El Economista - 70 años
Versión digital

lun 08 Ago

BUE 7°C
Versión digital

lun 08 Ago

BUE 7°C

Para Rita Segato, Evo Morales "no fue víctima de un golpe sino que cayó por su propio peso” y lo tildó de machista

20-11-2019
Compartir

El debate en torno al conflicto que terminó con la presidencia de Evo Morales, sigue. Esta vez la que dio su visión de los acontecimientos fue la antropóloga y una de las referentes feministas mas reconocidas de este momento, Rita Segato, quien rechazó la "visión binaria de los hechos, estereotipada y caricaturesca" y reveló la dificultad para expresar opiniones críticas a Morales en Argentina.

"En mi comprensión de los sucesos, Evo cayó por su propio peso. Él incurrió en acciones a lo largo del tiempo, y sobre todo más hacia el presente, que le causaron un quiebre de la credibilidad y luego un quiebre de la gobernabilidad. Para mí él no ha sido la víctima de un golpe sino la víctima del descrédito general en el que se encontró a razón de varias de sus acciones", sostuvo Segato.

Y luego brindó algunos argumentos para este quiebre en la credibilidad de Morales. "El incendio de la Chiquitanía en la cual él se comporta de una forma muy similar a la que se comportó Bolsonaro; no declara una catástrofe nacional y por lo tanto no llama a comparecer las fuerzas de auxilio que tienen la obligación de presentarse y prestar servicio ante una catástrofe de esas características: lo mismo que Bolsonaro hizo en Brasil con el incendio de la Amazonia. La carretera nos dejó a todos absolutamente perplejos por su negativa a negociar y luego se fragilizó con el plebiscito en el que perdió con el 51%: entonces ahí fue perdiendo credibilidad, como ustedes saben. Esto es lo que yo digo cuando hablo en mi país, pero a la gente le cuesta mucho aceptarlo".

Entrevistada por Radio Deseo de Bolivia, Segato explicó sus dificultades a la hora de debatir la crisis boliviana en Argentina: “La visión es totalmente binaria. Sin embargo, que Luis Fernando Camacho sea una figura inaceptable y malvada no implica que Evo Morales sea una figura perfecta. Hay un endiosamiento de su figura incluso mayor que el que existía antes”.

“La gente se pregunta: '¿Es momento de criticar a Evo cuando las fuerzas que están surgiendo y presentándose, y la violencia nos obligarían a olvidar las criticas contra él para ocuparnos de lo más urgente?'. Yo soy de la opinión de que no se puede perder esta oportunidad para hacer las críticas. Siempre con un principio que hemos utilizado mucho en materia de Derechos Humanos, pero que deberíamos empezar a utilizar en la política, que es el del principio de la no repetición”, recomendó Segato.

La antropóloga recomendó, entonces, hacer las críticas a “la manera autocrática” de hacer política de Morales, a “la militarización del país” y, también, a la manera “machista” del líder del MAS. “Ahí emerge el hecho de que Morales es un sindicalista, y no un aymara”, aclaró. Además, recordó la negativa de Evo a respaldar la candidatura de David Choquehuanca como candidato presidencial y la insistencia en su reelección.

“Hizo que fuera muy fácil para las fuerzas que siempre conspiran, que acechan, que están muy bien orquestadas, que tienen una asesoría internacional (...)”, dijo Segato, crítica a su vez del actual gobierno interino de Bolivia, encabezado por la senadora Jeanine Áñez.

Segato dedicó, por último, un extenso pasaje de su desarrollo al machismo de Evo Morales. Según ella, en Argentina su figura se encuentra “prácticamente canonizada”, por lo que es muy difícil mencionar frases del mandatario, como cuando dijo que se retiraría "con mi charango, con mi coca y con mi quinceañera”.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés