El Economista - 70 años
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 10°C
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 10°C

Las fuerzas provinciales juegan con boleta corta

Los oficialismos reelectos de Córdoba, Río Negro, Misiones y Neuquén inscribieron sus candidatos a diputados y no llevarían presidenciales. Chubut, con FF

14-06-2019
Compartir

Entre la larga serie de triunfos oficialistas en las elecciones provinciales, las fuerzas sin referencias concretas más allá de sus distritos tuvieron su importancia. Con el cierre de alianzas que se dio entre ayer y anteayer, esos espacios intentaron confirmar su anclaje local y presentaron “boletas cortas”, con la posibilidad de presentar candidatos para las categorías de legisladores nacionales, pero sin postulantes en las elecciones presidenciales. Con libertad de acción, negociaciones a dos bandas o acuerdos por lo bajo, los gobiernos de Córdoba, Río Negro, Misiones y Neuquén, intentan hacer su juego. Con particulares en cada caso

Donde más están posadas las miradas por estas horas es en Córdoba. Por razones demográficas y también políticas. O, sobre todo, políticas. El gobernador Juan Schiaretti fue clave en la conformación de Alternativa Federal, el espacio que se desvaneció luego de que sus principales referentes tomaron rumbos distintos. Bien distintos. El senador nacional Miguel Angel Pichetto será el compañero del presidente Mauricio Macri, el dirigente del Frente Renovador Sergio Massa se sumó al frente conformado por peronistas y kirchneristas, y el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey, finalmente, compartirá fórmula como vice del economista Roberto Lavagna.

Córdoba, además, es un territorio altamente simbólico para Cambiemos o Juntos por el Cambio. Fue determinante para el triunfo del presidente Mauricio Macri en el balotaje de 2015 y logró un holgado triunfo en las legislativas de medio término. Schiaretti dispuso no inclinarse particularmente por ninguno de los siete frentes nacionales e inscribir su frente para disputar en las categorías legislativas, pero la decisión trajo mucho mar de fondo. En Unión por Córdoba existe una corriente mayoritaria que pretende jugar sus cartas por la fórmula Fernández-Fernández. Sobre todo, varios intendentes de peso. Entre ellos estaría el electo por la capital Martín Llaryora. De todos modos, quedan nueve días para negociar, en uno y otro sentido.

En Misiones, el oficialista Frente Renovador de la Concordia también optó sólo por la boleta local. Con una pequeña sangría. Esta vez sectores del peronismo, Kolina y el Frente Grande se sumarán al Frente de Todos y apoyarán la fórmula Fernández-Fernández. El gobernador Hugo Passalacqua fue uno de los más cercanos al Gobierno. Aun así, le dará libertad de acción a sus seguidores.

Río Negro y Neuquén, en tanto, son dos provincias en las que Pichetto tiene cierta influencia. O, por lo menos, eso presume. La primera es su distrito de origen. En las elecciones a gobernador, el senador apoyó la lista de Alberto Weretilneck encabezada por Arabela Carreras y ahora espera un gesto de retribución, más allá del frío recibimiento inicial de la noticia por parte de la gobernadora electa. En Neuquén, en tanto, fue donde Macri y Pichetto presentaron la fórmula, con Vaca Muerta como testigo y el MPN como distante anfitrión.

En Chubut, en tanto, el reelecto Mariano Arcioni parece haber dado directivas de jugar con Frente con Todos, en consonancia con su buena relación con Sergio Massa.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés