El Economista - 70 años
Versión digital

mar 18 Jun

BUE 16°C

El déficit fiscal acumulado ya supera el de 2015

25 octubre de 2016

La publicación del resultado fiscal de septiembre, que el Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas decidió realizar a última hora del viernes, lo que generó algunas críticas en términos de transparencia para difundir la información, implicó que muchos de los análisis de los números del informe se realizaran recién ayer.

Los puntos de vista coinciden en que el Gobierno tendrá dificultades para bajar un déficit que ya es mayor al del año pasado. Ecolatina lanzó varias críticas importantes al desempeño fiscal que el Ministerio que lidera Alfonso Prat- Gay está llevando adelante en lo que va del 2016. Descontando la asistencia del BCRA y la Anses, los ingresos de septiembre, respecto al mismo mes del año pasado, crecieron al 28% y, mientras tanto, el gasto primario creció 37% interanual y así el déficit primario llegó a casi $39.000 M, lo que es similar a un incremento del 80% respecto a lo que ocurrió en septiembre del 2015. Al respecto, Ecolatina concluye: “Así, el Gobierno acumula en lo que va de 2016 un déficit equivalente a 2,8% del PIB, superando el nivel de igual período de 2015”.

Además, sostuvo: “Tal como quedó plasmado en el Presupuesto, no quedan muchas dudas de que en 2016 habrá un deterioro respecto del resultado de 2015”. Y también brindó algunas explicaciones acerca de los motivos del fenómeno: “Las presiones sociales y políticas a raíz de la recesión condicionaron los esfuerzos del Gobierno por acotar el resultado fiscal”.

Los gastos corrientes

Por su parte, FyEConsult realizó en su último informe un análisis de los componentes del gasto que explicaron este incremento del déficit. “Esta fuerte expansión del gasto res- El déficit fiscal acumulado ya supera el de 2015 pondió al mayor pago de subsidios, principalmente de energía (gas) y los de origen social (salud, AUH, y diversos planes sociales). También al incremento de las transferencias corrientes a las provincias (más de 144% interanual)”, indicó.

Así, explica la consultora dirigida por Hernán Hirsch, aun cuando se siguió subejecutando el gasto en obra pública (que dio una caída de 9% interanual), las cuentas fiscales continuaron deteriorándose. “Si el gasto de capital hubiera crecido 35% anual, el desequilibrio fiscal hubiera sido mayor, de $ 45.640 M. Con este ritmo de crecimiento del gasto público, entendemos que se consolida la dinámica esperada de deterioro fiscal para lo que resta de 2016 y todo 2017”, sostiene.

Deterioro “permanente”

La consultora Labour Capital Growht (LCG) brindó los datos reales: “El déficit primario creció 27% interanual real y en septiembre acumula una suba de 7% interanual real. En 2017 estimamos un déficit primario de 5,3% del PIB (versus el 4,2% del Presupuesto 2017)”.

El informe de FyEConsult también abunda en críticas al desempeño fiscal: “El 2016 estará finalizando con un desequilibrio fiscal primario sin rentas en torno a 4,7% del PIB, claramente mayor al 4% del PIB de fines de 2015”.

Y concluyó: “Entendemos que la decisión del Gobierno de impulsar medidas con costos fiscales permanentes del lado del gasto (Reparación Histórica a jubilados y devolución del 15% de la coparticipación a todas las provincias, entre otras cosas) y de los ingresos (baja de retenciones), tienen un costo fiscal de aproximadamente 2,5% del PIB, que tornará difícil lograr una reversión del sendero de deterioro fiscal”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés