Hasta llegar a la góndola los precios suben 6 veces

Para CAME la disparidad se debe al aumento de los costos logísticos y el comportamiento especulativo de muchos actores de la cadena.

23-05-2016
Compartir

De acuerdo al último relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) los precios de los productos agrícolas empeoraron en abril, ampliándose la brecha de los valores registrados desde el origen hasta la góndola cuando son adquiridos por los consumidores. El índice IPOD (Indice de Precios en Origen y Destino) elaborado con CAME, que mide la diferencia entre ambas puntas del proceso de comercialización llegó el mes pasado a 5,9 veces, un incremento de 5,4 puntos porcentuales comparado con el registro del mes anterior. La buena noticia viene por el lado del llamado IPOD ganadero, que en abril mejoró un 2,7% , con una brecha de 3,7 veces entre el productor y las bocas de expendio al consumidor.

Desde CAME aseguran que la amplia brecha entre los precios a la salida del campo y en las góndolas “reflejan las distorsiones que se encadenan en los valores de esas elaboraciones en todo el recorrido logístico”. De esta manera, el Indice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el Area de Economías Regionales de CAME para una canasta de 20 alimentos agrícolas viene registrando cada vez un mayor incremento en los márgenes de comercialización, conforme se avanza en la cadena.

Los productos con mayores brechas durante abril fueron manzana roja (11,7 veces), pera con una diferencia 11,21 veces, naranja (8,17 veces), arroz (7,78 veces), calabaza (7,46 veces) y cebolla, con un diferencial de 6,99 veces. En el otro extremo del listado, aquellos productos agrícolas que menos multiplicaron sus precios desde que los productores hasta llegar al consumidor final fueron el pimiento rojo, con una desproporción de apenas 2,7 veces, frutilla (3,1 veces), tomate (3,37 veces) y aceite de oliva, 3,39 veces más entre ambas puntas. En el IPOD vegetal hubo 8 productos que mejoraron su disparidad, pero doce empeoraron.

Si bien es sabido que los precios van creciendo a medida que avanzan en la cadena, para CAME “hay deformaciones muy dispares según producto, región y tipo de comercio” y aclara que en general, “suele estar determinada no sólo por los costos de manufactura, almacenamiento o transporte, sino por comportamientos especulativos de muchos actores del mercado”.

Un punto a tener en cuenta es que las disparidades de precios en Argentina “supera esos factores detectándose problemas estructurales y comportamientos especulativos” que explican por qué lo que paga el consumidor multiplica en tantas veces el costo en el campo del producto. Sin embargo, lo más acuciante, destaca el informe de CAME, es que “la evolución irracional que muchas veces tienen los precios se explica por los altos gastos de fletes y logística, la elevada carga fiscal, abusos de muchos intermediarios y hasta especulaciones y oligopolios en la oferta en el eslabón comercial que generan abultados márgenes”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés