El Economista - 70 años
Versión digital

lun 20 May

BUE 7°C

La economía dio señales mixtas en diciembre

Según el IGA de Orlando Ferreres, la economía se contrajo 0,5% versus noviembre

24 enero de 2018

Una buena y una mala. La economía sigue produciendo por encima de lo que producía en el durísimo 2016 de cambio de precios relativos y caída del consumo: en rigor, diciembre dio un nivel de actividad 2,5% superior al cierre del año anterior. Pero la mala: la dinámica positiva habría frenado en el último diciembre. Contra noviembre, el último mes del 2017 dio una contracción desestacionalizada de 0,5%.

Todos los datos se desprenden del Índice General de Actividad (IGA) que publica todos los meses Orlando Ferreres y Asociados y que salió ayer. El informe señaló: “El nivel general de actividad creció 2,5% interanual en diciembre, acumulando en el transcurso de 2017 un alza del 3,3% anual. Asimismo, la medición desestacionalizada se contrajo 0,5%”.

Hoy el Indec publicará el dato del EMAE de noviembre. En la previa, como adelanto, apareció el dato de Ferreres, que va un mes adelantado respecto al oficial. El IGA destacó: “De acuerdo con nuestros registros, la actividad económica finalizó el 2017 con un crecimiento acumulado del 3,3%, en oposición al desempeño del año precedente, cuando la actividad cayera 2,5%, según el IGA”.

Sectores

Hacia adentro, en el desagregado sectorial, el informe mostró que la construcción sigue liderando el proceso de recuperación económica: “Los sectores que mayores alzas presentaron fueron los de Construcción y Comercio, con guarismos de 9,5% y 4,1% de manera respectiva, pero vale destacar la generalidad del fenómeno de expansión, que abarcó a todos los segmentos relevados a excepción del rubro de Electricidad, Gas y Agua y el de Minas y Canteras”.

Algunos aflojan

La que en diciembre volvió a los malos desempeños, a pesar del tirón que le da la construcción vía demanda, fue la industria. “Concentrándonos en el registro de diciembre (2,5% interanual), la particularidad fue aportada por la industria manufacturera, que reportó una brusca caída por las mermas en la producción de aceites y la fabricación automotriz”, detalló.

Y en ese sentido, afirmó que, a pesar de liderar, la construcción mostró desaceleración. Y lo mismo ocurrió con otro gran impulsador vía demanda para la industria: la actividad ganadera. “n su conjunto explican la contracción del índice desestacionalizado, el cual reportó una merma mensual tras 6 períodos consecutivos al alza. Si bien la coyuntura nacional como internacional operarán de manera favorable, algunas dinámicas sectoriales están ofreciendo señales de desaceleración que habrá que monitorear “, señaló.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés