Para contener la inflación

Estrategia oficial: paritarias libres y revisiones cortas

Con problemas evidentes para contener la suba de precios, el Gobierno apuesta todas sus fichas a un shock de ingresos

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, junto al presidente Alberto Fernández.
El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, junto al presidente Alberto Fernández. Archivo.
Agustín Maza Agustín Maza 13-04-2022
Compartir

El Gobierno ya resignó sus posibilidades para contener la inflación y apuesta todas las fichas a que los ingresos no pierdan capacidad de compra. Para eso, el Ministerio de Trabajo promueve una nueva estrategia salarial con porcentajes en torno al 45% y revisiones en el corto plazo.

Una pista la dio el lunes el ministro de Economía, Martín Guzmán, luego de confirmar que el índice de precios minoristas de marzo será superior al 6%, es decir, el más alto desde septiembre de 2018 y una de las tres marcas más altas de los últimos treinta años.

"Hoy la principal preocupación de la política económica es el problema de la inflación y asegurar que haya una recuperación de los salarios reales", dijo el titular del Palacio de Hacienda, para luego agregar que "con el acuerdo de precios sólo, no se soluciona la inflación".

El Gobierno acordó la semana pasada con la CGT y la UIA la reapertura y adelanto de una veintena de negociaciones paritarias que comenzaron esta semana. La intención es conseguir una suba rápida que sirva para enfrentar la aceleración de precios de estos primeros meses del 2022.

En la segunda parte del año se podrían realizar revisiones para que los ingresos no sigan cayendo y, según las posibilidades de cada sector, se propiciarán sumas fijas o bonos para darle un impulso a los salarios. Esa es la estrategia salarial que persigue el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

Casos testigo

Desde la cartera laboral ponderan el acuerdo al que llegaron el lunes la Federación Obrera de la Industria del Vestido y Afines (Foniva) y las cámaras empresarias, con la venia de Trabajo. Los trabajadores del vestido percibirán un incremento del 53,4% en dos tramos: 30% en el período abril-junio y otro 23,4% entre el lapso julio-octubre cuando las partes retomarán el diálogo para revisar el acuerdo ante el avance de la inflación.

Además, se pactó una gratificación extraordinaria, fija y mensual entre el corriente mes y octubre equivalente al 7% del salario básico. Este sector fue uno de los más golpeados por la pandemia y que habían atrasado más sus ingresos respecto a la escalada de precios, según destacaron desde Trabajo.

Cerca de Moroni destacan que cada sector puede llegar al mejor acuerdo posible, en base a sus posibilidades, ya que “es lo positivo de la negociación paritaria”. Por caso, La Federación de Choferes de Camiones que lideran Hugo y Pablo Moyano reclamó de forma oficial ayer a las cámaras empresarias la inmediata apertura de la paritaria y la incorporación al sueldo básico de una suma de $20.000, informó el gremio.

La semana anterior, la Asociación del Personal Legislativo (APL) que lidera Norberto Di Próspero logró un aumento de $20.000 "carácter mínimo, permanente y uniforme" para todo el personal de las cámaras.

Di Próspero había señalado que la mejora salarial regirá desde este mes y que significó "el cierre de la paritaria 2021", aunque aclaró que de forma paralela ya comenzaron las negociaciones convencionales para abrir la de este año.

Ayer, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, anunció un bono extraordinario de $10.000 para los municipales quilmeños, que se cobrará en mayo, y un aumento nominal total de 42% en los salarios, a aplicarse en tres tramos acumulativos: 14% en mayo, 14% en junio y 14% en septiembre.

Ayer, la Asociación Obrera Minera Argentina (Aoma) y la cámara de la Rama Cal, Piedra y Afines acordaron para el semestre abril-septiembre de este año un aumento salarial de casi el 45%

El secretario general de la organización, Héctor Laplace, informó en un comunicado que desde el 31 de marzo último se modificará la base de cálculo y se sumará un 5% no acumulativo en compensación por lo convenido de forma oportuna en la negociación paritaria de 2021 ante el proceso inflacionario.

Además, de forma retroactiva al 1° de abril los trabajadores cobrarán un aumento del 15% sobre los jornales básicos vigentes al tercer mes de este año y, desde el 1° de julio hasta el 30 de septiembre, percibirán otra mejora del 29% sobre los jornales determinados como cálculo al 31 de marzo último. Laplace informó que aún resta negociar el aumento para el segundo semestre.

Por su parte, la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys), ya pidió a las cámaras empresarias una recomposición rápida del 24% entre abril y junio. Mientras tanto, el gremio que comanda Armando Cavalieri espera continuar negociando las próximas subas.

Faecys discute salarios con los representantes de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), de la Confederación de la Mediana Empresa (Came) y de la Unión de Entidades Comerciales (Udeca). Se estima que de esta negociación se referencian cerca de 1,2 millones de trabajadores, por lo que funciona como referencia para otros acuerdos.

Malhumor social

En este marco, los gremios miran la pérdida de los salarios de los últimos años. Es cierto, por otro lado, que los trabajadores más perjudicados fueron los que se desempeñaron en el segmento informal.

Un análisis de la consultora PxQ destacó que, tomando como base 2016, los salarios totales de la economía acumulan una pérdida de 20,2% de su poder adquisitivo. Por categoría, los empleos no registrados son quienes mayormente han sufrido las peores consecuencias (-31,9%), luego los empleos públicos (-20,5%) y, por último, los privados registrados (-15,3%).

“Si bien en la comparación anual los salarios han mostrado signos de recuperación, en la variación mensual de enero 2022 contra diciembre 2021, sólo el salario privado logró situarse por encima del nivel general de precios (+0,7%)", concluyó la consultora de Emanuel Alvarez Agis.

Los sectores más críticos del sindicalismo ponen el foco en la suba de precios, pero sobre todo en la del segmento de alimentos. "La inflación alcanza el 16,1% en el primer trimestre del año para el nivel general, y acumula en alimentos un 22,8% en los primeros tres meses", sostuvo en un informe reciente el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), conformado por la CGT y la CTA de los trabajadores.

Este tema forma parte de la disputa interna del Frente de Todos. El kirchnerismo, pero también otros sectores, reclaman una política de ingresos “más agresiva” ante el avance de precios. La recuperación de la economía y del empleo no llega a sentirse en los bolsillos, un factor determinante para la coalición oficialista de cara a las elecciones de 2023.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés