El Economista - 70 años
Versión digital

mar 04 Oct

BUE 13°C
Versión digital

mar 04 Oct

BUE 13°C
Opinan los expertos

¿Cuáles son los activos ideales para comenzar a invertir?

Los expertos Alejo Sánchez, Mariano Monferini, Matías Daghero y Kevin Thozet dan consejos para los inversores primerizos

Las “viejas recetas” como atesorar dólares o constituir plazos fijos están quedando muy atrás
Las “viejas recetas” como atesorar dólares o constituir plazos fijos están quedando muy atrás
05-09-2022
Compartir

Con un contexto cada vez más amenazante, tanto local como internacional, las “viejas recetas” como atesorar dólares o constituir plazos fijos están quedando muy atrás, generando grandes pérdidas a quienes se inclinan por estas opciones.

De hecho, una persona que atesora dólares está perdiendo 8,5% anual debido a la inflación en Estados Unidos. Por este motivo, cada vez son más las personas que deciden invertir en la bolsa para obtener rendimientos por encima de la inflación. 

A pesar de ello, la mayoría de las personas que recién se inician en la Bolsa desconocen en qué tipo de activos invertir, por lo que conversamos con diferentes expertos para consultarles sobre las inversiones más atractivas para un público novato.

¿Cómo empezar a invertir y en qué tipo de activos?

Es muy probable que, si somos primerizos en el mundo de las inversiones, nos encontremos con una enorme cantidad de activos y entremos en la disyuntiva sobre qué tipo de activo invertir.

Frente a esto, Alejo Sánchez, asesor financiero independiente, idóneo en Mercado de Capitales y creador del canal de YouTube “Finanzas con Alejo”, aconseja inclinarse por los fondos comunes de inversión.

“Si fuese un inversor novato, arrancaría por los fondos comunes de inversión, ya que son activos muy fáciles de operar, inclinándome por los 'money market' y aquellos orientados a la renta fija”, expresó Sánchez.

El experto destaca de este tipo de activo su gran liquidez, ya que muchos permiten el rescate en el mismo día o en 24 horas, por lo que puede ser ideal para aquellas personas que necesiten el dinero en el corto plazo.

“Otra de las opciones que barajaría sería la de colocar dinero en cauciones, ya que es un instrumento muy seguro, por lo que es ideal para una persona con un perfil conservador”, argumentó.

En línea con esto, Mariano Monferini, contador público y agente productor, coincide con Sánchez, aunque recomienda inclinarse por aquellos fondos comunes de inversión que buscan una renta en “moneda dura”, es decir, en dólares.

“En mi caso, me inclinaría por fondos de inversión en moneda dura o que busquen ganancia en dólares. Actualmente en la industria existen muchas opciones como Galileo Premium o SBS Estrategia”, destacó el experto.

Además, según el especialista, existen grandes ventajas sobre invertir en uno de estos fondos y no hacerlo de forma directa en los activos que integran dicho fondo. Una de ellas es la diversificación, ya que la gestora será la encargada de entrar a los canjes cuando sea necesario, de seleccionar los activos, de seguir la coyuntura económica, etcétera.

De esta forma, le soluciona muchos posibles inconvenientes que debería enfrentarse el inversor si decidiese invertir por su cuenta en los activos que conforman dicho FCI. Sin embargo, la principal desventaja es que las comisiones de estas gestoras no suelen ser económicas.

Finalmente, Matías Daghero, presidente de Closing Bell Advisors y asesor financiero, coincide con los expertos y agrega: “Aconsejo invertir en fondos comunes de inversión, debido a que un experto se encarga del armado del portafolio, pero que no resignamos liquidez al poder realizar el rescate en plazos que van desde el día mismo hasta las 48 horas”.

Plazo fijo y atesoramiento de dólares: las mejores alternativas

Es de público conocimiento que el ahorrista argentino promedio se inclina por estas dos opciones. Las razones son diversas: desde una cuestión cultural, pasando por la poca educación financiera (en el que las personas consideran “invertir” a comprar US$ 100 y guardarlos) hasta el “miedo” de perder el dinero si se inclinarían por opciones como invertir en acciones.

Es por eso que, desde El Economista, les consultamos a los expertos qué tipo de activos consideran más apropiados para este tipo de ahorristas.

“El primer paso sería comenzar a invertir en activos de bajo riesgo, como los Fondos Comunes de Inversión (FCI) Money Market que invierten en alternativas a tasa en pesos sin tanta volatilidad”, sostuvo Daghero.

“Luego, a medida que se va conociendo más del mercado, se puede ir pasando a FCI de Bonos”, añadió.

Por otra parte, Sánchez le recomienda a este tipo de ahorristas que salgan urgentemente de opciones como los plazos fijos debido a la poca liquidez que tienen, ya que el plazo mínimo para un plazo fijo tradicional es de 30 días.

“En el caso de las personas que atesoran dólares, considero que una gran opción es la adquisición de obligaciones negociables. Sin embargo, cabe recordar que, a pesar de tener una gran cantidad de beneficios como generarnos rendimientos en moneda dura, existen riesgos asociados a este tipo de activos como la posibilidad de que la empresa postergue sus pagos”, enfatizó.

Otra de las opciones que el profesional en finanzas considera a tener en cuenta para los ahorristas en dólares, es la constitución de un fondo que invierta en Latinoamérica para salir del “riesgo argentino”.

¿Cuáles son las mejores opciones para cada tipo de inversor?

A la hora de crearnos una cuenta en cualquier bróker o banco, nos suelen hacer un pequeño cuestionario conocido como “test del inversor”. Este consiste en una serie de preguntas sobre hipotéticos escenarios que podrían llegar a darse en nuestra cartera de inversiones.

Por ejemplo, si nuestros activos pierden 20% de su valor, ¿qué hacemos? 

Una de las respuestas podría ser sacar todo nuestro dinero, asumiendo la pérdida, como también podríamos esperar a que el precio vuelva a subir o asumir parte de la pérdida (vendiendo parte de nuestros activos) y refugiándonos en activos más conservadores o simplemente comprar más aprovechando que el precio “está bajo”.

La respuesta a esta y otras preguntas nos permitirá saber qué tipo de perfil somos (conservador, moderado o audaz) frente al riesgo. Esto no solo es de vital importancia para nosotros, sino también para nuestro asesor, ya que podrá definir la mejor estrategia según nuestra tolerancia al riesgo y evitarnos “malas experiencias”. Es por eso que dicho cuestionario debe responderse a conciencia y con total sinceridad.

En línea con esto, conversamos con los especialistas para conocer cuáles son los mejores activos para cada tipo de inversor.

“Como mencioné, los fondos comunes de inversión son la mejor opción para un inversor novato, pero también lo es para alguien con un perfil muy conservador. Otra de las opciones para tener en cuenta, son los Cedears (Certificados de Depósito Argentino) de baja volatilidad que paguen buenos dividendos, como por ejemplo KO (Coca Cola)”, detalló.

Por su parte, Alejo Sánchez, recomienda a inversores con un perfil conservador o muy conservador que tengan el 80% de su cartera dolarizada y tan solo un 20% en activos en pesos argentinos.

“Dentro de ese 80% en dólares podríamos invertir un 30% en obligaciones negociables y el resto mantenernos líquidos. Con respecto al 20% en pesos, invertiría en algún FCI conservador como los mencionados previamente”, explicó.

Finalmente, Daghero se inclina por los FCI Money Market para aquellos inversores conservadores. En cuanto a los inversores moderados, Daghero considera que los FCI en bonos y los FCI USD Linked son una gran alternativa.

En el caso de los inversores moderados, es decir, con una mayor tolerancia al riesgo, Sánchez sigue inclinándose por tener una cartera 80/20, es decir, que la mayor parte se encuentre dolarizada.

“Teniendo en cuenta esta regla, pondría el 90% del total de la cartera en dólares en obligaciones negociables y 10% en Cedears para salir del riesgo argentino, buscando un poco más de rentabilidad. En el caso del 20% en pesos, iría por un conjunto de FCI que variarán según la necesidad de liquidez del inversor”, afirmó.

En el caso de Monferini, el asesor financiero se inclina por otros tipos de Cedears como pueden ser aquellos que replican los índices norteamericanos como el S&P 500.

“Otra inversión interesante sería inclinarse por una aceleración devaluatoria. En este caso tenemos bonos linked y los bonos soberanos. Si, por el contrario, buscamos un menor riesgo, podemos inclinarnos por los bonos corporativos”, detalló el experto. 

Además, Monferini afirma que la inflación en argentina va a ser muy elevada, por lo que tener una porción de nuestra cartera en bonos que ajusten por inflación puede ser una excelente idea. Sin embargo, al igual que el experto Alejo Sánchez, personalmente se inclinaría por mantener la mayor parte de la cartera cubierta en “moneda dura”.

Finalmente, en el caso del perfil “audaz” o “agresivo”, Daghero aconseja los fondos comunes de inversión que invierten en el Merval, aunque recalca que, en dicho caso, el horizonte de inversión es mayor al de un año.

Por su parte, Monferini recomienda activos argentinos que pueden dar un buen redito, tanto bonos como acciones, tomando en cuenta que las acciones subieron mucho en estos días y pueden llegar a corregir.

“Otra de las opciones a tener en cuenta para este tipo de inversor es “hacer tasa” en pesos. Dentro de los instrumentos que nos permiten ejecutar dicha estrategia se encuentra la caución bursátil que, si bien es el que menos rinde, nos otorga dos ventajas fundamentales: plazos muy cortos de tiempo, permitiéndonos salir con rapidez, y que el tomador coloca títulos en garantía”, argumentó.

Además, el asesor destaca otras opciones para hacer tasa como es el caso de los bonos CER o las Ledes, aunque lo importante es el timing.

“Podemos mirarlo desde este punto de vista: supongamos que el dólar se queda fijo en 300, y que la tasa está en un 70% anual, no es sustentable que la deuda crezca al 70% en dólares, por eso el tipo de cambio terminará corrigiendo. Esto es lo que vemos una y otra vez, un dólar estable por un lapso y un posterior ajuste rápido”, concluyó.

¿Qué aconsejan los expertos extranjeros a la hora de invertir?

De momento, solo hablamos sobre los consejos para un inversor que decide invertir en Argentina. Sin embargo, es posible que te interese conocer los consejos de expertos del exterior, ya sea porque deseas crearte una cuenta en el extranjero, estés pensando en irte a vivir a otro país, entre otras posibilidades.

Por este motivo, tuvimos una entrevista exclusiva con Kevin Thozet, miembro del comité de inversiones de Carmginac, una sociedad francesa de gestión de activos. Actualmente, es considerada como una de las mayores gestoras independientes de Europa.

Frente a la consulta sobre qué tipo de activos consideran ideales para un inversor primerizo, el experto respondió: “La regla de oro para un primer inversor siempre ha sido la diversificación. De hecho, una cartera de activos diversificada permitirá que el inversor no tenga todos los activos moviéndose juntos”

Además, Thozet argumenta que, durante años, la mejor herramienta de diversificación fue combinar carteras de renta variable a largo plazo al igual que bonos. Por otra parte, el experto sostiene que, en general, las acciones son una clase de activo que le permite a los inversores capturar el crecimiento de una economía, mientras que los activos de renta fija son una oportunidad para “amortiguar la decepción en el crecimiento”.

“Sin embargo, desde principios de año, las acciones y los bonos se han estado moviendo en sincronía debido al repentino y violento regreso de la inflación y su persistencia. Por lo tanto, uno puede preguntarse si esta regla de oro de la diversificación está muerta”, expuso.

A pesar de esto, Thozet afirma que, desde Carmginac, no creen en la posibilidad de que la diversificación sea cosa del pasado.

“Seguimos convencidos de que un inversor primerizo debe invertir en una amplia gama de activos, ya que existe una serie de riesgos de los que un inversor debe defenderse, y habrá entornos en los que los bonos serán activos muy valiosos”, enfatizó.

“No obstante, por otros activos, estos mercados pueden estar en riesgo. Como tal, es clave abordar las inversiones con un sesgo activo, para garantizar que un shock repentino del mercado no borre años de ahorros acumulados”, agregó.

Por otra parte, al igual que con los otros expertos, le consultamos sobre sus recomendaciones para los distintos perfiles de inversor con respecto al riesgo. En línea con esto, el profesional en finanzas hace algunas aclaraciones previas.

“Históricamente, los bonos se han considerado menos riesgosos que las acciones, ya que proporcionan pagos regulares de ingresos y dan derecho a sus propietarios a recibir pagos antes que los accionistas si una empresa quiebra”, analizó.

“Sin embargo, la realidad es más complicada, ya que incluso dentro de la categoría de bonos, los riesgos varían, mientras que, con la renta variable, algunas empresas de calidad, con atractivas perspectivas de crecimiento a largo plazo, demuestran ser resistentes con el tiempo”, añadió.

Por ende, Thozet sostiene que el parámetro más importante para un inversor será su horizonte temporal por sobre otras consideraciones, ya que, cuanto más largo sea el horizonte temporal, mayor podría ser el “apetito” por el riesgo.

“Para aquellos inversionistas con un horizonte de inversión a largo plazo, creemos que los mercados crediticios actualmente ofrecen un gran valor, ya que los rendimientos actuales integran un poco de pesimismo e históricamente, el nivel de rendimiento incorporado ha sido un buen indicador de los rendimientos futuros”, declaró.

Además, el experto enfatizó que las acciones tienden a ser los mejores proveedores de rendimientos a largo plazo, en particular debido a los beneficios de la capitalización.

“Para aquellos inversores con un enfoque más conservador, nos inclinaríamos por ser cautelosos con el dinero, especialmente debido al riesgo de ver tasas de interés más altas (y, por lo tanto, precios de bonos más bajos) y precios de acciones más bajos en los próximos trimestres debido a la inflación”, concluyó.

Por lo tanto, podemos concluir que, sin importar el país donde nos encontremos, invertir nuestro dinero es la mejor opción frente a un contexto global de incertidumbre. No obstante, debemos recordar que nuestra estrategia de inversión variará según nuestra tolerancia al riesgo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés