ARA San Juan

Confirman al juez Bava en la causa que investiga a Mauricio Macri

El Tribunal de Apelaciones rechazó una recusación que presentó contra el juez el abogado de Macri

Mauricio Macri.
18-11-2021
Compartir

La Cámara Federal de Mar del Plata confirmó hoy al juez subrogante de Dolores Martín Bava en la causa que investiga al expresidente Mauricio Macri por presunto espionaje ilegal a familiares de víctimas del hundimiento del submarino ARA San Juan, en 2017.

El Tribunal de Apelaciones rechazó una recusación que presentó contra el juez el abogado de Macri, Pablo Lanusse, según el fallo al que tuvo acceso Télam. Los camaristas Eduardo Jiménez y Alejandro Tazza ratificaron a Bava y concluyeron que no se advierte "algún motivo que pudiera generar temor de parcialidad o dependencia en los procedimientos, pasos y decisiones tomadas por el juez de la causa".

El fallo se conoció luego de una audiencia en la que el viernes último los jueces escucharon al defensor de Macri de manera presencial en Mar del Plata. "Carece de asidero sostener un 'temor de parcialidad y ausencia de independencia' cuando lo que tenemos ante nosotros es la actuación de un magistrado que resuelve en favor del pedido de las partes", agregaron en relación a la audiencia donde a pedido de la defensa de Macri y de la fiscalía hubo una suspensión porque el expresidente no estaba relevado de su deber de confidencialidad.

El abogado de Macri había presentado como prueba el video de la audiencia suspendida, pero los jueces que lo revisaron señalaron que no se advierte allí ningún elemento que no hubiera sido consignado en el acta de la indagatoria fallida en la que estaba claro que el juez consideraba que no hacía falta que al exmandatario se lo relevara del deber de confidencialidad pero que accedía al pedido para garantizar el derecho a la defensa invocado por esa parte. 

Lanusse también había planteado que cuando el juez dejó asentado que accedió al pedido de suspender la audiencia para dar curso al planteo de la defensa de Macri lo hizo para evitar futuros “cuestionamientos infundados” lo que para el imputado significaba el delante de la opinión sobre planteos aún desconocidos. 

“Más allá de la opinión que las partes pudiesen verter sobre los aspectos técnicos jurídicos de la terminología empleada, tampoco puede ser considerado como un prejuzgamiento basado en ´ambigüedades que no solo son deductivas, sino fantasiosas y prejuiciosas en perjuicio del debido proceso y la defensa en juicio´, ni pueden ser atisbo de tan severo juicio o menoscabo alguno a la libertad que tiene el Dr. Lanusse, para escoger según su buen criterio procesal”, sostuvieron los camaristas. 

No advertimos causales sobrevinientes al anterior rechazo de la recusación intentada por esta misma parte, siendo que de esas labores judiciales no se pudo evidenciar o traslucir parcialidad o dependencia alguna, tanto en la celebración de la audiencia cuestionada, como en el trámite del pedido de relevamiento del secreto al ex Presidente”, enfatizaron los jueces. 

En el mismo fallo de 11 páginas, de todas formas, los camaristas señalaron que advierten “con cierto grado de preocupación, la adopción de algunas decisiones conductuales durante el transcurso del proceso, que cuestionadas por su desprolijidad -y que en definitiva fueron subsanadas-, deberán en lo sucesivo ser evitadas por el juez de grado a los fines de garantizar la buena marcha del mismo, teniendo en particular consideración el contexto en que se producen y las repercusiones institucionales que cada una de esas decisiones adoptadas conlleva”. 

Luego de conocido el fallo, la abogada Valeria Carreras, representante de una de las querellas de familiares de tripulantes, sostuvo que hoy ganaron “los nadies” ?en referencia al término acuñado por el escritor Eduardo Galeano- quienes “munidos de la verdad y las pruebas, sin poder alguno, obtuvimos justicia frente a un planteo infundado y evidentemente dilatorio planteado por Macri”. “Seguiremos con la única consigna que nos motiva, la verdad y la justicia para los tripulantes, las familias de los tripulantes y para los argentinos”, enfatizó Carreras.  

El juez Bava está en condiciones de definir la situación procesal de Macri a quien ya indagó, bajo la acusación de haber promovido las maniobras de espionaje ilegal que habrían tenido como víctimas a los familiares de los tripulantes del submarino hundido.  El expresidente está imputado por maniobras de espionaje porque, como presidente, era el responsable de fijar los lineamientos estratégicos y objetivos generales de la política de Inteligencia Nacional, según la ley de inteligencia, se sostuvo al convocarlo a indagatoria, en una resolución que firmó Bava el 1 de octubre pasado. 

Además, la Justicia sospecha que el exmandatario se nutrió de informes elaborados por la AFI para poder conocer de antemano los reclamos que le harían los familiares de las víctimas y que algún organismo del Estado pudo haber utilizado la información para saber con quienes se vinculaban. 

En la causa abierta a raíz de una denuncia de la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia Cristina Caamaño están procesados además los exresponsables de la AFI en el macrismo Gustavo Arribas y Silvia Majdalani. 

La estrategia de Macri de buscar apartar al juez Bava incluye una segunda jugada de más largo aliento: apunta a que la causa pase a los tribunales Federales de Comodoro Py, bajo el pretexto de que, si el hubiere dado alguna orden ilegal desde la Casa Rosada, el hecho debería ser investigado en los tribunales federales porteños.  En ese sentido, la defensa de Macri ya formuló un planteo ante el juzgado del juez Ariel Lijo donde tramitaba uno previo realizado por Arribas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés