Informe de Enac

Las pymes superaron el Covid, pero deberán afrontar los problemas estructurales

Un informe de Enac señaló que las preocupaciones son la inflación, los costos y una devaluación

Los empresarios se mostraron preocupados por la inflación, los costos y una deva
Agustín Maza Agustín Maza 02-11-2021
Compartir

El Covid-19 en Argentina implicó un golpe importante para una economía que venía de sufrir problemas agudos desde 2018 y crecía poco. Después de casi dos años de restricciones, la recuperación económica hizo que para las pymes locales la pandemia haya terminado y, ahora, el desafío serán los problemas más estructurales.

La última encuesta realizada por la Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino (Enac) consignó que durante el tercer trimestre de 2021, el 57,9% de las empresas operó entre el 60% y 100% de su capacidad, mientras que sólo 2% está sin operar. Asimismo, el promedio de capacidad utilizada fue del 59,9% durante el mismo período.

Por su parte, la capacidad utilizada por las pymes industriales en el tercer trimestre del año fue en promedio del 64,4%, una suba de más de 5 puntos porcentuales (p.p.) respecto al trimestre anterior. Asimismo, el trabajo destacó que el 68,1% de las empresas industriales empleadoras operó en situación de normalidad, es decir, por encima del 60% de su capacidad disponible.

El relevamiento de la entidad fue realizado sobre el desempleo durante tercer trimestre de 2021 en octubre bajo la modalidad de cuestionario cerrado y autoadministrado a 760 empresas de todo el país, siendo la provincia de Buenos Aires (28,5%), la Ciudad de Buenos Aires (20,4%), Córdoba (13,6%), Mendoza (8,7%), Misiones (6,5%) y Santa Fe (5,9%), quienes en conjunto concentraron la mayor cantidad de casos con el 83,5% del total.

Recuperación homogénea

La heterogeneidad que mostraba la primera etapa de la recuperación, donde la industria estaba por encima de los servicios, parecería estar quedando atrás. En ese sentido, el presidente de Enac, Leo Bilanski, afirmó que "las empresas han vuelto a operar de manera normal en Argentina y todas las firmas ya están produciendo y viviendo del mercado y no de la asistencia del Estado como sucedió durante el parate por la emergencia sanitaria".

Un dato que sustenta la declaración del dirigente industrial tiene que ver con los niveles de vacunación, porque 7 de cada 10 empresas manifestó que en su empresa ya están vacunados el 100% de sus integrantes. “En el trimestre previo solo el 23,7% tenía a todos sus integrantes vacunados”, recordó Enac.

Esa dinámica quedó reflejada en el desempeño que mostraron las pymes entre julio y septiembre: el 81,8% de las empresas consultadas tuvo un nivel de ventas “razonable”. Además 1 de cada 2 firmas (54%) declaró que sus ventas fueron entre buenas y muy buenas, es decir, las incrementaron en más de 10 p.p. en comparación al trimestre anterior. Por otro lado, el 15,2% consideró un nivel de venta malo y 2,9% directamente no pudo operar.

Ventas general de las empresas en septiembre 2021.

A nivel industrial, el 87% de las empresas tuvo ventas razonables y el 60,7% declaró que sus ventas fueron entre buenas y muy buenas en el trimestre y un 11,9% malas. En tanto, solamente el 1 % permanece sin ventas por no trabajar.

La recuperación de la economía impactó de manera favorable en los niveles de rentabilidad que acusaron las empresas relevadas. El 45,7% de todas las pymes que participaron del estudio tuvieron rentabilidad positiva entre julio y septiembre, mientras que para el caso de las dedicadas exclusivamente a la industria ese porcentaje ascendió a 58,2%. “El 10,8% desconoce su rentabilidad a causa del desorden de la economía”, señaló Enac.

En cuanto al empleo, el 36,7% de las pymes incorporaron personal y 1 de cada 10 redujo personal, un aumento en relación a los dos trimestres previos cuando solo el 30% de las empresas declararon haber incorporado trabajadores. En tanto, el 81,9% incrementó horas extras para poder suplir su aumento de producción.

El trabajo destacó que se mantuvo el nivel de incorporación y sostenimiento de la masa laboral durante los últimos 9 meses. Asimismo, el 53,4% de las firmas mantuvo estable su plantilla y un 9,9 % despidió personal. En lo que respecta a horas extras, el 81,9% las incrementó.

Expectativas

De cara al último trimestre del año, 3 de cada 10 pymes consultadas por Enac piensa incorporar trabajadores. En concreto, el 51,82% de las firmas dijo que mantendrá estable su plantel (el 57% en el caso de las firmas industriales), y un 27,73% planea incrementar su dotación de personal (proyección que se eleva al 29,38% en la industria).

Sin embargo, casi 8 de cada 10 participantes contestó que los salarios no le ganarán a la inflación. En ese sentido, ante la consulta sobre si podrían pagar un bono de fin de año, el 39,5% de las compañías dijeron que no pueden afrontarlo, mientras que 27% puede afrontar hasta una erogación del 20%.

Por otra parte, el 48,28% de las firmas consultadas planea realizar inversiones en los próximos seis meses (un alza de más de 9 puntos respecto a la medición anterior) y un 38,4% cree que la economía mejorará (una baja de casi 4% sobre el registro previo), mientras que un 27,5% considera que el escenario se mantendrá igual.

Preocupaciones

Si bien es un dato positivo haber superado la pandemia, toda la economía y en particular las pymes deberán ahora recuperar lo perdido durante los años anteriores a la crisis sanitaria, en busca de salir de un estancamiento casi estructural. De cara al futuro, el informe señaló que las principales preocupaciones son la inflación, la suba de costos y una devaluación.

El 90% consideró prioritario controlar la inflación, siendo la prioridad más relevante. Entre 82% y 85% consideran de prioridad alta: la lucha contra el hambre, fortalecer las pymes, bajar el desempleo y la reactivación del mercado interno”, dijo Enac.

A su vez, 4 de cada 10 pymes manifestó no tener conocimiento de los planes de asistencia que brinda el Gobierno. Una carta con la que el oficialismo viene jugando en campaña, aunque en este caso parecería que no están teniendo los niveles de visibilidad necesarios. “El Fondep y los PAC son los menos conocidos”, mencionó el informe.

Por caso, en la encuesta se detalló que en el período julio-septiembre el 91,5 % de los consultados registró aumentos de costos, con 49% de ese total manifestando subas superiores al 20% y el 82,2% de las firmas dijo que trasladó el incremento de los costos a los precios de sus productos y/o servicios.

Sobre el tema, Bilanski señaló que "más del 90% registró aumentos de costos y eso es un problemón que tiene que ver con la inflación, ya que las pymes los incrementos los trasladan a precios del mostrador y eso aumenta el IPC". 

A su vez, la inflación anual promedio proyectada por los empresarios para el 2021 pasó del 50,1% en la medición del segundo trimestre del año, a una del 48,9% en la última encuesta. Sobre el precio del dólar oficial, en promedio los encuestados consideraron que alcanzará un valor de $126 a fin de año.

El empresario agregó a eso la dinámica de los precios internacionales, que vienen impactando incluso en los países más desarrollados, y las dificultades para acceder a insumos por un “trastocamiento” en la cadena de abastecimiento global. “Hay productos que se encarecieron 70% en dólares en el último año, es muy difícil afrontar esos costos para las pymes”, agregó.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés