El Economista - 70 años
Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

“Hizo un planteo político”

La visión de Julio Burdman tras la presentación de los "consensos básicos"

31-10-2017
Compartir

El sentido general  y el metamensaje de las palabras de Mauricio Macri ayer en el CCK es reducir el peso del Estado sobre la actividad privada para que las empresas argentinas puedan ser más competitivas y la economía atraiga más inversiones, dice el analista político Julio Burdman.

Pero, distingue, “a diferencia de los planes de ajuste del pasado, que planteaban la necesidad de hacer recortes en un marco de restricción y crisis (recordemos a los ministros de Economía anunciando duros paquetes), Macri hizo un planteo político”.

Agrega: “No hubo demasiados números ni garrote disciplinador, y las medidas vienen después: él presentó un horizonte de desarrollo, abandono del fracaso, lucha contra la corrupción y las prebendas. Los gastos que se necesita recortar no son beneficios de los que lamentablemente debemos prescindir sino privilegios injustos que obstruyen culturalmente el progreso. No dejó el micrófono en manos del ministro, fue él mismo quien ejerció el liderazgo del plan económico”.

Su punto de partida, amplía Burdman, fue el triunfo electoral. “Para Macri, lo que ocurrió el 22 de octubre fue una ratificación de su rumbo de Gobierno. Hubo un tono refundacional: estamos cambiando Argentina para siempre. En eso no se diferenció tanto de sus predecesores, ya que todos, en mayor o menos medida, han dicho que con ellos comenzaba una nueva etapa del país. Pero el 'cómo' de Macri luce más elaborado. Un discurso que reivindica el reformismo permanente y un acuerdo nacional de gobernabilidad con los gobernadores. Ayer presentó el método. Su discurso promercado planteó una primacía de la gestión política sobre la lógica de la restricción económica”, concluye.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés