El Economista - 70 años
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 21°C
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 21°C
5-0 en el Más Monumental

River aplastó a un Estudiantes inofensivo y todavía da pelea en el campeonato

Alcanzó los 38 puntos (quedó a seis del líder Atlético Tucumán) y se afianzó en el tercer puesto de la tabla anual, con 67 unidades, en busca de Libertadores

El colombiano festejó por 2
El colombiano festejó por 2
06-10-2022
Compartir

River Plate aplastó hoy a Estudiantes La Plata por 5 a 0, en el partido correspondiente a la 23° fecha de la Liga Profesional de Fútbol, y a falta de cuatro jornadas quiere dar pelea en la lucha por el título.

El delantero colombiano Miguel Borja (en dos ocasiones), Pablo Solari, Esequiel Barco y Matías Suárez marcaron los goles de un River que tuvo a otro colombiano, Juan Fernando Quintero, como la otra gran figura de la noche en un Más Monumental colmado por 23° vez consecutiva.

  • River alcanzó los 38 puntos y quedó a seis del líder Atlético Tucumán (44), al tiempo que se afianzó en el tercer puesto de la tabla anual, con 67 unidades, en busca de la clasificación a la Copa Libertadores.

Estudiantes, ubicado en la 20° posición de la tabla (27), tiene 55 puntos en la tabla anual y con riesgo de salir de la zona de Copa Sudamericana.

Quintero iluminó a River en la primera parte. De los pies del colombiano, uno de los héroes de la gesta de Madrid en 2018, nacieron las mejores situaciones para un River que encontró espacios frente a un Estudiantes que buscó orden en la marca, sin ideas en ataque.

Después de un inicio parejo, River llegó al área rival con un disparo cruzado de Agustín Palavecino y al minuto encontró la apertura del marcador a través de Borja. En el gol tuvo que ver el arquero Jerónimo Pourtau, reemplazante del experimentado Mariano Andújar, quien ofreció una resistencia endeble ante la definición débil del ex Junior de Colombia.

La pelota hizo un efecto raro, superó la línea del arquero e ingresó pidiendo permiso para el 1-0. La jugada previa nació en un quite de Paulo Díaz y la continuó Nicolás De La Cruz, quien en su regreso al equipo titular alternó buenas y malas.

El gol brindó confianza a River que fue por más con Quintero como guía. "Juanfer" frotó la lámpara y con un pase de media distancia muy ajustado habilitó a Borja para su segunda conquista de la noche. El delantero sacó un remate cruzado y seco que ingresó en el ángulo.

De ahí en más, River desplegó su mejor versión y desnudó las falencias del Estudiantes dirigido de forma interina por Pablo Quatrocchi.

Enzo Pérez se hizo eje, Palavecino aportó quite junto con De La Cruz El equipo platense se vio desbordado y sin rebeldía. Muy lejos de su historia.

Mauro Boselli quedó aislado en ataque y Benjamín Rollheiser, silbado cada vez que tocó la pelota por su salida forzada de River, poco pudo hacer para generar juego.

La única ocasión del visitante en el primer tiempo fue un cabezazo de Fabián Noguera, producto de un tiro de esquina.

La buena producción riverplatense mermó en los primeros minutos del segundo tiempo. Franco Armani sostuvo a su equipo ante una mala salida de Enzo Pérez y tapó ante el remate de Rollheiser. El equipo de Gallardo bajó en la calidad de los pases y eso generó cierto disgusto del entrenador, quien dispuso cambios.

River se despertó cuando buscó decididamente el arco rival y aumentó la ventaja con el insistente Solari, quien busca su mejor versión futbolística; con Barco, generador de una destacada jugada individual; y Suárez, tras dos intentos. El festejo del cordobés incluyó un gesto de perdón a los hinchas, tocándose el escudo.

River, a pesar de sus lagunas, se llevó por encima a Estudiantes que acumuló la cuarta derrota al hilo y lleva 10 encuentros sin ganar de visitante.

En la próxima fecha, River visitará a Patronato y Estudiantes recibirá Lanús.

"¡Gallardo es de River y de River no se va!"

El hincha de River, en la previa del choque ante Estudiantes, se manifestó otra vez en el Más Monumental a favor de la continuidad de Marcelo Gallardo como entrenador.

La aparición del DT más ganador en la historia del club (14 copas) generó el estadillo en las tribunas de un estadio completo por 23° vez consecutiva.

"¡Muñeeeeeco, Muñeeeecooo!", entonaron los espectadores y calentaron las gargantas en la fría noche de Núñez.

Luego, fueron por más: "¡Gallardo es de River y de River no se va!". Ese grito sonó como "loop" por varios segundos para que quedara bien claro que pretenden su continuidad.

Gallardo, el lunes pasado, en la última gala benéfica de la Fundación River, comandada por Clara D'Onofrio, hija del ex presidente del "Millonario", dejó una frase que quedó picando.

"No encontrar el éxito deseado me deja un aprendizaje y es mucho más importante que cuando estamos en la vorágine del éxito. Y yo aprendí mucho este año, en los errores y en las equivocaciones. Eso me hace todavía una persona con más deseo de aprender", expresó el Muñeco.

La campaña de River en el año fue decididamente mala en materia de resultados y lo cerrará sin títulos. A eso le agregó las dos derrotas en el Superclásico ante Boca, partidos de bajo nivel y refuerzos que no rindieron lo esperado.

A pesar de todo, River está cerca de concretar su clasificación a la próxima Copa Libertadores y los hinchas no quieren saber nada con que Gallardo deje el club. Tampoco los dirigentes, quienes con Jorge Brito a la cabeza ya manifestaron su idea de renovarle el contrato.

Como en los últimos años, el mundo River estará pendiente de la palabra de Gallardo y, de acuerdo a lo que se comenta en los pasillos del Más Monumental, su trabajo continuará en 2023.

Fuente: Germán Balcarce

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés