Máxima tensión

Mientras la OTAN duda, Rusia se fortalece

El Reino Unido amenazó con sancionar a Rusia, pero Estados Unidos y Alemania pidieron más cautela

Mientras la OTAN duda, Rusia se fortalece
rusia ue
24-01-2022
Compartir

A medida que van pasando las semanas, el conflicto entre Rusia y Ucrania comienza a complejizarse. Ahora, además de una supuesta invasión, el Kremlin estaría planeando instalar un líder pro ruso en Ucrania.

La acusación fue hecha por el Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido, el cual señaló al exlegislador ucraniano Yevhen Murayev como un potencial candidato. Así, con 100.000 soldados rusos en la frontera de Ucrania, la tensión sigue en aumento. 

Esta no sería la primera vez que Moscú obra de semejante manera. En 2014, antes de la anexión de Crimea, el presidente Vladimir Putin presionó a su par ucraniano Víktor Yanukovich para que no firmara un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea. Esto desembocó en su renuncia y posterior huida a Rusia. 

En este caso, Murayev, de 45 años, es un político prorruso que se opone a la integración de Ucrania con Occidente. Actualmente, ocupa el séptimo lugar entre los candidatos para las elecciones presidenciales de 2024, con 6,3% de apoyo. Sin embargo, fue él mismo quien desmintió los rumores. 

Ante esta situación, la posibilidad de nuevas sanciones contra Rusia ha tomado más fuerza que nunca, aunque, como lo revelaron las palabras de Joe Biden la semana pasada, no hay consenso en la OTAN sobre cómo proceder. 

El viceprimer ministro del Reino Unido, Dominic Raab, dijo que “habrá consecuencias muy graves si Rusia toma esta medida para intentar invadir, pero también instalar un régimen títere”.

Por su parte, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, rechazó los llamamientos para imponer de inmediato sanciones económicas, ya que “el propósito de esas sanciones es disuadir la agresión rusa. Entonces, si se activan ahora, se pierde el efecto disuasorio”. 

Quien también se mostró cauto fue el canciller de Alemania, Olaf Scholz, que constantemente es consultado sobre si está dispuesto a utilizar el gasoducto Nord Stream 2 para presionar a Moscú. Sin embargo, para Alemania y Europa en general, esta opción no es muy tentadora, ya que Rusia suministra el 40% del gas de la Unión Europea.

"La prudencia dicta la elección de medidas que tendrán el mayor efecto sobre aquellos que violan los principios acordados conjuntamente, al mismo tiempo, tenemos que considerar las consecuencias que esto tendrá para nosotros", sentenció Scholz.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés