Para las elecciones de 2023

Vidal proyecta armado y lanza a Ritondo en Buenos Aires

La exgobernadora participó de una reunión organizada por el titular del bloque del PRO con agrupaciones.

Actividad en Tigre de Protagonistas y La Territorial.
Pablo Varela Pablo Varela 15-10-2021
Compartir

Luego del debate en TN con candidatos porteños, y mientras el candidato del PRO, Diego Santilli despliega una intensa agenda de campaña en el territorio, la exgobernadora María Eugenia Vidal, participó ayer de una actividad en la localidad de Tigre con las agrupaciones amarillas, Protagonistas, y La Territorial, en la que envió una fuerte señal interna para nominar a Cristian Ritondo, como su eventual sucesor para competir por la provincia en el 2023.  

Si bien resta mucho camino por delante, y en medio estarán las elecciones generales en las que Santilli buscará crecer (en cerca de 800.000 votos) respecto de las PASO, la exmandataria que eligió continuar su recorrido político en la Ciudad, no desiste de la pelea nacional, trabaja para “nacionalizar” su figura y deja nominado para competir en 2023  al actual titular del bloque PRO, en la Cámara Baja, quien fuera su ministro de Seguridad, durante cuatro años.   

Acompañada por su mano derecha, Federico Salvai, Vidal alentó a los más de 80 referentes territoriales que se encontraban presentes, y que en el próximo turno electoral buscarán dar la pelea en cada uno de sus distritos y desbancar al peronismo. “Fue una reunión de contención pensando en la construcción de Vidal 2023”, explicó una fuente.   

Por su parte, uno de los principales referentes de La territorial, Alex Campbell, calificó la reunión como “un encuentro importante para seguir enfocados en el objetivo de Juntos: llevar las necesidades de los vecinos al centro de la agenda y terminar con el atropello del gobierno”.  

En las filas vidalistas sostienen que el encuentro lejos de significar una fisura, busca potenciar el trabajo territorial y forma parte de una estrategia para fortalecer una de las vertientes que trabaja dentro de Juntos. En ese marco, el objetivo inmediato es la consolidación y el triunfo de Santilli el próximo 14 de noviembre. Tras la elección general, se buscará potenciar la figura de Ritondo.   

Sin embargo y más allá de las expresiones cargadas de buenas intenciones, lo que se disputa por lo bajo son algunas desconfianzas internas, sobre todo para con los jefes comunales que tras la derrota de 2019, relativizaron al vidalismo en la confección de las listas y negociaron hasta ultimo momento su apoyo al exvicejefe de Gobierno.  

“En la militancia no hay grieta ni divisiones tóxicas, hay espacios de lucha por una causa justa”, arengó Ritondo, y agregó que pretende seguir “siendo el cambio en la provincia como nos enseñó María Eugenia, como nos enseñan Horacio  y el Colo, y para que la provincia sea el motor de una pujante República Argentina”. 

De esa manera, Ritondo, quien no oculta su vocación de ser candidato a la gobernación buscó despejar cualquier atisbo de disputa con el sector liderado por Rodríguez Larreta, con el que vidalismo mantiene una buena relación.     

En tanto en el comando de campaña de Santilli, ya cuentan con los datos que les permite ir en busca de los posibles electores que en las PASO, o bien no participaron o se inclinaron por candidatos que no superaron el piso del 1,5%, lo que le permitirá a Juntos, ir en busca de más de 800.000 votos.    
 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés