El Economista - 73 años
Versión digital

sab 13 Jul

BUE 5°C
Proyectos

¿Cómo frenar la ludopatía infantil?

Frente al auge de la ludopatía y las apuestas online, los gobiernos provinciales y nacionales ya trabajan en diversos proyectos de ley para contrarrestar el avance de la ludopatía.

La adicción al juego es una enfermedad silenciosa que está afectando a niños y adolescentes en todo el país.
La adicción al juego es una enfermedad silenciosa que está afectando a niños y adolescentes en todo el país. .
Julieta Andrade 05 julio de 2024

Desde la legalización del juego online hubo un aumento notorio en los casos de ludopatía y cada vez son más las personas que comienzan a apostar a temprana edad. El asunto comienza a preocupar a los docentes y psicólogos quienes alertan que muchos de los adictos terminan sufriendo enfermedades mentales que, en algunos casos, derivan incluso en actos suicidas.

Los especialistas afirman que el problema radica en que en el juego presencial a una persona le puede tomar hasta 8 años volverse adicto, mientras que en el juego online este proceso se da tan solo en 1 o 2 años. La principal razón se debe a que requiere más tiempo ir a un espacio físico que a uno virtual, además de que de manera online es más fácil acceder al dinero virtual y perder la noción del tiempo.

"Mi hijo no llegó a endeudarse ni a robar a otras personas, como a muchos les pasa, porque antes decidió dejar de existir", relata la madre de un adolescente de catorce años que se suicidó luego de perder una apuesta. Cuatro meses antes del hecho había comenzado a jugar en casinos virtuales con el dinero de la mensualidad que le transfería su madre a su billetera virtual. Sin embargo, cuando comenzó a incrementarse la adicción y el dinero no alcanzó, empezó a rebuscarselas de distintas maneras para continuar apostando. "Él mismo me lo decía en la carta de despedida, para él (esa decisión) fue una apuesta más, jugar por última vez: o le salía bien, que para él era morir, o le salía mal. La lógica del azar, ganar o perder, pero ahora apostando su vida". 

A su vez, los docentes afirman que cada vez hay más adolescentes que durante el horario de clase están constantemente pendientes al celular. Esta desatención luego repercute en un bajo rendimiento escolar que muchas veces acaba con un ausentismo en clase y un alejamiento de los círculos de contención. 

Las ONG ya se hicieron eco de esta alerta y comenzaron a tomar medidas al respecto, como por ejemplo permitir el ingreso de jugadores menores de edad con problemas de juego para ayudarlos a tratar su adicción. 

¿Regulación o prohibición? Qué dicen los proyectos de ley

Actualmente en Argentina no hay una ley nacional que regule la actividad, lo que genera que haya muchas fragmentaciones y desacuerdos ya que cada jurisdicción toma sus propias medidas al respecto. 

Los especialistas afirman que es urgente que se tomen medidas para regular las apuestas online: no solo porque hay casos graves relacionados con trastornos de salud mental, sino también porque la mayoría de las plataformas son clandestinas e ilegales. Los sitios que están regulados son aquellos que operan con la extensión BET.AR, por lo que todos los que terminan con otra extensión (por ejemplo .com) no están autorizados para operar en nuestro país y suelen tener sede en países que son paraísos fiscales.

Frente a esta problemática, tanto en el Congreso nacional como en los poderes legislativos provinciales ya hay proyectos de ley que plantean diversas variables. 

Tal es el caso de la diputada por el Frente Renovador, Micaela Morán, que impulsa la prevención y la regulación de los juegos de azar o el de Maricel Etchecoin por la Coalición Cívica, el cual establece multas para quienes promocionen los sitios de apuestas que no tienen licencia para operar en nuestro país, además de que propone un plan de prevención de la ciberludopatía. Asimismo, el diputado nacional Maximiliano Ferraro presentó otro proyecto de ley que prohíbe la publicidad, promoción y sponsoreo de los juegos de azar online y físicos. 

Algo a destacar de este proyecto es que limita los medios de pago excluyendo el uso de sistemas de crédito y tarjetas de prestaciones de ayuda social, permitiendo únicamente el uso de efectivo y tarjetas de débito con un tope equivalente al permitido para extracciones en cajeros. Además propone identificar biometricamente a los usuarios al inicio de cada sesión, garantizando así que los menores de edad no puedan apostar. 

A su vez, el exministro de Economía, Martín Guzmán declaró, en diálogo exclusivo con El Economista, que está trabajando en un proyecto de ley contra la ludopatía. "Desde un punto de vista económico, el juego no agrega valor. En todo caso lo que termina haciendo es generar una pérdida de valor para la sociedad que va a tener más inestabilidad", dice Guzmán y ratifica que "es una problemática que hay que atacar ya". 

  • Según el exministro, "es vergonzoso que los clubes de fútbol de Argentina tengan publicidades de casas de apuestas online en sus camisetas".

Asimismo, Guzmán resaltó el proyecto de ley del legislador chaqueño Santiago Pérez Pons centrado primordialmente en la protección del usuario. 

***

Un joven de 16 años perdió US$ 400.000 por las apuestas 

***

El proyecto destaca la obligación de presentar datos biométricos (eso excluiría el ingreso de menores de 18 años, "que es el prinicipal problema, aunque no el único"); prohibición de publicidades de las plataformas y prohibición en edificios públicos y escuelas del uso de estas plataformas. Además, las plataformas deberían informar los riesgos de su uso, así como los cigarillos informan del riesgo de cáncer. 

No obstante, el exministro de Economía comentó que agregaría un requisito para que las obras sociales y las medicinas prepagas brinden cobertura integral del tratamiento por ludopatía, al incorporar esta enfermedad al P.M.O. (Programa Médico Obligatorio)

El exministro de Economía, Martin Guzmán, está trabajando en un proyecto de ley contra la ludopatía.

En 2021 se publicó en The Economic Journal un paper de Joseph Stiglitz y Guzmán en el que elaboraron la idea de "pseudo-riqueza" (ver): "Si vos crees que Argentina tiene 60% de chances de ganarle a Brasil y yo pienso lo contrario, y si ninguno es adverso al riesgo, los dos vamos a apostar. Ahora, eso no va a generar valor para la sociedad, pero dado lo que esperamos los dos, nos vamos a sentir más ricos y entonces vamos a también a tener niveles de gasto por encima de lo que para la sociedad es factible hasta que se revela que uno gana y el otro pierde y ahí se acabó y ahí el gasto de la sociedad como un todo tiene termina ajustando para abajo. Eso genera problemas desde el punto de vista de la estabilidad", ejemplifica y dejó un tema abierto: "El juego está muy vinculado al sistema político. Es un tema que la Justicia debería investigar más".

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Santiago Perez Pons (@santiagoperezpons)

Cuáles son los motivos de este incremento

El mercado mundial de juegos de azar en línea superó los US$ 65.300 millones en 2020 y se prevé que para el 2027 escale a casi US$ 130.000 millones, según el informe "Global Online Gambling Markets-Previsiones de 2022 a 2027″.

Según una encuesta que realizó la consultora Opina Argentina, el 16% de los jóvenes afirma haber apostado alguna vez. El estudio asegura que tres de cada diez personas conoce a alguien de su entorno social afectado por la ludopatía. 

Además afirman que los jóvenes son quienes más apuestan y que los hombres (11%) son más propensos que las mujeres (5%). También se reveló que el grupo de menor nivel educativo (48%) son más proclives a apostar, mientras que los de mayor nivel educativo tienen menor tendencia ya que son más prudentes de las consecuencias que puede traerles.

El 16% de los jóvenes afirma haber apostado alguna vez, según una encuesta de la consultora Opina Argentina.

Hoy en día la mayor parte de los adolescentes y jóvenes tienen acceso a un celular lo que les permite empezar a apostar sin el consentimiento de sus padres. Esto es posible porque las aplicaciones no restringen a los menores de edad y tampoco requieren que se ingrese dinero previamente ya que permiten que se empiece a apostar con algunas monedas de prueba gratuita. Sin embargo, cuando estas acaban se debe pagar con dinero real que generalmente viene de parte de sus padres o de billeteras virtuales. 

Otro de los principales factores son las publicidades que aparecen en las redes, medios, y hasta en las camisetas de los clubes de fútbol, las cuales son promocionadas por deportistas, famosos e influencers. A este contexto se le suma la crisis económica que atraviesa el país que motiva a que muchas personas comiencen a apostar porque consideran que es una manera sencilla de ganar dinero. 

Cómo detectar los síntomas 

En 1992 la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó a la ludopatía como una enfermedad y se estima que hoy en día entre el 1 y el 3% de la población mundial es adicta al juego. La ludopatía implica que las personas son incapaces de resistir los impulsos a jugar, a pesar de ser conscientes de las consecuencias personales, sociales y económicas que pueden traerles.

  • Una de las principales alertas es que las personas adictas suelen pedir mucho dinero o no saben explicar los motivos de por qué lo necesitan. Al principio las apuestas suelen ser pequeñas y luego el valor comienza a incrementarse, lo cual puede modificar el comportamiento de la persona al punto de mentir, endeudarse y hasta robar para poder continuar apostando.
  • La persona que apuesta suele mostrar sentimientos de vergüenza, irritabilidad y ansiedad, además de padecer trastornos del sueño y disminuir el rendimiento en sus actividades diarias.
  • A medida que la adicción crece es normal que la persona comience a aplazar otras actividades personales y sociales en pos de priorizar el juego. Es importante detectar cuándo la persona se aparta de su círculo social o comienza a ausentarse a determinadas actividades rutinarias.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés