El Economista - 70 años
Versión digital

lun 20 May

BUE 12°C

“El rojo fiscal será de 5,1%”

Entrevista a Martín Vauthier, Economista del Estudio Bein (EB).

20 mayo de 2016

En diálogo con El Economista, Martín Vauthier habla del panorama fiscal del sector público...

“Cada vez que negocia, el Gobierno abre la billetera”, dijo Marina Dal Poggetto. ¿Cómo impactará eso en el cierre fiscal del 2016?

Tenemos una proyección de déficit primario, neto del BCRA y la Anses, un poco más alto que el 4,8% del PIB que había dado el Ministerio de Hacienda. Lo corregimos la última semana y ahora lo vemos en 5,1%.

¿Por qué?

Porque mediante la política fiscal, y por esto de que cada vez que negocia abre un poco la billetera, el Gobierno intenta mitigar los efectos de la corrección de precios relativos. Eso generó un impacto sobre el nivel de actividad que se está viendo ahora. En abril y mayo tenés la combinación de sueldos viejos con precios nuevos. Estás en el peor momento del nivel de actividad y el peor momento en cuanto a la imagen del Gobierno. Por ese, lo que hace la política fiscal ahora es negociar y abrir la billetera como mecanismo para compensar estos costos.

 ¿Cómo impacta en las variables?

En el corto plazo, Argentina es la historia financiera del momento, tanto en América Latina como en el mundo. En un mundo de tasas ceros Argentina todavía rinde por encima de sus vecinos y es un país desendeudado. Es decir, en el corto plazo, y por el momento, el mercado no está mirando los números de déficit. Pensando más en el mediano o el largo plazos, es un tema relevante. Se partió de un nivel de déficit muy alto, que en la gestión anterior se financiaba con dominancia fiscal: el BCRA entregaba todos los pesos y dólares que el Tesoro requería. Ahora el riesgo que hay es cambiar el esquema de financiamiento pero no atacar el déficit. No estas corrigiendo el déficit y, en lugar de financiarlo con las reservas, lo hacés en el mercado de capitales. Por ahora no hay problemas de sustentabilidad pero, en la medida en que no se encare el tema, en algún momento puede volver a ser un problema.

Sin embargo, el Gobierno dijo que no volverá a emitir?

Sí, eso dijo, pero se refería al mercado externo. Hay varias emisiones en el mercado local para cerrar la brecha de pesos y también está emitiendo algunas letras en dólares. Hay tres formas de financiar el déficit: con dominancia fiscal, con colocación de deuda en el mercado externo y con colocación de deuda en el mercado interno. Excederte en el financiamiento genera crowding out: el Tesoro compite con el sector privado por esos mismos pesos y eso genera un impacto sobre la tasa de interés si se recurre excesivamente a ese mecanismo. Nosotros creemos que la brecha de pesos la van a cubrir en el mercado local.

¿O sea que el gradualismo fiscal puede seguir y no será necesario recurrir a un ajuste fiscal?

La apertura del crédito permite graduar la magnitud del ajuste y evitar hacer una corrección mayor.

Tenemos una proyección de déficit primario, neto del BCRA y la Anses, un poco más alto que el 4,8% del PIB que había dado el Ministerio de Hacienda.

¿Qué pasará cuando veamos, a fin de año, que los números fiscales son tan malos como en 2015?

Hoy se pueden ver los números con alta frecuencia y no es necesario esperar hasta fines de diciembre. En el segundo semestre será interesante ver qué pasa con la obra pública. El Gobierno viene diciendo que es una de sus apuestas para recuperar el nivel de actividad. En el primer trimestre del año, la obra pública fue uno de los rubros que se pisó, hay que ver si eso se reactiva en la segunda parte del año y que ver cómo impacta en el déficit. También hay que ver qué pasa con el blanqueo porque aparentemente se priorizaría la parte fiscal, es decir, el cobro de una tasa por sobre el ingreso de las divisas. Pero, insisto, por ahora somos solo los economistas los que estamos viendo el déficit.

O sea que el Gobierno puede no ajustar antes de las elecciones...

Sí, hay margen para manejar la trayectoria del déficit y eso te lo da, insisto, la solvencia, las tasas altas de un país sin deuda en un mundo de tasas cero y el crédito.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés