El Economista - 70 años
Versión digital

mar 27 Sep

BUE 23°C
Versión digital

mar 27 Sep

BUE 23°C
Tensión en Recoleta

El Gobierno porteño defendió el operativo policial frente a la casa de CFK: "El objetivo es garantizar la convivencia"

"Todo el día había cortes de tránsito, batucadas, fuegos artificiales y cientos de denuncias de vecinos", indicó Felipe Miguel

"En ningún lugar del mundo donde hay una valla se interpreta como una provocación"
"En ningún lugar del mundo donde hay una valla se interpreta como una provocación"
29-08-2022
Compartir

El Gobierno porteño volvió hoy a defender el operativo policial del fin de semana último frente a la casa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el barrio de Recoleta, donde se registraron incidentes producto de los enfrentamientos entre militantes violentos y la fuerza de seguridad local, y dijo que continuarán las medidas de prevención para "garantizar la convivencia".

El jefe de Gabinete de la ciudad de Buenos Aires, Felipe Miguel, al hablar con Radio con Vos, aseguró que la colocación de un vallado en torno a la casa de Fernández de Kirchner obedeció a "una situación que se venía extendiendo durante varios días y venía escalando y ya se había superado todo límite tolerable", por lo que el objetivo es "garantizar la convivencia".

Al referirse al operativo de seguridad, que el sábado pasado derivó en los incidentes con los manifestantes, Miguel dijo que la actuación policial fue necesaria ante un panorama "donde todo el día había cortes de tránsito, batucadas, fuegos artificiales y cientos de denuncias de vecinos".

  • Aseguró en este sentido que se trató de "un plan sistemático para sostener esta mecánica de disrupción en la vida del barrio".

Al ser consultado sobre si fue un error la colocación de este vallado policial, indicó que esa "no es la discusión, los que generaron problemas son los violentos, los que incumplen la ley".

"En ningún lugar del mundo donde hay una valla se interpreta como una provocación, solamente es una provocación para aquel que es violento", indicó Miguel.

En otro orden, al ser consultado sobre los insultos que recibió el diputado nacional Máximo Kirchner cuando se acercó a la manifestación a metros de la casa de su madre, aseguró que "si algún policía actuó de manera inadecuada, lo vamos a evaluar".

Miguel aludió a "funcionarios que estuvieron echando nafta al fuego", al referirse al ministro de Desarrollo bonaerense, Andrés Larroque, y cuestionó además la presencia en la manifestación del gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

"Es una irresponsabilidad que desde los más altos cargos de la función publica se esté arengando a los violentos", completó Miguel.

En otro orden, calificó de "desafortunadas" las declaraciones de la titular del PRO, Patricia Bullrich, en las que cuestionó el accionar policial, y dijo que "esos comentarios son funcionales al kirchnerismo".

En la misma línea, el ministro de Seguridad y Justicia porteño, Marcelo D'Alessandro, aseguró a FM Futurock que "había funcionarios kirchneristas como cabezas de la agresión".

El ministro porteño también defendió la colocación de vallas en el barrio de Recoleta y explicó que se instalaron para que "disminuyera la actividad en el barrio".

Sobre los incidentes, afirmó que "la Policía estaba quieta y los militantes generaron una violencia innecesaria".

D'Alessandro afirmó que el Gobierno porteño tiene que "velar por los vecinos que hace seis días tenían la vida dada vuelta", y recordó que como producto de los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes hay "20 policías heridos".

En otro orden, afirmó que "no se trata de quién mantiene más la valla", en respuesta a lo dicho por Patricia Bullrich" e indicó: "A mí no me va a temblar el pulso para restituir la paz social".

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés