Martín Gill: “Hemos efectuado en Córdoba la mayor inversión de la historia”

Martín Gill se mostró positivo de cara a las elecciones, a pesar de que Córdoba es un territorio hostil para el peronismo.

gil
gil
Pablo Varela Pablo Varela 11-08-2021
Compartir

Por Pablo Varela

El precandidato a diputado por Córdoba y secretario de Obras Públicas de la Nación, Martín Gill, dialogó con El Economista en medio de la campaña electoral que tendrá en la provincia mediterránea un territorio adverso para el oficialismo y el gran desafío de retener una banca del Senado.

Con su renuncia a disposición del Poder Ejecutivo (por pedido del Presidente), Gill, quien trabajó activamente para la unidad del peronismo en 2019, se mostró optimista de cara a la contienda electoral y destacó la disposición de Alberto Fernández para dejar atrás las desavenencias del peronismo con la provincia de Córdoba.

Se dice siempre que Córdoba es un terreno hostil para el peronismo. ¿Cómo está viendo la campaña?

Vemos que es un distrito electoral de los más complejos para el peronismo a nivel nacional y para el Frente de Todos. Tenemos la expectativa y la confianza de que el FdT ha armado un frente electoral que sintetiza su expresión plural y expresa lo que todos hemos podido hacer en estos dieciocho meses de gestión, para dar vuelta página de desencuentros de Córdoba y Nación, por decisión del presidente Alberto Fernández. Hay una decisión política de realizar en Córdoba la más alta inversión que se haya hecho en los últimos años y eso nos hace ver con expectativa y confianza que vamos hacer una de las mejores elecciones en el último tiempo.

¿Cuánto incide en ese diagnóstico la “polarización nacional” que se cuela en Córdoba en las elecciones de medio término?

Más que con un escenario tiene que ver con una decisión desde todos los ministerios, como el de Desarrollo Productivo y el de Defensa, dándonos un discurso para que la industria vuelva a tener reactivación. Tiene que ver con el apoyo institucional, el trabajo coordinado con la provincia en el abordaje desde el Ministerio de Salud, con la construcción de hospitales, equipos y el plan de vacunación. Tiene que ver con el apoyo institucional para que la Caja de Jubilaciones de la provincia, por primera vez en muchísimos años, haya tenido superávit. Tiene que ver con $28.000 millones de inversión en materia industrial para que pueda reactivarse. Con la industria automotriz creciendo por encima de los años de la gestión de Mauricio Macri. Hay nuevos puestos de trabajo, y en la industria de línea blanca también se ve una reactivación importante.

¿Cómo está la gestión del Ministerio de Obras Públicas en Córdoba?

Hemos efectuado en Córdoba la mayor inversión de la historia en el año más complejo. Llegamos a 350 municipios con inversiones de capital. 20 obras viales, llevamos adelante obras de saneamiento. En materia de infraestructura universitaria, hoy tenemos 8 obras en marcha. Eso nos muestra que los tiempos de los desencuentros se han dado vuelta, y estamos en un momento muy importante. Nuestra idea es trabajar juntos desde Nación, provincia y municipios y eso es lo mejor para Córdoba. El Presidente lo ha tomado como bandera y va a tener una correspondencia de miles de cordobeses.

¿Cómo se encuentra la relación con el gobernador Juan Schiaretti?

Es una relación sumamente correcta desde lo institucional. Se vio reflejada en la reciente visita del Presidente a Córdoba y el acompañamiento del gobernador Schiaretti en la fábrica de aviones y en la inauguración de la Autopista San Francisco-Córdoba. Desde lo político no hubo posibilidad de un acuerdo porque hay en tensión intereses de quienes quieren cerrar a Córdoba sobre sí misma, y los que creemos que no hay antagonismos y entendemos que Córdoba será un motor para la Argentina que viene.

¿Cuáles son las expectativas electorales para el FdT cordobés?

Sabemos que es un contexto difícil en términos de lo que fue históricamente que la expresión nacional del peronismo ha tenido en Córdoba. Pero vamos a hacer una de los mejores elecciones y vamos a hacer una de las grandes sorpresas de la elección. No solo por la propuesta electoral, si no que es el reflejo del trabajo del trabajo que hemos realizado en estos dieciocho meses.

¿Le falta narrativa y una estrategia de acercamiento al peronismo respecto de la refractaria región central?

Respecto de las propuesta de Hacemos por Córdoba y la agenda de los enfrentamientos forman parte del pasado y se han quedado en la historia. Esa no es la agenda del Gobierno Nacional y mucho menos es la agenda de la gente. En nuestro Gobierno y a pesar de un contexto como el que tuvimos, hemos logrado tener acciones y logros concretos. Tal vez hayamos tenido una mayor fragilidad para comunicar lo que hemos hecho. Pero ese punto lo iremos consolidando con el correr de los días y estamos confiados en lograr una sólida expresión electoral.

¿Cómo imagina el Congreso luego del 10 de diciembre?

Seguramente viene la etapa de la reconstrucción de Argentina. El Presidente nos pone el desafío que no sea una Argentina igual a la prepandemia, endeudada, con pobreza del 50%. Hacen falta cambios de fondo, como una nueva Ley de Obra Pública, una Ley de Educación superior con perspectiva federal. Eso requiere capacidad de diálogo y lograr consensos. No se trata tanto de dónde venimos, sino hacia dónde queremos ir. Espero un Congreso de diálogo porque le va a tocar sentar las bases de lo que el Presidente nos marca.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés