En Córdoba, Frigerio buscará el consenso de los gobernadores

Acompañado por Rogelio Frigerio, les ofrecerá la devolución gradual del 15% que las provincias ceden al financiamiento de la Anses. Será también una oportunidad para estrechar nuevamente los lazos con los mandatarios en medio del tratamiento legislativo de la ley antidespidos.

18-05-2016
Compartir

El ministro del Interior Rogelio Frigerio, se reunirá hoy con los gobernadores en Córdoba para llevarles la oferta del Gobierno para empezar a devolver gradualmente el 15% de la masa coparticipable que las provincias ceden para el financiamiento de la Anses, que todo indica que cosechará una buena cantidad de apoyos. Del encuentro, participará también el ministro del Interior Rogelio Frigerio, quien viene adelantándole a los mandatarios provinciales los alcances del convenio en reuniones bilaterales.

El lunes, los gobernadores Mario Das Neves (Chubut), Gerardo Morales (Jujuy), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Juan Manzur (Tucumán) se convirtieron en los primeros en firmar la oferta propuesta por Frigerio. Ayer, se sumó el gobernador misionero Hugo Passalacqua tras un encuentro con el ministro en la Casa de Misiones en la ciudad de Buenos Aires.

Desde que el Gobierno hizo la oferta, la mayoría de los gobernadores o sus funcionarios se pronunciaron sobre el tema en diálogo con medios locales. Hasta el momento, de los 21 mandatarios provinciales (sin contar a los de Santa Fe, San Luis y Córdoba, que ya reciben esos recursos tras el fallo favorable de la Corte Suprema en diciembre pasado), sólo el pampeano Carlos Verna se manifestó en contra de la oferta.

Hasta el momento, de los 21 mandatarios provinciales, sólo el pampeano Carlos Verna se manifestó en contra de la oferta.

La principal crítica del pampeano, expresada por su ministro de Hacienda, Ernesto Franco, apunta a que el acuerdo no es retroactivo a 2006, por lo cual las provincias deberán “renunciar al stock acumulado” de deuda por coparticipación. El convenio es retroactivo a enero de este año, pero no al inicio de la inconsistencia que se dio cuando la estatización de las AFJP le restó sentido a la detracción del 15%.

Según el Ieral de la Fundación Mediterránea, lo que la Nación debería devolverles si fuera retroactivo, asciende a $ 180.542 M entre 2006 y 2015 para los 21 distritos en cuestión, una cifra más de dos veces superior a los cerca de $ 75.000 M que las provincias recibirían en 2016 si no hubiera ningún tipo de detracción. Las tres provincias que obtuvieron el fallo de la Corte a su favor, en cambio, sí lograron que los fondos detraídos en los últimos nueve años deban ser devueltos.

 Al igual que Verna, el chaqueño Domingo Peppo también puso algunos reparos. En primer lugar, como el pampeano, pidió que el acuerdo sea retroactivo. Y agregó: “También incluimos ahí (entre los reclamos) los paquetes de obras, que es dinero que pretendemos. Y no perdemos de vista que hay tres provincias que están recibiendo todos los meses 15% en dinero contante y sonante. De esta manera, el Gobierno alimenta la desigualdad con la que dice quiere terminar”, planteó. De todos modos, confirmó que asistirá al encuentro a plantear su postura y ver si se pueden resolver las diferencias.

Entre los demás gobernadores, los de La Rioja (Sergio Casas), Santiago del Estero (Claudia Ledesma de Abdala), Catamarca (Lucía Corpacci), Santa Cruz (Alicia Kirchner) y Tierra del Fuego (Rosana Bertone), todavía no se expresaron sobre el tema, mientras que los restantes se mostraron en su mayoría confiados en que llegarán a un acuerdo, o al menos dispuestos a analizar la oferta oficial.

En términos políticos, el acercamiento a las provincias le sirve a Macri para intentar recuperar apoyos en el Senado en un contexto sensible para el oficialismo en medio del avance del proyecto de ley antidespidos, que si se aprueba con modificaciones en Diputados hoy podría volver a la Cámara Alta. La misma carta que había utilizado en marzo con el acuerdo con los holdouts, exitosamente.

Entremedio, con un descenso de la coparticipación como telón de fondo en abril, la relación entre las provincias y la Nación se había tensado, lo que contribuyó al éxito de la oposición en el Senado para dar media sanción al proyecto de ley que declara la emergencia ocupacional.

Cuánto recibirían las provincias

Las provincias recibirían durante 2016 alrededor de $ 12.645 M en efectivo y $ 25.290 M a través del préstamo del FGS, lo que sumaría $ 37.935 M en total

El acuerdo que les ofrecerá hoy Macri a los gobernadores contempla la devolución gradual de un quinto de ese 15% (3%) año a año, más 6 puntos porcentuales a otorgar en 2016 mediante algún préstamo que podría venir del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), que se extendería en 2017, 2018 y 2019 por el equivalente a 3 puntos porcentuales. De este modo, las provincias que se adhieran recibirán 9% el primer año, 6% el segundo y tercero, y 3% en 2020.

Los intereses del préstamo del FGS no se capitalizarán y se devengarán a partir del día de cada desembolso, se pagarán semestralmente y se calcularán con una tasa de 15% anual vencida para el año 2016 y 2017 y del 12% para el año 2018 y 2019.

Además, habrá un tope de 50% para la porción de los giros que se podrá cancelar de las deudas que las provincias tienen con la Nación, para evitar que las más endeudadas vean muy disminuidos los giros que recibirán a partir del convenio.

Así, según el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), las provincias recibirían durante 2016 alrededor de $ 12.645 M en efectivo y $ 25.290 M a través del préstamo del FGS, lo que sumaría $ 37.935 M en total, un número bastante relevante para las cuentas fiscales provinciales, sobre todo si se tiene en cuenta que ?según Walter Agosto, ex ministro de Santa Fe y actual investigador principal de Cippec en temas fiscales?, el rojo fiscal agregado de las provincias es de cerca de $ 40.000 M.

“Estos recursos son un importante alivio para las cuentas provinciales”, comenta Félix Piacentini, director de NOAnomics, a El Economista. Tanto es así, asegura, que “cuando se complete la devolución plena en 2020, las provincias no deberían tener urgencias fiscales”. “Si no fuera así, querrá decir que desaprovecharon una oportunidad histórica de sanear sus balances y que cedieron a la tentación de continuar aumentando sus gastos corrientes, principalmente representados por los de personal”, plantea. Para Piacentini, que prevé en $ 12.537 M lo que las provincias recibirían por el 3% ($ 37.611 M por el 9%), según cálculos preliminares.

Como contrapartida, según Economía & Regiones, el Tesoro Nacional ganaría $ 7.904 M, y la Anses dejaría de percibir $ 21.008 M, lo que implicaría, en forma agregada, una pérdida neta de $ 13.104 M para el Gobierno Nacional.

Si la postura del Poder Ejecutivo prospera, advierte la consultora fundada por el ministro Frigerio, podría haber cinco regímenes de coparticipación conviviendo en simultáneo: San Luis y Santa Fe cobrando 15% de la Anses y 1,9% de la AFIP; Córdoba cobrando 15% de la Anses; las provincias que acuerden con el Gobierno y no tengan deuda a compensar; las provincias que acuerden y compensen deuda; y las provincias que no acuerden (y seguramente hagan juicio).

Tras la reunión de hoy, los acuerdos de las provincias con la Nación deberán ser aprobados por el Congreso Nacional y las respectivas legislaturas provinciales, por lo que la devolución no sería inmediata. Cuando se pongan en práctica, el goteo diario extra de coparticipación en efectivo que recibirán las 21 provincias, según Economía & Regiones, será de $ 7.996 M.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés