Poder Legislativo provincial

PBA: pelea voto a voto y UCR evalúa bloque propio

El Poder Legislativo bonaerense avizora un final abierto en la disputa por bancas en las dos cámaras

Congreso de la provincia de Buenos AIres.
Pablo Varela Pablo Varela 11-11-2021
Compartir

Mientras todas las miradas se posan en la disputa por la composición del Congreso, en la provincia de Buenos Aires nunca dejó de ser una preocupación el poroteo por la futura Legislatura bonaerense, que marcará en buena medida el margen de maniobra que tendrá el gobernador Axel Kicillof, en un distrito clave paras las aspiraciones del peronismo en 2023.  

Desde el inicio del año, el gobernador dejó en claro que su principal objetivo era arrebatarle a Juntos por el Cambio el control del Senado, lugar por donde no solo transitan las leyes si no también los pliegos de jueces, además del reparto de sillas en las empresas estatales y en los organismos de control.  

Tras el resultado de las primarias, y tal como contó El Economista, el Frente de Todos apuntó sus cañones a igualar a la oposición en números de senadores (23 a 23), para que de esa manera desempate la titular de la Cámara Alta, la exintendenta de La Matanza, Verónica Magario.  

Para ello, desde La Plata han puesto todas las energías en reforzar principalmente la primera y la séptima, las dos secciones electorales en las que el FdT quedó más cerca de sumar un senador y de esa manera llegar a 23 bancas, dado que según el resultado de las PASO la composición quedaría 25 a 21. En la primera debe crecer dos puntos, mientras que en la séptima, tres, por lo que el escenario está abierto.       

En tanto en la Cámara Baja, el escenario también se avizora peleado y el FdT podría perder la primera minoría, sobre todo teniendo en cuenta el resultado de las PASO y el errático desenvolvimiento del Gobierno. Creen que no habrá motivos para que la sociedad cambie el voto “mientras Alberto siga siendo nuestro principal sostén de campaña”.    

Según las PASO el escenario quedó 45 a 45, con dos diputados para el Frente de Izquierda. La semana pasada, Horacio Rodríguez Larreta visitó La Plata, en donde estuvo junto a Julio Garro, y bajó línea con la idea de trabajar duro en las secciones en las que se pelean diputados. 

En el análisis, se da por descontado que el bloque que respondía a Emilio Monzó (quien hoy juega en la lista de Facundo Manes) se integre al bloque de Juntos, algo que en realidad está todavía por resolverse. La novedad mayor podría darse en la eventual decisión de la UCR de armar un bloque propio junto a sus aliados. “Está todo abierto”, resume una fuente boina blanca.   

Si bien en la Legislatura no existe la figura de “interbloque”, algunas fuentes cercanas a Monzó señalaron ante este diario que eso es un “formalismo” y que en la práctica podría funcionarcomo tal.   

La decisión dependerá en buena medida del empoderado radicalismo, de Manes, y del peronismo republicano que con Monzó y Joaquín De la Torre presionan para ocupar lugares de decisión. Son públicas las diferencias que ambos dirigentes han expresado con el núcleo duro amarillo.   

En contrapartida, en el PRO creen “que no hay margen” para discusiones, y que la sociedad podría pasar factura de divisiones. De hecho, nunca dejaron de achacarle a Monzó la ruptura del bloque en diciembre del ´19.   

Al mismo tiempo, Juntos mira de reojo la performance que pueda cosechar el candidato liberal José Luis Espert, quien quedó cerca de colar diputados provinciales tanto en la tercera como en la sexta sección.  

En ese esquema, lamentan la poca potencia que tomó la candidatura de Florencio Randazzo que ante la campaña errática de FdT podría haber crecido en intención de voto.  

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés