El Economista - 70 años
Versión digital

mar 21 May

BUE 14°C

El fondeo colectivo sale a la conquista del real state

La startup Crowdium presentó una plataforma que apuesta a reunir a los inversores minoristas.

18 mayo de 2016

El crowdfunding llegó finalmente al mercado inmobiliario. Y promete aportar un poco de innovación en un mercado que viene de varios años de estancamiento. En realidad, el mecanismo para llevar a cabo los proyectos no es nuevo. Se seduce y agrupa a varios inversores privados para impulsar el emprendimiento y después se espera el mejor momento para vender. Pero la novedad de Crowdium está en la escala que la tecnología le da al proceso: el sistema se hace masivo y el capital comprometido de cada inversor puede ser mínimo.

“Con $25.000 ya se puede invertir en real state, un sector que para los argentinos representa históricamente un resguardo de valor para los ahorros”, asegura Mariano Nejamkis director de Crowdium, la startup que desarrolló la plataforma online de financiamiento colectivo que lo hace posible. “Poco más de las expensas de alguno de los edificios de Buenos Aires”, bromeó uno de los asistentes en el lanzamiento del proyecto.

Crowdium, acelerada por Nextp Labs, es también la que elige las mejores oportunidades del mercado. “Es un modelo que desafía el paradigma del mercado inmobiliario. Los inversores minoristas pueden apostar a desarrollos inmobiliarios que estaban reservados para aquellos que tienen por lo menos US$ 100.000”, explica Nejamkis, uno de los creadores de ZonaProp y de DeRemate.com. “Y es diferente a confiar el capital a un fondo porque, en este caso, las personas o empresas pueden elegir y seguir de cerca la evolución del proyecto seleccionado”.

Los mentores de la plataforma aseguran que este nuevo canal beneficia a todos los actores del sector. Para los pequeños y medianos ahorristas suma una posibilidad de hacer crecer su capital. Los desarrolladores, por su parte, pueden aumentar la vidriera de sus nuevos proyectos y las brokers tienen una nueva herramienta para ofrecer a sus clientes.

En definitiva, la tecnológica local aporta la plataforma, funciona de intermediaria para la selección de los emprendimientos y administra hasta el final la relación con el inversor. Asimismo, tiene como socias a varias inmobiliarias ?Tizado, LJ RAMOS, Covello entre otras?para sumar adeptos y acude a la Compañía Fiduciaria Argentina ?que trabaja con el Banco de Galicia? para la operación financiera.

El inversor, básicamente, se convierte en el dueño de una cuota ?parte del fideicomiso ?la figura legal elegida para invertir? y no bien finaliza la colecta del capital se buscan las mejores opciones para aumentar la rentabilidad del inmueble adquirido. Generalmente si es un proyecto terminado se alquila unos años y se espera el momento adecuado para vender. Y si es un emprendimiento de pozo se busca la valorización del final de obra. Si bien se puede salir del negocio con facilidad, para aprovechar el retorno pleno hay que esperar entre tres a cuatro años. Y aunque no hay ninguna renta asegurada, los rendimientos esperados son de entre 25 y 60%.

Crowdium espera terminar el año con alrededor de 300 inversores y un monto recaudado de por lo menos US$ 500.000. Los emprendimientos a los que se puede acceder son por ahora dos: un paquete de cuatro departamentos en el edificio Riviera de Olivos, que corresponde a inmuebles de entre 80 a 94 m2. Y otro de 15 lotes en Estancia Villa Maria, un emprendimiento inmobiliario de la zona Sur de Buenos Aires, con terrenos de entre 1000 a 5000 m2.

A fin de año la startup espera sumar otro proyecto de propiedades a su actual cartera y prevé la apertura de una oficina en Uruguay. “La idea es poder ofrecer alternativas de real state para los argentinos fuera del mercado local y ampliar el portafolio de inversiones en toda la región”, destaca Nejamkis.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés