El Economista - 73 años
Versión digital

vie 19 Jul

BUE 12°C
Chile

La solución de Boric para el conflicto mapuche en la Araucanía y qué países puso de ejemplos

Anunció la formación de una "Comisión por la Paz y el Entendimiento", admitió que los reclamos mapuches son un tema que "como Estado no hemos sabido abordar"

11 noviembre de 2022

El presidente de Chile, Gabriel Boric, culminó esta tarde un balance de su primera visita de dos días a la Región de la Araucanía, epicentro del conflicto mapuche, con un balance en el que anunció la formación de una "Comisión por la Paz y el Entendimiento", admitió que los reclamos mapuches son un tema que "como Estado no hemos sabido abordar" a la vez que señaló que el problema de la seguridad se soluciona "haciendo valer la ley y el Estado de Derecho".

Boric, que hizo noche en la región y se enteró al despertar que durante la madrugada hubo un ataque incendiario, señaló en su balance ante la prensa que la Comisión por la Paz y el Entendimiento tomará en cuenta las recomendaciones que organismos nacionales e internacionales para buscar "una solución al conflicto de la región".

Esta será una comisión que tendrá agenda abierta y tiene el mandato de "determinar con claridad la demanda de tierras de la comunidad mapuche y proponer al país mecanismos concretos para saldar esta deuda que el Estado de Chile tiene con el pueblo mapuche".

Este catastro debe considerar las pérdidas que han sufrido las comunidades respecto de los títulos que el Estado les otorgó y también la demanda viva que existe sobre las denominadas "tierras antiguas".

"Es un tema que como Estado nunca hemos sabido abordar", enfatizó Boric y agregó que hay países como Canadá, Estados Unidos y Nueva Zelanda son ejemplos que pueden guiar el camino en esta materia.

"Hemos venido a escuchar, pero también a proponer y mi voluntad es que esta comisión comience a funcionar en marzo del año 2023 y entregue su informe y propuestas ad portas de la conmemoración de los 200 años del Tratado de Tapihue, realizado entre el Estado chileno y el pueblo mapuche en 1825", informó.

El Tratado de Tapihue fue firmado hace casi un siglo con el objeto de hacer las paces, lograr la liberación de prisioneros de guerra y para extender la línea de demarcación de la frontera.

Respecto a medidas más próximas, el mandatario anunció que el "Plan Buen Vivir" pasará del Ministerio del Interior al Ministerio de la Secretaría General de la Presidencia, para separar las tareas de diálogo de las tareas urgentes en materia de seguridad.

"Hay un problema de seguridad que no se soluciona dialogando, se soluciona haciendo valer la ley y el Estado de Derecho", agregó Boric respecto a los últimos anuncios en materia de seguridad y del "mejoramiento del proceso de reparación a las víctimas", poniendo énfasis en aquellas personas afectadas por actos terroristas.

Finalmente, el presidente abordó el grave problema de inversión y desarrollo que vive la zona debido a la inseguridad que representa para las empresas invertir en el lugar.

"La región necesita de una solución en materia de desarrollo que permita cerrar las brechas en materia de pobreza", dijo el mandatario.

Dentro de la Región de La Araucanía, en la provincia de Malleco, están seis de las diez comunas más pobres de Chile.

"Por eso hemos hecho una invitación a los 32 alcaldes y a todos los parlamentarios y parlamentarios de la zona a que juntos convirtamos este "Plan Buen Vivir" en una ley de Estado para la región y que sea una política permanente para entregar bienestar a esas tierras que tan postergadas han estado", dijo Boric.

Respecto a la Ley Antiterrorista como medida para combatir el terrorismo en la zona, Boric dijo que "nosotros creemos que existen otras herramientas mucho mejores, nosotros estamos comprometidos con el combate al crimen organizado y la Ley Antiterrorista no es una opción".

"Esta es mi primera visita a La Araucanía, pero sepan que no será la última (...) tenemos la oportunidad de avanzar si lo hacemos juntos respetándonos los unos a los otros y excluyendo la violencia, no desaprovechemos esta oportunidad", cerró el mandatario.

El complejo escenario que se vive en la Macrozona Sur del país ha llevado a que el mandatario se refiera por primera vez como "terrorismo" a los distintos ataques sufridos en el sector y a que asegurara que la situación se debe abordar con mano firme.

El presidente pasó la noche en una cabaña en la comuna de Lonquimay y en la mañana, al hablar con Radio Lonquimay, no se refirió a los hechos de violencia recientes, pero reconoció el error en la primera visita del Gobierno a La Araucanía, en marzo, cuando la ministra del Interior de ese entonces, Izkia Siches, fue recibida con disparos al aire por parte de la comunidad mapuche.

"Pecamos de voluntarismo, con incidentes muy complicados que afectaron a nuestra ministra del Interior y nos dimos cuenta de que la situación en La Araucanía hay que abordarla sin atajos", señaló, al apuntar que el Gobierno dio un paso en falso.

"Acá no se pueden hacer maniobras comunicacionales, hay que llegar con una agenda sólida, robusta y por eso nos demoramos en prepararnos. Sabemos que acá están cansados de promesas y tienen el derecho de vivir en paz", dijo el presidente.

Las Fuerzas Armadas colaboran con las policías en la región de La Araucanía y dos provincias del Biobío desde el 17 de mayo pasado, cuando Boric decretó el estado de excepción constitucional de emergencia en la zona, ratificado cada 15 días por el Congreso a solicitud del Ejecutivo.

El conflicto en esta zona del país lleva décadas y se debe a una disputa territorial entre el Estado, algunas comunidades mapuches y empresas forestales que explotan tierras consideradas ancestrales por los pueblos originarios.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés