El Economista - 70 años
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 10°C
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 10°C
Más sanciones

Joe Biden alerta que una confrontación entre la OTAN y Rusia provocaría la "tercera guerra mundial"

Además, anunció que EE.UU. despojará a Rusia de su estatus para un comercio normal permanente, en un intento de aislarlo del mundo por el conflicto con Ucrania

Joe Biden
Joe Biden
11-03-2022
Compartir

El presidente de Estados Unidos,  Joe Biden, se comprometió hoy a "evitar" una "confrontación directa entre la OTAN y Rusia" porque provocaría la “tercera guerra mundial”.

"Vamos a asegurarnos de que Ucrania tenga las armas para defenderse del invasor ruso", subrayó Biden en un mensaje desde la Casa Blanca, luego que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, deploró que Washington se niegue a que Kiev reciba aviones de combate polacos.

En ese sentido, Biden argumentó que Estados Unidos ya había proporcionado armas antitanques y sistemas de defensa capaces de derribar aviones y helicópteros.

También, volvió a señalar su país “no va a pelear una guerra contra Rusia en Ucrania”. A su vez, fue tajante al sostener que "ya sabemos que la guerra de (Vladimir) Putin contra Ucrania nunca será una victoria".

Por otro lado, el líder demócrata advirtió que Rusia "pagará un alto precio si usa armas químicas" en Ucrania.

El mandatario se negó a discutir con la prensa toda información que la inteligencia estadounidense tenga sobre el asunto. Sin embargo, los estadounidenses sospechan que los rusos difunden "mentiras" para "acusar a otros de lo que planean hacer ellos mismos".

En ese contexto, Biden anunció que la prohibición de importar vodka, diamantes, pescado, caviar y mariscos de Rusia, entre otros productos, como sanción por la invasión rusa de Ucrania.

El presidente estadounidense, el G7 y la Unión Europea (UE) decidieron excluir a Rusia del régimen recíproco normal que rige el comercio mundial, lo que abre el camino para la imposición de aranceles punitivos contra Moscú. "Estados Unidos, nuestros aliados y socios continúan trabajando juntos para aumentar la presión económica sobre (Vladimir) Putin y aislar aún más a Rusia en el escenario mundial", dijo Biden. este viernes en un discurso en la Casa Blanca,

Agregó que se tomaron "medidas adicionales para prohibir (el comercio con) sectores faro de la economía rusa, en particular productos del mar, vodka y diamantes".

Poco después, el Departamento de Comercio de Estados Unidos anunció la prohibición de las exportaciones de artículos de lujo a Rusia y Bielorrusia. "No permitiremos que (Vladimir) Putin y sus amigos continúen viviendo en la opulencia mientras causan un enorme sufrimiento en toda Europa del Este", expresó la titular de esa cartera, Gina Raimondo.

Moscú se beneficiaba hasta ahora de un estatus comercial de "nación más favorecida", que le permite el libre intercambio de algunos bienes y servicios. Ahora se sumaría de esa manera a Cuba y Corea del Norte, los únicos países excluidos por la primera potencia mundial del principio de reciprocidad, base de la mayoría de las relaciones comerciales internacionales.

La decisión final sobre la exclusión de Rusia del régimen recíproco normal de comercio con Estados Unidos -que se toma en coordinación con el G7 y la Unión Europea- corresponde al Congreso de Estados Unidos.

Los miembros demócratas y republicanos del Congreso, que muestran un raro impulso bipartidista en lo que respecta a las sanciones contra Moscú, ya manifestaron su apoyo a la medida.

La cláusula de la nación más favorecida -conocida en Estados Unidos como la "relación comercial permanente normal"- es un pilar del libre comercio. Este principio de reciprocidad y no discriminación rige actualmente la mayor parte de las relaciones comerciales entre Estados.

La Organización Mundial del Comercio (OMC) requiere que cualquier ventaja comercial, como una reducción de aranceles otorgada por un miembro se aplique automáticamente a todos los demás.

Moscú, que se unió a la OMC en 2012, se ha beneficiado desde entonces de este régimen. En concreto, privar a Rusia de este estatus permitiría a sus socios comerciales imponerle aranceles aduaneros más elevados, penalizando sus exportaciones.

En 2021, Estados Unidos importó productos rusos por valor de unos 30.000 millones de dólares, incluidos 17.500 millones de dólares en petróleo crudo, una mercancía sobre la que Washington acaba de imponer un embargo total.

Esta nueva sanción se sumará a otras muchas aplicadas por Occidente para cortar paulatinamente los lazos económicos y financieros del país liderado por Vladimir Putin con el resto del mundo.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés