El Economista - 70 años
Versión digital

dom 03 Jul

BUE 10°C
Versión digital

dom 03 Jul

BUE 10°C
Vulnerabilidad

¿Cuántos niños, niñas y adolescentes trabajan en Argentina?

El Día Mundial contra el Trabajo Infantil pone en relieve la gravedad de la problemática y concentrar la atención en las medidas para erradicar su explotación laboral

El trabajo infantil está prohibido en Argentina y es penado con hasta cuatro años de cárcel
El trabajo infantil está prohibido en Argentina y es penado con hasta cuatro años de cárcel
ElAuditor.info ElAuditor.info 15-06-2022
Compartir

En 2002, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) declaró el 12 junio como el Día Mundial contra el Trabajo Infantil para sensibilizar, poner en relieve la grave situación de los niños, niñas y adolescentes, y concentrar la atención en las medidas para erradicar su explotación laboral. 

El trabajo infantil constituye una de las más graves violaciones a los derechos humanos de los más jóvenes. En Argentina se estima que el 10% de niñas, niños y adolescentes de 5 a 15 años realiza actividades productivas: la cifra asciende al 19,8% cuando se trata de áreas rurales.

En comunicación con ElAuditor.info Gustavo Ponce, especialista en Trabajo Infantil de la OIT Argentina, mencionó que el día mundial contra esta problemática “es una estrategia para darle visibilidad al tema, y tratar de combatir su naturalización”

Además, expuso la “gran tolerancia” que se tiene en torno a las labores que ejercen los más chicos. “No se lo percibe como un problema, sino como un proceso natural que siempre existió y que siempre va a existir”, completó.

Normativa vigente

El trabajo infantil está prohibido en Argentina y es penado con hasta cuatro años de cárcel, sanciones administrativas, multas y la incorporación del empleador infractor al Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales. 

La regulación está dada por la Ley Nacional 26.061 de 2005 que protege de manera integral los derechos de los más chicos y, por otro lado, la Ley Nacional 26.390 de 2008 que prohíbe el trabajo infantil hasta los 16 años y establece un marco de protección de trabajo adolescente. 

Actualidad

En Argentina, “uno de cada 10 jóvenes por debajo de los 15 años trabaja”, según el funcionario de la OIT Argentina. Y en los últimos meses la problemática se agravó y muchos más niños, niñas y adolescentes empezaron a trabajar como consecuencia de la pandemia, afectados por la disminución de los ingresos familiares. Ponce relacionó directamente esta problemática con la pobreza infantil que presenta al país. 

  • Según el Indec, en el segundo semestre de 2021, 27,9% de los hogares argentinos estuvieron bajo la línea de la pobreza, lo que significó que 51,4% de los menores de 14 años eran pobres. 

Por otro lado, el encargado de las investigaciones sobre trabajo infantil de la organización expuso -sin dar cifras oficiales- que en la zona agraria “hay menor densidad de población, entonces el número relativo va a ser menor que en las ciudades, sin embargo el mayor porcentaje de niños que trabajan se concentra en el sector del agro”. 

Los datos más recientes que se tienen sobre el tema son de 2018, de los resultados de la última Encuesta de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA), elaborada por el Indec junto a la Secretaría de Gobierno de Trabajo y Empleo. 

  • Según se indica, 763.543 niños, niñas y adolescentes de 5 a 15 años trabajaban en Argentina. 
  • En detalle, 206.635 de estos jóvenes lo hacían en zonas rurales. Sin embargo, la información no está actualizada y, probablemente, creció en los últimos años. 

¿Qué políticas hacen falta?

El trabajo infantil - según Ponce- necesita tener un lugar en la agenda publica y en los presupuestos. “Se suele decir que el lugar de los niños es el juego. Sin embargo, el lugar de los niños es el presupuesto público”, afirmó el investigador.  

Asimismo, el funcionario del organismo planteó la necesidad de trabajar en estrategias concretas de “mejoras de ingresos de los padres”. Por otro lado, propuso la visibilización de las “consecuencias negativas sobre la salud, en las trayectorias escolares de los niños, y poner el ojo en estrategias de prevención”, indicó el especialista y completó, “no se debe culpabilizar a las familias”.

Ante este panorama, la OIT propone 4 grandes pilares: ampliación de la protección social, mercados laborales inclusivos, educación y sensibilización. En esta sintonía, el tema principal del 2022 para la organización es la "protección social universal para poner fin al trabajo infantil". 

En detalle, unos 1.500 millones de niños de entre 0 y 14 años en todo el mundo (73,6% del total) “no reciben ninguna prestación económica familiar o infantil”. Estas limitaciones de cobertura y de calidad se asocian con una “falta de inversión en protección social”. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés