El Economista - 70 años
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 9°C
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 9°C

Bancos reducirán sus pronósticos de crecimiento en 2017

25-11-2016
Compartir

por Leandro Gabin

El tan ansiado segundo semestre nunca llegó. Ahora en el mercado financiero empiezan a preguntarse cuándo vendrá la recuperación y, en todo caso, cuánto durará. La disparada del déficit fiscal, los datos de caída de la economía que publicó ayer el Indec, la incertidumbre internacional con Donald Trump y los rendimientos de los bonos argentinos al alza suman señales de alerta para los banqueros.

Ya no son tantos lo que se juegan a pronosticar tasas de crecimiento estables para los próximos años. Hacía sólo un mes uno de los bancos privados de capitales extranjeros más grande de Argentina hablaba del “4, 4, 4” en referencia al porcentaje de crecimiento del PIB local durante los próximos tres años. El equipo económico de Alfonso Prat-Gay hubiera firmado inmediatamente esos guarismos. Pero, ahora, con el final de la recesión aún lejos, el mundo de los negocios empieza a preocuparse y a cambiar sus estimaciones con lo que vendrá.

“Honestamente pensábamos que para esta altura del año la situación sería distinta”, decía anoche un banquero a este diario. “En parte, la recuperación tarda más de lo que el Gobierno había pensado y por otro lado, el deterioro fiscal hace que sea más difícil mantener las metas a futuro. El ajuste lo hacen pasada las elecciones del año que viene o no lo hacen más”, señalaba. Ante la pregunta de si les cambió la perspectiva que tenían meses atrás, el mismo banquero tuvo que admitir que sí. “En 2017 rebotamos, más allá no sé. Es todo muy incierto. No es claro que la recuperación que pueda tener la economía sea sustentable”, disparaba.

Lo cierto es que para el Gobierno el contexto se deterioró notablemente. En poco tiempo, el rendimiento de los bonos pasó de 6% a 8% en los títulos largos a 30 años. Claro que la suba de tasas en EE.UU. impactó en todo el universo emergente. Pero se sabe de la necesidad que tiene la Secretaría de Finanzas en refinanciar deuda el año próximo. ¿A qué costo podrá hacerlo? Todo dependerá de los primeros pasos de Trump y de si el Gobierno se digna a bajar el gasto público. “El plan financiero luce hoy más complejo que hace dos meses. Qué pasará el año próximo nadie lo sabe. Hay que prenderle una vela a Trump”, decía el banquero privado.

Desde otras entidades si bien no modificaron aún el panorama para el año próximo, sí creen que la película no es tan fácil de descifrar. “Hay que ver cómo se maneja el Gobierno. A priori el año próximo será de incentivo fiscal para llegar bien a las elecciones. Con lo cual, olvidate de ajustar las cuentas”, contaban desde otra entidad. Y lanzaban un título para los diarios: “Va a ser un año kirchnerista, con dólar planchado manteniendo el atraso cambiario, con déficit elevado y fogoneando el consumo para que levante la economía”. Pero, aclara, con “menos inflación”.

¿Esto se verá entonces en el Relevamiento de Expectativas del Mercado que hace el BCRA? Posiblemente. Pero algunos advierten que los bancos tratan de empalmar los guarismos con Economía en lugar de jugarse a dar números más contundentes. Sea como fuere, la expectativa de los banqueros con lo que iba a ser este diciembre (a la vuelta de la esquina) no se estaría cumpliendo. “Va a ser difícil para varios sectores levantar cabeza. Pero las empresas están optimistas con el año próximo. Claro todo eso es variable y puede cambiar porque la verdad nadie aún hunde capital para invertir. Por ahora son más promesas o ideas que otra cosa”, relataba el financista.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés