El Economista - 70 años
Versión digital

jue 21 Oct

BUE 25°C

Versión digital

jue 21 Oct

BUE 25°C

El BCRA sigue combatiendo las expectativas inflacionarias

Con expectativas inflacionarias de mercado de 20% para el próximo año y con el regreso del tarifazo, volvió a dejar la tasa de las Lebac quieta en 26,75%.

12-10-2016
Compartir

por Mariano Cúparo Ortiz

El BCRA volvió a dejar quieta en 26,75% la tasa de interés de política monetaria, es decir, la tasa de las Lebac a 35 días. Esta actitud parece sorprender cada vez menos al mercado y a los economistas que siguen ansiosamente las decisiones de la autoridad monetaria en materia de tasa cada martes. Ya van tres semanas seguidas en las que el BCRA no mueve la tasa, con una decisión ya definida y firme de disciplinar las expectativas inflacionarias del mercado hacia la baja.

Esa continuidad, que se viene dando desde días antes de que la entidad anuncie oficialmente el inicio del programa de metas de inflación para los próximos tres años, con una pauta de 12- 17% para el 2017, 8-12% para el 2018 y 3,5-6,5% para el 2019, parece estar logrando que los economistas ya no se sorprendan tanto como venían haciéndolo en los primeros martes en los que el BCRA comenzó a frenar la baja de tasas.

Disciplinar es la tarea

Aun así siguen surgiendo opiniones que consideran que este disciplinamiento del BCRA hacia el mercado es un poco sobreactuado y que “sobra tasa” en un contexto en el que se viene observando una firme desaceleración de los índices de inflación oficiales observados.

En declaraciones a El Economista, Martín Polo, economista jefe de Analytica, dijo: “El BCRA está tratando de disciplinar al mercado para que baje la proyección de inflación para el año que viene. Es una señal, para mí, sobreactuada e innecesaria, de tener la tasa de interés sin cambio hasta que no estén las expectativas dentro del 12% y el 17%. Como las expectativas están por encima del 19%, desde el BCRA van a seguir con esto hasta que las expectativas se encuadren en ese rango, como diciendo 'hasta que no me bajes las expectativas no te bajo la tasa'”.

Lo problemático de esa hipotética sobreactuación, señalan los especialistas que insisten todas las semanas en que sigue sobrando tasa, sería la dificultad para bajar la tasa de interés activa de manera tal que se dinamice el crédito. Para otros esto es un descuido que el BCRA está ejerciendo sobre sus metas en términos de crecimiento, que aparecen mencionadas en el artículo 3 de la Carta Orgánica de la autoridad monetaria.

El director de FyEConsult, Hernán Hirsch, agregó en su último informe una nueva dimensión acerca de porque esta semana el BCRA debió concentrarse en combatir las expectativas inflacionarias. Sostuvo que la entidad debía especialmente “contener las presiones y las expectativas inflacionarias en momentos en que se repone el tarifazo de gas y se convoca a la audiencia públicas por la tarifas de luz”.

Firme y decidido

El comunicado del BCRA volvió a mostrarse firme y decidido en concentrarse en la baja de las expectativas de cara al 2017.

Por un lado, el informe de política monetaria publicado ayer sostuvo que ningún nuevo dato contradijo la desaceleración de la inflación: “En la última semana no se publicaron datos oficiales de inflación. Las estimaciones y los indicadores de alta frecuencia de fuentes estatales y privadas monitoreados por el BCRA muestran una evolución de los precios en línea con el sendero de desinflación previsto por la autoridad monetaria para los próximos meses”.

Pero, demostrando su firmeza en su objetivo, insistió: “Más allá del claro proceso de desinflación materializado durante los últimos meses, las expectativas de inflación para el año 2017 del Relevamiento de Expectativas de Mercado llevado adelante por el BCRA se ubican tres puntos por encima de la cota superior de la meta establecida del 12% al 17%”.

“Por ello, para consolidar la desinflación ya ocurrida este año y avanzar en el proceso de convergencia de las expectativas de inflación de 2017 hacia las metas anunciadas, el BCRA decidió mantener su tasa de política monetaria en 26,75% y dejar inalteradas sus tasas de pases”, afirmó.

Los resultados

“Las propuestas alcanzaron un nivel de $ 90.683 M, adjudicándose su totalidad, lo que implica la renovación total del vencimiento que era de $ 86.985 M y una suba en el stock en circulación por $ 3.698 M, generando una contracción de la base monetaria de $ 424 M. Asimismo, en la última semana el BCRA absorbió $ 148 M mediante operaciones en el mercado secundario, registrándose un efecto contractivo total por operaciones de Lebac de $ 572 M. Las tasas de corte se ubicaron en 26,75%, 25,91%, 25,3%, 24,71%, 24,21% y 23,86% para los plazos de 35, 63, 98, 154, 217 y 280 días, respectivamente”, dijo el informe.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés