Finanzas

La improvisación lleva a un nuevo récord del riesgo país

Algunas decisiones del Gobierno siguen complicando a diferentes sectores, generando pérdidas y tardías movidas marcha atrás que no llegan a arreglar lo que se rompió

La improvisación lleva a un nuevo récord del riesgo país
Luis Varela Luis Varela 26-11-2021
Compartir

El Gobierno se vio obligado a anunciar ayer dos medidas de marcha atrás, desarmando decisiones que pretendían beneficiar supuestamente a los más desprotegidos, pero que terminaron afectando a todo el sistema, complicando las cosas mucho más, generando más inflación, y aumentando la cantidad de pobres. 

Una de las decisiones que dan vuelta lo que se resolvió hace unos meses en el Congreso es la intención de reformar la ley de alquileres, que terminó rompiendo a todo el sector inmobiliario, quitando de sistema a un número importantísimo de viviendas, encareciendo los pagos mensuales que deben hacer los inquilinos, provocando en los que alquilan y en los propietarios una inseguridad jurídica de un tamaño tan importante que se terminó generando una ola vendedora, que ayer fue ratificada por los escribanos, con caída de operaciones y precios que se hunden 45% en los últimos 56 meses.

Y luego de un sinnúmero de muecas porque el secretario de Comercio, Roberto Feletti, congeló el precio de la carne por tres días, con Matías Kulfas, el ministro del que depende, acusándolo de "pensar en voz alta". Otra de las movidas de marcha atrás que se dio ayer ocurrió en el Banco Central, que tuvo que desandar la obligación que les fijó a los bancos de congelar sus posiciones en dólares, permitiéndoles volver a operar normalmente desde la semana próxima, porque la medida asustó tanto que provocó fuertes pérdidas en los bancos, con inversores asustados que empezaron a retirar depósitos y que, como efecto secundario, hizo caer las reservas del propio Banco Central.

Y este tema de marchas y contra marchas, está ocurriendo con la Ley de Envases, que en los hechos terminará elevando el IVA de un sinnúmero de productos entre 2 y 3 puntos, generando una masa de dinero gigante que irá al Ministerio de Medio Ambiente, dirigido por Juan Cabandié, con una recaudación que será repartida entre cartoneros que de manera colateral terminarán reconvertidos en empleados públicos.

Al respecto, el empresario Gustavo Lazzari detalló que el proyecto de ley fue ideado por Máximo Kirchner, "ya pasó por dos comisiones, la de Presupuesto que cualquier cosa que les llegue levantan la mano con un sí, y la comisión de Ambiente, que igualmente cualquier cosa que afecte al sector privado también van a aprobar, pero no pasó por la comisión de Industria, donde podía haber gente que les explicara lo que están decidiendo, con otra medida que tendrá un efecto secundario que ni siquiera entienden".

Mercados del exterior

Por todas estas idas y venidas, mientras hubo feriado por Acción de Gracias en Estados Unidos, con un dólar global que en el exterior subió 0,8% en Chile y 0,6% en México, no cambió contra el euro, el yen y la libra y bajó 0,7% en Brasil, los 14 dólares de Alberto fueron alterados ayer por la marcha atrás del BCRA en el cepo de dolarización a los bancos. 

Así, mientras el Central chupó de las entidades otros  $100.000 millones en Leliq, el dólar turista subió 13 centavos hasta $175,16, el oficial subió 8 centavos hasta $106,16 y el  blue subió 50 centavos hasta $201. El dólar mayorista subió 6 centavos hasta $100,68, con el Central sumando US$ 5 millones a las reservas, con los importadores al límite.  El dólar Senebi bajó $2,40 hasta $214, el MEP bajó $1,33 hasta $203,55 y el contado con liquidación bajó 0,92 centavos hasta $215,82. Y la brecha entre el dolar oficial y el blue fue del 89,3% y la del CCL y el mayorista fue del 114,4%. Y medidos en pesos, la libra subió 2 centavos hasta $134,12, el real subió 14 centavos hasta $18,10 y el euro subió 15 centavos hasta $112,84.

Por supuesto, estas decisiones de ida y vuelta tienen un sinnúmero de otras modificaciones. Con una clara situación de sábana corta, el Gobierno tiene un bloqueo generalizado a la importación de un sinnúmero de productos porque el BCRA ya se quedó sin reservas. Pero como la industria se está empezando a detener por no poder seguir trabajando sin piezas traídas desde el exterior, otra marcha atrás que se decidió fue la reapertura de la importación de bienes de capital, con los empresarios afirmando "solo falta que sea cierto".

Una nueva licitación

Todo este panorama, de gran incertidumbre, genera preocupación frente a la licitación que hará hoy el ministro Guzmán y que ayer planteamos en detalle, con todas las alternativas para fondos de inversión, creadores de mercado e inversores en general. Y todo eso plantea más dudas sobre las posibilidades de cumplir en tiempo y forma con los pagos de la deuda, por lo que ayer los bonos cayeron otro 0,6%, y el riesgo país subió otras 6 unidades, hasta un récord postcanje de 1.822 puntos básicos.

En el caso de las acciones, sin Wall Street como faro, el mercado bursátil local operó menos que una pyme. Con apenas $604 millones operados en acciones y$ 513 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires subió 1,8%, mientras que la de San Pablo mejoró 1,2% y la de México cedió 0,4%.

En commodities, un informe de Goldman Sachs planteó cómo será el tapering de la Fed desde enero, y eso movió todos los precios. El petróleo cedió, los metales preciosos actuaron sostenidos, los metales básicos estuvieron mixtos. En Chicago no hubo negocios por el Día de Acción de Gracias (y hoy habrá solo media rueda). En Rosario los granos fueron a la baja. Y las criptomonedas volvieron a sonreír, con subas de hasta el 7%, sobre todo para el ethereum y el litecoin.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés