El Economista - 70 años
Versión digital

sab 23 Oct

BUE 16°C

Versión digital

sab 23 Oct

BUE 16°C

Declaración de Kunming

A semanas de la COP26, la AIE dice que falta inversión en energía alternativa

"El mundo no está invirtiendo lo suficiente para satisfacer sus necesidades energéticas futuras”, advirtió la AIE.

A semanas de la COP26, la AIE dice que falta inversión en energía alternativa
14-10-2021
Compartir

Ayer, en el marco de la 15° Conferencia de la ONU sobre Biodiversidad (COP15), que se realiza en China, más de 100 países firmaron la “Declaración de Kunming” para poner la protección de los hábitats como prioridad a la hora de que sus gobiernos tomen decisiones, aunque no se comprometieron con objetivos específicos. 

Huang Runqiu, ministro de Medio Ambiente de China y anfitrión del evento, explicó que la declaración era un documento de voluntad política pero no un acuerdo internacional vinculante.

En ese sentido, la Declaración de Kunming pide "acción urgente e integrada" para abordar los problemas de biodiversidad en todos los sectores de la economía global, aunque temas cruciales, como financiar la conservación en los países más pobres, se dejaron para discutir en la cumbre de abril de 2022. 

El último acuerdo en la materia se firmó en 2010 en Aichi, Japón, y los gobiernos acordaron 20 objetivos para tratar de frenar la pérdida de biodiversidad y proteger los hábitats. Sin embargo, diez años después, ninguno se cumplió.

De cara a los encuentros del año que viene, la ONU, uno de los actores más comprometidos con la protección del medio ambiente, está presionando para que los países acepten proteger el 30% de su territorio para 2030, un objetivo conocido como “30 para el 30”. 

Además de la COP15, en las próximas semanas se desarrollará la 26° Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP26), en Glasgow, lo que será el gran evento del año en la materia. 

De cara a este encuentro, en un claro mensaje a los líderes mundiales, ayer la Agencia Internacional de la Energía (AIE) explicó que la transición hacia energías limpias está progresando, pero todavía "es demasiado lenta" y por eso se necesita más inversión en fuentes renovables para evitar el calentamiento climático y "turbulencias" en el mercado energético.

"El mundo no está invirtiendo lo suficiente para satisfacer sus necesidades energéticas futuras (...) el gasto relacionado con la transición se está recuperando gradualmente, pero sigue estando muy por debajo de lo que se requiere para satisfacer la creciente demanda de servicios energéticos de una manera sostenible", agregó la AIE.

"Las inversiones en proyectos energéticos descarbonizados deben triplicarse en diez años para alcanzar la neutralidad de carbono en 2050", sentenció. 
 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés