El Economista - 70 años
Versión digital

sab 15 Jun

BUE 12°C

FAM: los intendentes del PJ buscan abroquelarse

04 octubre de 2016

La Federación Argentina de Municipios reúne a los intendentes de todo el país, más allá de su tamaña y de su signo político. No obstante, tuvo hasta aquí predominio peronista. Desde su creación, en 1997, y sin intervalos. Con el jefe comunal de Florencio Varela, Julio Pereyra, como su mandamás. Pero todo puede cambiar a partir de los próximos días, cuando la entidad tenga que renovar sus autoridades. Por el peso territorial que adquirió la alianza gobernante a nivel nacional, distante del número del peronismo, pero importante, y por la voluntad del Gobierno de disputarle esa presencia simbólica a la principal fuerza de oposición.

Que el peronismo en general, y el bonaerense en particular, clave en la conducción de la FAM, persista fragmentado, luego de la derrota electoral del año pasado, facilita las pretensiones de Cambiemos. Aunque los intendentes peronistas estén dispuestos a dar batalla, hacer valer su número y, de ser necesario, abroquelarse en una unidad transitoria para evitar el avance oficial. Eso es lo que parece que están dispuestos a intentar, el jueves próximo, cuando se reúnan en el predio de Costa Salguero, para empezar a dirimir, entre otras cosas, la conducción de la FAM.

Cuestionamientos

El peronismo pretende conservar su lugar en la presidencia, cosa que Cambiemos pretende evitar, con una conducción en sus manos o con nuevas opciones. Por ejemplo, que la presidencia sea rotativa cada año entre jefes comunales de Cambiemos, el PJ y el Frente Renovador. O que la conducción sea tripartita, compuesta por algunos de los aspirantes con más posibilidades. Por caso, el radical Ramón Mestre, de Córdoba, la peronista Verónica Magario, de La Matanza-PJ y el massista Gustavo Sáenz, de Salta. Unos pasos más detrás, aparece Jorge Macri, a cargo del ejecutivo de Vicente López.

Magario, precisamente, fue quien alertó en el peronismo respecto de las pretensiones de Cambiemos. Y denunció que desde el PRO vetaron su nombre. La intendenta de La Matanza participó, el viernes último, del foro de jefes comunales que contó con la presencia del presidente Mauricio Macri, en Tecnópolis, pero se fue con observaciones y críticas. “Fue un encuentro para llevar adelante propuestas de modernización y aportes tecnológico” pero en la situación actual “tenemos que invertir en salud, educación y seguridad porque la Provincia no lo hace”, dijo. “Somos partícipes del diálogo”, pero reclamó “soluciones concretas”, con la gobernadora María Eugenia Vidal al tope de sus críticas. La propuesta del GEN bonaerense, avalada por legisladores de Cambiemos, de subdividir el partido que gobierna está en el trasfondo del cruce.

“Entendemos al intendente como el primer ladrillo de la democracia”, sostuvo hace unos días Lucas Delfino, subsecretario de Asuntos Municipales de la Nación, en una entrevista con El Economista, en la previa del foro de intendentes. Y dando cuenta de la política de proximidad territorial que Cambiemos pretende para su gestión.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés