Daer a la UIA: “El salario no puede estar en juego por no vacunarse”

El Gobierno y otras cámaras empresarias se expresaron en una línea similar

hector-daer-en-la-entrevista-con-jorge-fontevecchia-1054277
hector-daer-en-la-entrevista-con-jorge-fontevecchia-1054277
13-08-2021
Compartir

Luego de que la Unión Industrial Argentina (UIA) planteara la necesidad de dejar de pagar el salario a los empleados que desistan de vacunarse contra el Covid-19, el Gobierno recordó que la vacunación es “optativa” y rechazó la posibilidad de aplicar sanciones en ese sentido.

La iniciativa de la entidad industrial había generado ya cierto rechazo de parte del mundo sindical. Sin embargo, sorprendió que desde entidades empresarias y desde el propio Gobierno se manifestaran en contra. En un principio, su pudo haber leído como un incentivo para la vacunación masiva en un contexto de oferta de dosis.

Por su parte, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero sostuvo ayer que "no debería existir ninguna política sanitaria dictada desde las empresas", al rechazar la postura del titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja. En igual sentido se expresó la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, quien restó importancia a los dichos del dirigente empresario al considerar que "la mayor parte de la población argentina entiende la importancia de la vacunación".

En una jornada en la que CGT volvió a rechazar la iniciativa, también se manifestó en el mismo sentido desde la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC). En tanto, el presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (Bice), José de Mendiguren, también se manifestó ayer en contra, aunque el miércoles había dicho que la propuesta de la entidad industrial podría “ayudar a acelerar” el proceso de inmunización.

“El salario no puede estar en juego por no vacunarse y no corresponde porque la vacunación es optativa”, dijo ayer el secretario general de la CGT, Héctor Daer, en declaraciones radiales. El dirigente comentó que existe "una gran aceptación por parte de la población" para inmunizarse contra el coronavirus por lo que "no puede haber una política de sanción, vinculada a eso, más si la vacuna es optativa".

El miércoles, desde la CGT ya habían rechazado las expresiones de Funes de Rioja al considerar que imponer sanciones de ese tipo "no es el camino adecuado". Esta semana, Funes de Rioja, en una rueda de prensa realizada tras la reunión de junta directiva de la UIA, opinó sobre la situación de aquellos trabajadores que no deseen vacunarse y expresó que "en esos casos cesa la dispensa y también la remuneración".

En sus declaraciones matutinas, Cafiero sumó que en la Argentina existe "una gran aceptación en el tema de la vacunación" y que el país "viene con una gran cultura de calendario de vacunas, algo que se amplió durante el gobierno de Cristina (Fernández de Kirchner)".

En ese sentido, precisó que "en la actualidad tenemos una cobertura del 80% de mayores de 18 que ya tienen al menos una dosis contra el coronavirus, lo que en breve se completará".

"Así que hay una gran aceptación, y por otra parte, no puede haber una política económica, o de sanción, si la vacuna es optativa", insistió el funcionario.

Asimismo, el presidente de la CAC, Mario Grinman, manifestó una discrepancia de esa entidad respecto a la de la UIA. "Somos muy respetuosos del derecho individual de la autodeterminación. Si alguna persona decide no vacunarse no está cometiendo ningún delito, más allá de que el escenario ideal sería que el 100% de los argentinos estemos todos vacunados", expresó en una entrevista radial.

"Si el Estado considera que las personas que no se vacunan son un riesgo para la comunidad en general, va a tener que actuar en consecuencia, pero eso es potestad del Estado, el empleador no tiene potestad si el empleado se presenta a su trabajo de impedirle trabajar, y menos aún de descontarle el salario, porque eso seguramente va a terminar en un litigio judicial y eso es muy malo para todos", expresó.

En tanto, De Mendiguren, quien además es miembro de la Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA), subrayó que "no es legal" la propuesta de Funes de Rioja y que fue una "opinión personal", y no un planteo de la entidad. Esas declaraciones resultaron llamativas, puesto que un día antes había considerado positiva la sanción a empleados que decidan no inocularse.

"¿Puedo yo tomar esta medida como industrial? No, definitivamente no", afirmó De Mendiguren a Radio Del Plata. "Yo no conozco en la Argentina trabajadores que no se quieran vacunar, ni en mi fábrica, ni en la de mis amigos. No es la generalidad", aseguró De Mendiguren.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés