesto de trabajo es, según este estudio, la falta de experiencia. Este problema aparece en casi siete de cada diez casos, pero además, 14% no posee el título secundario o universitario solicitado, otro 10% no está en el rango de edad buscado, el 5% no cuenta con el conocimiento de idiomas adecuado y otro 3% tiene complicaciones con el lugar de trabajo y la cercanía a sus hogares.

Por otro lado, el 52% de los consultados admite no trabajar de lo que estudió, dado que no encuentra empleo en su especialidad y necesita trabajar. Sin embargo otro 37% insiste con sus estudios y busca empleo dentro de su profesión y el 10% busca cualquier tipo de empleo.

La mayor dificultad que encuentran al buscar empleo de lo que estudiaron es no contar con la experiencia requerida (54%). El 32% admite que no hay una alta demanda de su perfil en el mercado, el 9% no encuentra un sueldo acorde a su profesión y el 5% afirma que no lo capacitaron bien para ejercer su profesión.

“La Argentina tiene las mejores universidades de América Latina, pero tiene las menores tasas de empleo joven en la región. Ese es un tema muy extraño y sobre el que hay mucho trabajo por hacer”, remarcó, David Herranz, CEO Regional para Latinoamérica y director general de Adecco Argentina.

La informalidad también es un problema grave entre los trabajadores jóvenes: mientras el 87% de los encuestados afirma haber tenido alguna experiencia laboral, el 76% reconoce haber trabajado de manera informal alguna vez. De hecho, uno de cada tres jóvenes que se contratan en el país proviene del mercado informal.

Al preguntarles si alguna vez recibieron algún pago en negro, la mayoría respondió de manera afirmativa (76%). Además, el 75% negó haber sido despedido de algún trabajo por reducción de personal y el 25% sí dio cuenta de haber atravesado esa experiencia.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés