Silicon Valley

Para los directores ejecutivos, las redes sociales perdieron su atractivo

El trabajo del CEO se ha vuelto cada vez más político

Para los directores ejecutivos, las redes sociales perdieron su atractivo
30-11-2021
Compartir

La salida del CEO Jack Dorsey de Twitter muestra que, en Silicon Valley hoy, las redes sociales se están convirtiendo en un campo del que huir.

Inmediatamente después del cambio de nombre de Facebook y el nuevo enfoque metaverso, la renuncia de Dorsey es otra señal de que la industria ahora ve las redes sociales masivas que construyó durante las últimas dos décadas como "aplicaciones heredadas" con errores sumidas en molestos problemas sociales.

  • Los fundadores, inversores e ingenieros más ambiciosos e inquietos de la tecnología siempre han preferido construir algo nuevo desde cero a reparar productos existentes.

Dorsey, quien escribió por primera vez la idea de Twitter en un bloc de notas hace dos décadas, anunció el lunes por la mañana que dejaría el cargo de director ejecutivo y la compañía que dirigió desde 2015.

  • La medida se produce semanas después del anuncio del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, de que cambiaría el nombre de su empresa a Meta y reorientó sus esfuerzos futuros en torno a la realidad virtual, la realidad aumentada y la creación de una dimensión digital 3D para el trabajo y el juego.
  • El conflicto de la sala de juntas con los inversores activistas también puede haber empujado a Dorsey hacia las salidas. Pero estaba claro, en todo, desde sus tuits públicos hasta sus interacciones dentro de la empresa, según lo informado por los empleados, que el CEO también era ambivalente sobre su trabajo.

En los últimos años, la confianza del público en las redes sociales solo en EE.UU. cayó en picada, ya que los usuarios culpan a las empresas de polarizar la política nacional, abusar de la información personal y dejar que el discurso de odio se propague de forma desenfrenada. El trabajo del CEO se ha vuelto cada vez más político.

  • Los ejecutivos son llevados regularmente ante el Congreso para responder a las preguntas de los legisladores y escuchar sus arengas, un proceso que Dorsey, incluso más que sus pares, parecía considerar una imposición ridícula.
  • La decisión de Dorsey de prohibir a Donald Trump después de los disturbios en el Capitolio del 6 de enero le robó al expresidente un megáfono que aún extraña. La derecha gritó censura y la izquierda culpó a Dorsey por no actuar antes.

En lugar de perder el tiempo en el mundo de la política en el que no se puede ganar, la mayoría de los directores ejecutivos de tecnología preferirían estar soñando con nuevas ideas de plataformas y liderando equipos de desarrolladores que las construyen.

  • Dirigir una empresa de redes sociales perdió su atractivo una vez que se convirtió en un trabajo de dilemas intratables: equilibrar la libertad de expresión y la desinformación, la privacidad y la interoperabilidad, la apertura y la seguridad del usuario, y más.

Los observadores de la industria esperan que en su carrera posterior a Twitter, Dorsey, quien también ha sido CEO de Square, la compañía de pagos en línea, persiga su pasión por Bitcoin, las criptomonedas y todo el movimiento web3 / blockchain.

  • Su sucesor como CEO de Twitter, el actual CTO Parag Agrawal, ahora lidera el proyecto Bluesky de la compañía, un esfuerzo por reconstruir las redes sociales en torno a protocolos abiertos de blockchain.
  • Las acciones de Twitter subieron 67% durante el mandato más reciente de Dorsey, en comparación con el 260% de Meta (antes Facebook). Y Twitter obtuvo US$ 3.700 millones en ingresos el año pasado, mientras que Meta recaudó casi US$ 86.000 millones.
     

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés