El Economista - 70 años
Versión digital

lun 05 Dic

BUE 33°C
Versión digital

lun 05 Dic

BUE 33°C
Se esperan más purgas y una redoblada apuesta en la feroz campaña anti-corrupción, una de las políticas más emblemáticas de Xi
XX Congreso del PCCh

La nueva cúpula del PCCh refleja la supremacía total de Xi Jinping

El nuevo Comité Permanente (CP) está conformado con todos ultra-fieles a Xi. No hay representación de las facciones opositoras ni influencia de figuras seniors.

Patricio Giusto Patricio Giusto 24-10-2022
Compartir

Sin sorpresas, concluyó el XX Congreso del Partido Comunista de China (PCCh). Durante la cita más trascendental de la política china, Xi Jinping fue confirmado para un inédito tercer mandato consecutivo. 

Xi seguirá siendo Presidente, Secretario General del PCCh y cabeza de la Comisión Militar Central, al menos, hasta 2027. 

El sistema político chino afronta una situación sin precedentes, con un líder que no exhibía tal fortaleza y concentración de poder desde los tiempos de Mao Zedong.

La nueva conformación del Comité Permanente (CP), máximo órgano del PCCh, es un fiel reflejo de los cambios políticos que se están dando en China. Se trata de un CP con todos ultra-fieles a Xi. 

  • Por primera vez, no hay representación de las principales facciones opositoras a nivel interno del PCCh. Asimismo, Xi gobernará sin influencia de figuras seniors del partido, como sí le sucedió a él durante sus primeros dos mandatos, y a sus inmediatos antecesores en el cargo. 
  • Por caso, Jiang Zemin con 96 años, ni siquiera pudo participar del XX Congreso. En tanto, Hu Jintao, con 79 años, protagonizó un curioso retiro, aparentemente forzado, en medio de las deliberaciones del Congreso. Fuentes oficiales dijeron que fue por "motivos de salud".

Volviendo al nuevo CP, el retiro del actual premier Li Keqiang, junto al descenso del vicepremier Hu Chunhua, son los datos más simbólicos en términos de la concentración de poder que logró Xi. Si el "pequeño Hu" (apodado así por su mentor Hu Jintao) ascendía, hubiese representado la continuidad de cierto equilibrio con las facciones internas. 

Por el contrario, Hu Chunhua no figuró ni siquiera en el nuevo Politburó (los 25 miembros más encumbrados). La Liga de la Juventud Comunista, principal facción opositora interna a Xi, directamente desapareció del CP.

El otro dato simbólico fue el desplazamiento del CP de Wang Yang, actual presidente de la Conferencia Consultiva Política y figura fuerte de la poderosa provincia de Guangdong. Wang era el otro gran candidato para nuevo premier, si bien no era del círculo íntimo de Xi. Evidentemente, no logró ganarse la plena confianza del líder. 

Los seis nuevos miembros del CP son en su mayoría viejos aliados de Xi, que compartieron gestiones en Zhejiang, Fujian y Shanghai. Incluso, algunos de ellos tienen vínculos desde su juventud con la familia de Xi. Todo indica que el nuevo premier será Li Qiang, jefe partidario de Shanghai y que compartió con Xi durante su emblemática gobernación en Zhejiang. Allí se forjó la 之江新軍 (la "Nueva Armada de Zhijiang"), como se conoce a la facción política que constituye el núcleo duro de Xi.

Por su parte, Zhao Leji, varias veces mencionado como posible sucesor de Xi y probable nuevo líder de la Asamblea Popular Nacional, y Wang Huning, el máximo ideólogo del partido, son las únicas dos figuras que lograron renovar sus lugares en el CP. Han sido dos pilares esenciales durante los dos primeros mandatos de Xi.

Otra nueva cara en el CP es Cai Qi, líder partidario de Beijing, conocido por su dureza en la conducción y quien conoce a Xi al menos desde la década de 1990, también habiendo compartido con él en Zhejiang y Fujian. Recientemente, Cai lideró los complejos JJOO de Invierno de Beijing, reafirmando la confianza con Xi.

Por otra parte, Li Xi, actual líder partidario de Guangdong, tiene una larga y destacada trayectoria, con fidelidad total a Xi durante sus dos primeros mandatos. Posiblemente, Li será la nueva cabeza de la estratégica comisión de disciplina del partido, habiendo secundado en esa área a Zhao Leji. 

Se esperan más purgas y una redoblada apuesta en la feroz campaña anti-corrupción, una de las políticas más emblemáticas de Xi.

Finalmente, cabe mencionar a Ding Xuexiang, quizás el ascenso más interesante en el CP, aunque no sorpresivo. 

Se trata de un brillante ingeniero que se ganó la plena confianza y admiración de Xi, exhibiendo eficiencia y gran determinación como director de la oficina presidencial. 

Con 60 años de edad, es el miembro más joven del CP y cabría comenzar a observarlo como potencial sucesor de Xi. 

Aunque, dadas las actuales circunstancias, no está claro si para 2027 o bien para más adelante.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés