Congreso II

Diputados: el Frente de Todos retiene la primera minoría (y la presidencia)

Diputados: el Frente de Todos retiene la primera minoría (y la presidencia)
15-11-2021
Compartir

Finalmente, y luego de pagar el costo político de las PASO, el Frente de Todos logró realizar una mejor elección (fundamentalmente en la provincia de Buenos Aires), crecer respecto a las primarias para que el escenario en la Cámara Baja no sea tan complejo, como podía preverse. 

En ese marco, logró retener la primera minoría en la Cámara Baja, con un bloque que tendrá 118 o 119 diputados, mientras que Juntos por el Cambio quedará con 117 y se diluirá (muy probablemente) la posibilidad de que la oposición pida la presidencia del cuerpo. El escrutinio definitivo marcará si hay diferencias en los números en las bancas.  

El FdT logró modificar también el resultado en la provincia de Chaco, donde la elección parecía perdida y mejorar (aunque perdió) en la provincia de La Pampa. 

En la provincia de Buenos Aires, principal bastión del kirchnerismo, el oficialismo logró activar la maquinaria territorial tras el traspié en las primarias, y con el empuje desde el territorio por parte de los intendentes logró achicar la ventaja y que la lectura política del día después sea más aliviada, sobre todo teniendo en cuenta que el conurbano bonaerense sigue siendo el principal reservorio de electores para el FdT y para la propia Cristina Kirchner. Entre las primarias y las generales de ayer, el FdT sumó 453.000 votos y Juntos, 214.000. El FdT logró 15 bancas.

Es por eso que las principales espadas del oficialismo han puesto especial hincapié en el área más poblada del país, pese a las dificultades que ha tenido la campaña, los errores no forzados por parte de los dirigentes del FdT y la ola de inseguridad que copó la agenda pública en el último tramo de la campaña. En la provincia se puede decir que no fue tanto la marca a nivel nacional, o el plebiscito de la gestión de Alberto Fernández, ni la primera candidata Victoria Tolosa Paz, la que traccionó votos, si no la movilización del aparto peronista con plena llegada en los barrios. 

En tanto en la Ciudad, María Eugenia Vidal no logró cosechar los números de las primarias, se ubicó en el 47% y si bien fue la clara ganadora, no logró llegar al 50% que en el comando de campaña de JxC deseaban. En la previa, era sabido que JxC no podría retener los diputados que ponía en disputa, dado que en 2017 había competido con dos frentes. Un dato político relevante hacia la interna de JxC fue la presencia del expresidente Mauricio Macri en el escenario.   

Quien creció en número de bancas fue el Frente de Izquierda, que no sólo logró retener los dos diputados de la provincia de Buenos Aires que ponía en juego sino que además logró colar bancas por los distritos de CABA (Myriam Bregman) y Jujuy (en donde se ubicó como segunda fuerza) con Alejandro Vilca. 

Figuras con alto vuelo

A partir del 10 de diciembre la Cámara Baja contará con nuevos rostros y una serie de figura de alta vuelo político, que en otros ciclos supieron ocupar cargos de gran relevancia. 

En esa lista se destaca la exgobernadora Vidal, junto a Diego Santilli, quien hasta hace pocos meses ejercía la función pública en el territorio porteño, además de Facundo Manes, quien tiene un alto perfil y movilizó al radicalismo. También ocupará una banca el exministro de Economía, Ricardo López Murphy, además del economista Martín Tetaz. 

A los mencionados hay que añadir los nombres de Rogelio Frigerio, quien compitió en la provincia de Entre Ríos, y ocupó la cartera del Interior en la años de gestión de Macri; el del exvicepresidente, Julio Cobos, quien dejó su lugar en el Senado y Emilio Monzó, quien ocupó el lugar que hoy detenta Sergio Massa y fue reconocido por sus pares como un hombre de diálogo. También volverá al cuerpo Margarita Stolbizer, luego de haber abandonado la Cámara Baja en 2017, cuando no logó conquistar una banca en el Senado nacional.

Una bancada 100% liberal

Desde los tiempos de la Ucedé, no hay en el Congreso un bloque liberal de pura cepa. Las elecciones de ayer habilitaron a que 5 diputados del frente Avanza Libertad (con sus diferencias de nombres según cada distrito) accedan a la Cámara Baja y estén en condiciones de crear un bloque propio, que tal vez trabaje muchas veces en tándem con Juntos por el Cambio, si bien fueron muchos los cruces verbales y las diferenciaciones entre unos y otros. 

Se trata de los diputados de por la CABA Javier Milei, junto a con Victoria Villarruel, y por la provincia de Buenos Aires, José Luis Espert junto con Carolina Píparo, quien hasta hace pocos meses trabajó en el PRO bonaerense, y más puntualmente en la gestión de la intendencia de La Plata. 

Con mucha incidencia en el área metropolitana y calando en los jóvenes (en el caso de Milei) y con un discurso orientado a la baja de impuestos y al retroceso de la incidencia del Estado en la economía, los liberales lograron cosechar un descontento latente en la sociedad producto del deterioro económico y de las extensas restricciones que se establecieron durante la pandemia y cuarentena.   Además, logró captar el rechazo de ciertos sectores al discurso estatista que desde el Frente de Todos (fundamentalmente en el kirchnerismo) esgrimen. 

Si bien mantendrán un bloque por separado respecto de la JxC, en el poroteo, el oficialismo encabezado por Sergio Massa y Máximo Kirchner deberán contabilizarnos del lado que no acompañarán a las propuestas del Frente de Todos. 

Parte de la campaña de los liberales fue la de mostrarse como la “verdadera” oposición al kirchnerismo.   

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés