El Economista - 73 años
Versión digital

lun 22 Jul

BUE 11°C
Versión digital

lun 22 Jul

BUE 11°C

equilibrio

Equilibrio, divino Tesoro

Para no tropezar nuevamente con la misma piedra, el énfasis debe estar en seguir en el sendero de mejora del resultado primario, que los superávits dejen de ser accidentes de la Historia y que exista un compromiso de todas las fuerzas políticas en mantenerlo.

Otra vez el equilibrio

Para salir de esta emboscada histórica hay que pensar en el equilibrio sistémico y no renunciar a ninguno de los instrumentos aptos para reparar los profundos desequilibrios, de los que el mercado es sólo uno y el Estado, como voluntad colectiva, el principal responsable.

No se hizo nada en los pies, porque cayó de cabeza

Hace décadas, el desequilibrio se lo trata de resolver con otro desequilibrio. El resultado es que, históricamente, el último desequilibrio es mayor y nos lleva a desequilibrios acumulativos, una suerte de tela de araña de desequilibrios sin fin en la que estamos entrampados.